Wednesday, February 26, 2020

"NO TIENEN MORAL PARA EXIGIRNOS NADA", MANIFIESTAN CAMPESINOS CUBANOS

ICLEP-PAGINAS VILLAREÑAS: Vendedores de productos agrícolas, manifiestan que el gobierno no tiene moral para exigirles que bajen los precios de sus mercancías.

Foto ICLEP

Por: Leticia Torres. Periodista Ciudadana
Santa Clara, 26 de febrero, 2020
ICLEP
La cosecha de vegetales este año llega a los estantes de nuestra ciudad a precios altísimos y con poca variedad en sus ofertas, muchos santaclareños se quejan por esta situación agravada durante los últimos meses de 2019 y lo que va de 2020.
El costo del tomate ha fluctuado desde los 15 y hasta 20 pesos por libra, algunas personas aseguran que se va a poner más más caro aún, la lechuga y la acelga rondan los diez pesos por maso. Y las demás variedades brillan por su ausencia.
Según informa Lorenzo Gómez Suarez, vendedor que tiene un kiosco alquilado en el mercado del complejo Sandino, las ofertas de momento de este tipo de alimento solo se pueden encontrar en los puestos de oferta y demanda, ya que el gobierno no garantiza nada ni le interesa que la gente adquiera lo que necesita para comer a precios asequibles.
Agregó, que los precios topados solo han logrado empeorar la situación ya que los vendedores privados sin licencia lo que han hecho es acaparar, ocultar sus mercancías y luego consiste en que las turbinas instaladas han comenzado a romperse y hasta el momento ellos no han podido repararlas.
"Esperamos que en los próximos días podamos instalar una turbina nueva de procedencia china que según nos informaron es de donación y tiene mucha más fuerza que las otras, ojalá que no se demoren mucho en el papeleo que es lo que atrasa y perjudica todo siempre", opinó Fuentes. vender por la izquierda a precios más elevados los productos que poseen. Lorena Casín, trabajadora de la Empresa de Diseño, refiere que hace mucho tiempo que no se veía tanta escasez de vegetales y sobre todo precios tan altos para adquirirlos.
“Lo malo que sucede es que no existe ningún mecanismo que proteja a la población de estos tramposos y acaparadores, hacen lo que quieren y se creen por encima de la ley cuando venden una libra de tomates por más de veinte pesos y una pata de cebollas en cien, un abuso y un verdadero bochorno para el Estado Cubano que siempre está anunciado a la opinión pública que la alimentación del pueblo es sus prioridad”, opinó.
Un vendedor ambulante de productos agrícolas que solicitó anonimato, aclaró que la culpa de todo lo que sucede la tiene el gobierno porque exige precios bajos y son los primeros en comercializar los alimentos a precios altísimos.
“Yo estoy claro que nosotros vendemos todo muy caro pero no obligamos a nadie a comprar nuestros productos, cuando yo necesito adquirir un pantalón o un par de zapatos para mis hijos, nadie me lo vende por un precio topado, el Estado es el primero que te explota cuando venden productos vencidos y de malísima calidad a precios que ningún trabajador honrado puede pagar, por eso nadie tiene moral para exigirnos nada“, opinó la fuente anónima.

No comments:

Post a Comment