Sunday, September 23, 2018

TRUMP PLANEA NEGAR RESIDENCIA A QUIENES UTILIZAN PROGRAMAS DE BENEFICIO PÚBLICO

No afectaría a los emigrantes que poseen la “green card”
inmigrantes en EEUU no podran obtenr residencia si son una carga publica
(CNN)
El gobierno de Donald Trump está proponiendo nuevas leyes en materia de regularización migratoria que penalicen con la no obtención del permiso de residencia a quienes estén siendo beneficiarios de programas públicos en situación irregular.
Según fuentes citadas por el Nuevo Herald la política no alcanza a los que ya tienen tarjeta “Green Card” o sea, que ellos pueden estar tranquilos. Pero para el resto que alguna vez utilizó o utilice beneficios como Medicaid, cupones para alimentos, vales de vivienda entre otros, podrían ser un impedimento inhabilitante para legalizar su situación migratoria en EE.UU.
El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) exige que quienes obtengan una tarjeta de residencia no sean una carga pública para el gobierno federal por lo que haber sido beneficiario ayudas gubernamentales es “un factor considerablemente negativo”.
Los emigrantes siempre en condiciones desfavorables para encontrar trabajo bien remunerado ahora se encuentran en una disyuntiva; recibir ayuda financiera pública o aspirar a la residencia permanente para vivir de forma legal en EE.UU.
Se estima que cerca de 382 000 inmigrantes anuales se verían perjudicados con esta iniciativa del ley.
Kirstjen Nielsen, secretaria del DHS, dijo: “De acuerdo con la vieja ley federal, aquellos que buscan inmigrar a Estados Unidos deben demostrar que pueden mantenerse económicamente, la nueva tiene la intención de promover la autosuficiencia de los inmigrantes y para proteger los recursos limitados, garantizando que no es probable que se conviertan en una carga para los contribuyentes estadounidenses”.
Tomado de Cubanet 

EN CUBA USAN ESCUELAS COMO ALBEQUES PARA PROFESORES

ICLEP-CIMARRON DE MAYABEQUE: Escuela o vivienda.

Por: Carlos Ulacia. Periodista Ciudadano
Mayabeque, 23 de sept. 2018
Se quejan padres en la barriada del Sopapo ante el gobierno por faltas de aulas en las escuelas debido a que algunas las han convertido en habitaciones para algunos profesores. Situación que preocupa a muchos, pues el curso escolar ya se inició. Esta situación afecta la escuela de secundaria básica nombrada República de Argelia ubicada en la calle 70.
Muchos adolecentes que querían realizar sus estudios en este centro estudiantil tienen que trasladarse a otros porque varias aulas han sido ocupadas como habitaciones para algunos profesores que se encuentran desalojados, y no tienen donde vivir.
Roberto Roque Martínez, esposo de una de las profesoras que conviven en la escuela expresó: "mi mujer vino desde oriente buscando mejoría y hace ocho años que vive en este centro estudiantil, ambos nos hemos presentado en planificación física en muchas ocasiones pero siempre nos dicen que nos darán un terreno para construir y aún lo estamos esperando, sé que esta situación afecta a muchos estudiantes pero que podemos hacer”.
"Es una falta de respeto y de descontrol, si no tienen casa denle a esos educadores algún terreno y así no se ve afectada la enseñanza de muchos jóvenes que se han interesado por ejercer sus estudios en dicho centro, mi hijo es uno de los que sobró por falta de capacidad en la misma", dijo otro vecino afectado por la crisis.

CUBA: NO TENDRÉ PATRIA PERO TENGO ESPERANZA


 
NO TENDRÉ PATRIA PERO TENGO ESPERANZA.
Alfredo M. Cepero
Director de www.lanuevanacion.com
Sígame en: http://twitter.com/@AlfredoCepero

Aunque quisiera ser testigo de un amanecer de libertad en mi patria, yo no lucho para ver a Cuba libre sino para que el pueblo cubano sea libre.
La semana pasada me puse en contacto a través del internet con una docena de cubanos que siempre han respondido presente a mis peticiones para ayudar económicamente a unos pocos opositores dentro de la Isla. Digo unos pocos porque, desgraciadamente, una proporción considerable de los supuestos opositores dentro de Cuba son unos farsantes que viven del dinero que reciben del exterior y sobreviven participando como criaturas domesticadas en el circo montado por los tiranos. En el exterior, la mayoría de aquellos que aparecen o trabajan en medios de comunicación masiva o visitan los tradicionales centros de reunión de cubanos no son exiliados políticos sino emigrados económicos que ni pronuncian ni conocen en realidad el significado de la palabra libertad.
Regresando a los destinatarios de mi petición, la mitad de ellos ni siquiera se molestó en acusar recibo de mis correos electrónicos. Admito que me molestó su silencio pero no me sorprendió su indiferencia. Después de más de medio siglo de desilusiones y sacrificios, estos patriotas de toda una vida han sido vencidos por la suspicacia, la desesperanza y el cansancio. Son parte de un pueblo cubano en la diáspora donde los verdaderos exiliados políticos se encuentran en condición de retiro, han ido a poblar los cementerios o tomado residencia en los asilos de ancianos. "Alfredo, me estoy quedando sin amigos porque muchos han muerto", se lamentaba hace unos meses mi admirado amigo y columnista de La Nueva Nación, el Reverendo Martin Añorga.
Ahora, les voy a revelar uno de mis secretos. Aunque quisiera ser testigo de un amanecer de libertad en mi patria, yo no lucho para ver a Cuba libre sino para que el pueblo cubano sea libre. Parece un juego de palabras pero es una descripción exacta de la forma en que conduzco mi trabajo a favor de la libertad de mi patria nativa, de mi patria adoptiva y de la libertad en el mundo. Es la fórmula que me ha permitido mantener mi militancia política, mi lucidez periodística y mi felicidad personal sin caer presa de la depresión o de la desesperanza.
Me niego a permitir que los tiranos, los malhechores o los corruptos me conviertan en su víctima, porque ninguna víctima ha mejorado al mundo. Y yo me propongo contribuir a su mejoramiento en la medida de mis posibilidades hasta el último día de mi vida. Eso es lo menos que puedo hacer para agradecerle a Dios que me haya premiado con una vida no sólo larga sino pletórica de felicidad familiar y de éxitos profesionales.
Las verdaderas y únicas víctimas son los millones de cubanos que languidecen en nuestra isla cautiva. Los niños que nunca tuvieron la ilusión de un regalo de los Reyes Magos, las jovencitas que festejaron sus quince en las manos rapaces de turistas sexuales, las esposas humilladas por los carceleros que las separaban del marido, las madres que no pudieron enterrar a sus hijos muertos ante paredones de fusilamiento o en alucinantes guerras internacionales y los obreros sometidos a condiciones de esclavitud en pleno siglo XXI.
Pero lo que he dicho con anterioridad no quiere decir que he dejado de sentir amor por mi patria. Quiere decir que, para mí, la patria es mucho más que cielos, mares, montañas y árboles. Muchos de quienes pueden ver o tocar esas cosas materiales no sienten amor alguno por ella. Son los apátridas que hoy la oprimen y la explotan para beneficio propio y de minorías corruptas. Ser patriota no es verla ni tocarla sino llevarla dentro del alma. La patria cubana está en todas partes donde haya un hijo que la ame y la sirva. Y desde todas partes irá un día al encuentro con su destino histórico en una simbiosis de libertad y de democracia para todos sus hijos.
Hablemos ahora de la esperanza, una de las virtudes teologales que nos mantiene en el camino que conduce a la salvación eterna. En nuestra dimensión terrenal, la esperanza nos mantiene en el camino del servicio al prójimo y de la auto estima. Sin esperanza no somos nada. Por eso el refranero español ha acuñado la frase de:"Lo último que se pierde es la esperanza". ¡Pobres de aquellos que han perdido la esperanza y andan por el mundo sin servir al prójimo y sin respetarse a sí mismos! Si yo permitiera que eso me pasara, los tiranos de mi patria me habrían ganado la batalla.
La esperanza es la carta de triunfo que nos queda a la vieja guardia. Porque aunque el calendario nos haya convertido en guardia vieja nunca seremos obsoletos mientras no nos rindamos. Nosotros somos los valores éticos y los principios morales que hicieron de Cuba una joya de América.
Somos los guardianes de una historia que servirá de inspiración y guía a las nuevas generaciones de cubanos que tendrán a su cargo la restauración de la libertad, la prosperidad y el estado de derecho en nuestra patria. Si ellos son los "pinos nuevos" de que habló Martí, nosotros somos los "pinos viejos" que los enseñaremos a crecer derechos. Negarnos a cumplir esa misión es perder el derecho a llamarnos patriotas.
Según un dicho tibetano, “la tragedia debe ser utilizada como una fuente de fortaleza". Apoyado en este dicho, el Dalai Lama, un hombre que experimentó en carne propia el dolor de ser privado de su patria tibetana, apuntó: " No importa qué tipo de dificultades tengamos, cómo de dolorosa sea la experiencia, si perdemos nuestra esperanza, ese es nuestro verdadero desastre". Por mi parte, la tiranía me habrá robado la patria física pero no la esperanza y mucho menos la voluntad de seguir luchando por su libertad.

ALERTA EN LA ISLA POR EPIDEMIA DE CONJUNTIVITIS

ICLEP-PÁGINAS VILLAREÑAS: Conjuntivitis regresa a Manicaragua.


Por: Tomás Sánchez. Periodista Ciudadano
  Manicaragua, 22 de septiembre, 2018
Pacientes afectados por la conjuntivitis en el municipio de Manicaragua durante el presente verano, etapa de mayor riesgo para contraer la enfermedad, manifiestan su preocupación por la falta de medicamentos y de accesorios estériles, imprescindibles para sus curas.
Santiago Rivero y su esposa Olga, vecinos del poblado la Yaya cuentan los trabajos que han pasado para lograr curarse, por la falta de colirios y de accesorios para las curaciones como son el algodón y las torundas.
“Solo con fomentos de agua hervida con manzanilla logramos mejorarnos, ni una sola de las gotas y medicamentos de las que nos mandaron los médicos, pudimos encontrar en la farmacia”, denuncian.
Desde finales de julio hasta la fecha el Sistema de Atención Primario del municipio registra 26 casos, algunos de la variante más peligrosa conocida por la población como hemorrágica. Estos datos pudieran ser superiores si se lograran contabilizar las muchas personas que no acuden a los centros de salud del territorio.
Según informó un médico del hospitalito del municipio el cual prefirió el anonimato, aun cuando todavía no se cumple la primera decena del mes en curso, el número de infestados supera la cifra de enfermos detectados para igual etapa de años anteriores. “Conocemos lo difícil que resulta conseguir los medicamentos necesarios, sobre todo en los casos complicados, por eso debemos extremar las medidas de prevención”, sugirió la fuente.
Añadió que los veranos del 2014 y 2015 fueron los más activos en la última década, con más de mil pacientes contagiados en Manicaragua y muchos miles en todo el resto de la provincia.

24 DE SEPTIEMBRE, DIA DE LA VIRGEN DE LAS MERCEDES

Nuestra Señora de las Mercedes

Nuestra Señora de las Mercedes. Patrona de los Presos.
Nuestra Señora de la MercedUna antigua tradición narra que en el año de 1218 la Sma. Virgen se le apareció a San Pedro Nolasco recomendándole que fundara una comunidad religiosa que se dedicara a socorrer a los que eran llevados cautivos a sitios lejanos.
San Pedro Nolasco, apoyado por el rey Jaime el Conquistador y aconsejado por San Raimundo de Peñafort, fundó la Orden religiosa de Nuestra Señora de la Merced o de las Mercedes. La palabra merced quiere decir: misericordia, ayuda, caridad.
Esta comunidad religiosa lleva muchos siglos ayudando a los prisioneros y ha tenido mártires y santos. Sus religiosos rescataron muchísimos cautivos que estaban presos en manos de los feroces sarracenos.
Desde el año 1259 los Padres Mercedarios empezaron a difundir la devoción a Nuestra Señora de la Merced (o de las Mercedes) la cual está muy extendida por el mundo.
Recordemos que a quienes ayudan a los presos les dirá Cristo en el día del Juicio: "Estuve preso y me ayudaste. Todo el bien que le hiciste a los demás, aunque sea a los más humildes, a Mí me lo hiciste"(Mat. 25, 40).
San Gerardo Sagredo. Mártir.
Es de origen Veneciano. Nació cerca del año 980. Fue monje benedictino, obispo y evangelizador de Hungría en Buda (Buda y Pest están separadas por el Danubio. Fue encargado de la educación del hijo del rey Santo y unificador de Hungría. Fue lapidado y lanceado por los bárbaros hecho mártir el 24 de Septiembre de 1043, junto con otros cuatro obispos. Parte de sus reliquias están en Hungría, otra parte en la Basílica Santa María la Mayor de la Isla de Murano en el Golfo de Venecia.

NADA, CARICATURA

LA INTENSA VIDA DE PABLO NERUDA

La intensa vida de Pablo Neruda, entre el relámpago de sus versos y las dudas sobre su muerte

“Neruda, el llamado del poeta” (HarperCollins Español, 2018) se llama la biografía que escribió el estadounidense Mark Eisner. Allí se expone la vida del escritor chileno, de cuya muerte hoy se cumplen 45 años.

Pablo Neruda
Pablo Neruda
Por
INFOBAE 
Su último cumpleaños, el número 68, Neruda lo festejó en Normandía. Estuvieron allí Julio Cortázar, Gabriel García Márquez, Carlos Fuentes y Mario Vargas Llosa. Fue el 12 de julio de 1972. Se encontraba muy mal de salud, tenía cáncer de próstata y dos semanas antes había estado internado. Cuando lo vieron llegar en la fiesta, hacer su gran aparición, aplaudieron. También soltaron algunas carcajadas. Neruda era un hombre gracioso, incluso en sus peores momentos.
Por aquel entonces era Embajador en Francia de la Chile socialista de Salvador Allende, pero tuvo que renunciar y al poco tiempo volvió a su país. Y aunque el gobierno no pasaba buenos momentos, ahí estaba él, batallando contra su malestar físico, sosteniendo su ideario comunista.
Pero todo se desmoronó de pronto. Un Golpe de Estado liderado por el Comandante del Ejército Augusto Pinochet —quien gobernaría de facto durante 17 años— arrancó con el bombardeo del Palacio de La Moneda, la casa de gobierno chilena, y allí, abrumado y sin salida, Allende se suicidó. Fue el 11 de septiembre del 73: el fin del sueño socialista.
Para ese entonces, Neruda estaba convaleciente y, ocho días después del golpe, lo internan en la Clínica Santa María. El día 23 de septiembre a las 22:30 de la noche, hace exactamente 45 años, muere. ¿Realmente fue el cáncer de próstata? ¿O se trata, de otra cosa? Las versiones sobre su envenenamiento siguen vivas y no se han disipado en la bruma del presente.

“Neruda, el llamado del poeta” (HarperCollins Español, 2018) de Mark Eisner
“Neruda, el llamado del poeta” (HarperCollins Español, 2018) de Mark Eisner
Neruda despierta fascinación. A muchos les pasa. Leer sus versos y sentir como te parte el relámpago de la más romántica poesía. "Puedo escribir los versos más tristes esta noche. / Escribir, por ejemplo: La noche está estrellada, / y tiritan, azules, los astros, a lo lejos". Así comienza el "Poema XX" de su libro más famoso, Veinte poemas de amor y una canción desesperada, publicado en 1924. Con este género pasa eso: te conmueve o no.
Ese relámpago lo sintió el norteamericano Mark Eisner en 1998. Había terminado la universidad, estaba recorriendo Chile como mochilero y se enamoró de la poesía de Neruda. Aprendió un poco de español y se quedó dos años a vivir en el país trasandino. Luego volvió a Estados Unidos, continuó su vida académica, pero la voz de Neruda no se le fue nunca de la cabeza.
Hoy, tras quince años de estudios, publicó Neruda, el llamado del poeta, una biografía editada por HarperCollins que supera las 600 páginas. Allí el foco está puesto en todos los aspectos de su vida, incluso en los literarios. Y se anima a las contradicciones, esas que oscilan entre el "poeta del pueblo" y el "comunista de champán". "Hay un Neruda para cada cual —escribe Eisner en la introducción—. Su legado puede entenderse de formas diferentes, pero se comprende mejor en el contexto de los sorprendentes acontecimientos históricos en que participó".

Salvador Allende y Pablo Neruda
Salvador Allende y Pablo Neruda
Hubo un tiempo en que la poesía y la política eran elementos indisociables. La sensibilidad estética se nutría de la militancia, de la calle, y viceversa, pero también de la lectura teórica. Todo era un compendio que llamaban formación. Los políticos, así como los artistas, estaban formados. Más que una obligación, era una responsabilidad. Se lo debían a sus seguidores, a su público, al mundo. Pablo Neruda lo estaba. Y desde ese lugar, actuaba.
Su vida comienza en la ciudad de Parral en 1904, y rápidamente una tragedia lo marcó. Su madre —maestra de escuela— muere de tuberculosis cuando Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto —ese era su nombre de nacimiento— tenía apenas un mes. Entonces su padre, que era obrero ferroviario, decide irse de Parral junto a la familia y empezar de nuevo. Se instalan en Temuco, al sur de Santiago, en el centro de Chile, un lugar hermoso lleno de bosques, ríos y montañas que influenciarán la poética de Neruda.
Desde aquel entonces hasta su muerte, un día como hoy pero de 1973, pasaron muchas cosas. Muchísimas. Su primer libro, Crepusculario, lo publicó a los 19 años, mientras estudiaba pedagogía francesa, y siguió aferrado a la pluma. Disfrutó brevemente su fama de poeta en los pequeños círculos literarios hasta que dio inicio a su larga carrera diplomática. Primero, como cónsul en Rangún, Birmania, luego Sri Lanka, Java, Singapur, Buenos Aires, Barcelona y Madrid. En esas estadías nutrió su poesía, su lectura teórica y se frecuentó con varios artistas, entre ellos Federico García Lorca y Pablo Picasso. Continuó su formación.

Pablo Neruda y Nicanor Parra
Pablo Neruda y Nicanor Parra
Volvió a Chile en 1943 para meterse de lleno en la política, aunque jamás abandonó la poesía —de hecho en el 45 recibió el Premio Nacional de Literatura, y más tarde, en el 71, el Premio Nobel —, y fue electo senador. Pero cuando se unió al Partido Comunista, sintió una profunda decepción: en las elecciones presidenciales de 1946, el PC integró la Alianza Democrática, una coalición comandada por Gabriel González Videla que, al llegar al poder, reprimió brutalmente a los trabajadores mineros que estaban en huelga. Neruda puso el grito en el cielo, pero le duró poco: tuvo que exiliarse cuando el gobierno, bajo la Ley de Defensa Permanente de la Democracia, desató la persecución a los opositores. De nuevo a los viajes.
Ese fue su último exilio porque el próximo sería voluntario, para ser Embajador en Francia. Ese fue el papel que desempeñó cuando Chile se volvió socialista. Para 1969 su fama de escritor estaba en un pico de altura. Quizás por eso le ofrecieron ser precandidato a Presidente por el Partido Comunista, pero decidió negarse. Sabía que su rol era otro. Entonces Salvador Allende tomó la posta y llevó a la  la Unidad Popular —así se llamaba el frente— al triunfo definitivo.
En abril del 72, en Londres, dio un discurso en el Royal Festival Hall. Lo cuenta Eisner en el libro. "Después de cien años de luchas de humillados, de los destrozados y de la clase obrera, tuvimos una gran victoria". Fue eso, ni más ni menos, una gran victoria, que unos cuantos meses después terminaría en la peor dictadura del país, además de su muerte.

Manuel Araya Osorio, asistente del poeta, siempre lo dijo: a Neruda lo mataron con una inyección letal. La Fundación Pablo Neruda lo desmiente. En 2013, una investigación se activó y los exámenes toxicológicos realizados en Estados Unidos y España dijeron que la causa de la muerte fue cáncer de próstata. Sin embargo, Rodolfo Reyes, su sobrino, insistió. Dijo que había "terceras personas involucradas", entonces en 2015 el Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior chileno avaló una nueva investigación. Un grupo de especialistas españoles encontraron en el cuerpo el estafilococo dorado,​ una bacteria ajena a los tratamientos del cáncer y muy tóxica.
Dos laboratorios, uno en Canadá y otro en Dinamarca, iniciaron nuevos estudios en 2016 y, al año siguiente, el juez a cargo, Mario Carroza, señaló que "tiene relación con una nueva toxina, que a su vez requiere de otros estudios que nos permitirán tener una conclusión definitiva". Todo sigue su cauce mientras el cuerpo de Neruda volvió a su célebre casa de Isla Negra. ¿Realmente lo asesinaron? ¿Qué hubiera pasado si su vida hubiese continuado? ¿El cáncer de próstata lo habría vencido de todos modos?
"Tal vez el aspecto más irónico de este drama —asegura Mark Eisner al final del libro— es que, aún si Neruda hubiera sido asesinado con el fin de silenciarlo, su muerte tuvo el efecto contrario". Hoy su figura trasciende fronteras e idearios. Hoy, leer a Neruda, es abrir la cabeza a un mundo imponente, y verlo ahí, enorme, invencible.