Monday, November 26, 2012

CUBA: "DIÁLOGO" DE LAS FARC

Ministro colombiano insiste en que FARC no ha cumplido cese al fuego

El ministro colombiano de Defensa, Juan Carlos Pinzón, insistió este lunes en que la guerrilla comunista de las FARC no ha cumplido con el cese al fuego anunciado el pasado lunes en Cuba, en el marco de los diálogos de paz que realiza con el gobierno de Juan Manuel Santos.“Hay algunas evidencias que demuestran que no (han cumplido)”, dijo Pinzón en una entrevista con el diario El Tiempo de Bogotá, en la que además dijo que esa guerrilla “le ha mentido históricamente a Colombia”.
“Ojalá negocien pronto y, de una vez por todas, declaren un cese al fuego para el resto de la vida”, agregó, tras advertir que “mientras tanto, las Fuerzas Militares y la Policía no bajarán ni un instante la guardia”.
De esta forma respondió el ministro a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que el domingo en La Habana acusaron a Pinzón de estar saboteando los diálogos de paz.
Rubén Zamora, delegado de las FARC en esos diálogos, dijo en una declaración a periodistas que el “ministro de Defensa” y algunos generales “han venido disparándole al proceso de diálogo”.
“Manifestamos nuestro total acatamiento al cese unilateral de acciones ofensivas ordenado por el Secretariado Mayor de las FARC, a la vez que hacemos claridad” de que “está referido específicamente a las acciones ofensivas”, puntualizó Zamora en un comunicado leído en La Habana.
Además las FARC ratificaron su “total acatamiento al cese unilateral” del fuego que decretó unilateralmente entre el 20 de noviembre y el próximo 20 de enero.
Respecto a la denuncia de Pinzón, el frente 36 de las FARC y Bloque Occidental de esa guerrilla expidieron sendos comunicados en el que afirman que están comprometidos con el cumplimiento de la tregua, pese a que el frente 36 admitió la voladura de dos torres de energía porque desconocía la orden.
“Las torres de energía derribadas en el Reposo, municipio de Campamento, el día 20 de Noviembre, se produjeron a causa que la orden de cese al fuego no alcanzó a llegar a la unidad guerrillera comprometida en estas acciones”, dijo.
Por su parte el Bloque Oriental señaló que “el día 20 de noviembre de 2012, unidades de la Fuerza de Tarea Apolo del Ejército, en el marco del llamado Plan Espada de Honor, realizaron un simulacro de combates en la zona rural del corregimiento de Huasanó municipio de Caloto (departamento de Cauca, suroeste) en inmediaciones de la población civil, haciéndolo pasar como un combate con las FARC”.
El gobierno de Santos no se sumó al alto al fuego, toda vez que desde el inicio del proceso advirtió que el diálogo, orientado a ponerle fin al conflicto armado con las FARC, se realizaría sin que las fuerzas militares dejaran de combatir a esa guerrilla y demás organizaciones armadas ilegales.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2012/11/26/v-print/1351603/ministro-colombiano-insiste-en.html#storylink=cpy

---

Monólogo y vedetismo


Atascada en sus viejas ideas, las FARC manejan la negociación en Cuba como un acto promocional.

'Iván Márquez', número dos de las FARC y jefe de los negociadores de la guerrilla en las conversaciones de paz con el gobierno colombiano. (EFE, La Habana)
La única seña clara que le queda a la cúpula de las FARC de la ideología que dicen que los impulsó a tomar el camino de la guerra en 1964 es su habilidad para utilizar la propaganda y acreditarse como la voz legítima del pueblo. Solo que esa es una fórmula vencida por el amasiato de dos factores: el tiempo y el expediente de la narco guerrilla.
Una generación de jefes se fue al monte hace más de medio siglo con el anuncio de la creación de un ejército popular que repartiría la tierra de los latifundios a los campesinos. Lo que hicieron fue armar unas bandas de traficantes y secuestradores que repartieron la tierra, pero entre ellos y sus frentes de batalla.
Así sacaron de sus lugares de origen a miles de familias colombianas. Ahora están atascados en sus viejas trincheras asediadas por el ejército y en sus viejas ideas superadas por una realidad que, para bien o para mal, ha cambiado la vida en el continente y los llama a ponerse otros trajes sobre sus disfraces de héroes.
Este verano dieron los primeros pasos para el cambio de ropa. Firmaron en La Habana (el patio de sus abuelos) un acuerdo para iniciar un diálogo de paz con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos. Enseguida iniciaron un show mediático con anuncios, reclamos y exhibiciones en un escenario demodé en el que aparecen unos comandantes sin estrellas que usan, por ejemplo, el alias misterioso de José Pérez Morales, aunque su verdadero nombre es Juan Morales Pérez.
Están confundidos sobre los puntos a negociar y no tienen fechas para los plazos del fin del conflicto. Eso sí, está estructurado el plan para robar cámaras. El martes anunciaron un alto al fuego unilateral y lo violaron a las pocas horas. Después presentaron una guerrillera holandesa, con nombre de guerra y talante de vedette revolucionaria, que recitó un catálogo de lugares comunes ante una estatua de Ernesto Guevara.
La delegación gubernamental no habla. Cuba es la cálida sala de prensa de quienes han organizado un monólogo promocional de la FARC y nada más representan a los colombianos en los manuales políticos desfasados y en los perecederos titulares de las noticias.

No comments:

Post a Comment