Thursday, January 23, 2020

BOLIVIA: CAMBIOS

Bolivia cambió: expulsa a comunistas y acoge a perseguidos políticos

El nuevo gobierno de Bolivia expulsó a 725 cubanos al servicio del régimen comunista y recibió a referentes de la oposición, dejando claro sus nuevas alianzas


La presidencia actual de Bolivia expulsó a 725 cubanos y recibió a
 opositores del régimen comunista. (Twitter)

Panam Post
El actual gobierno de Bolivia le cerró la puerta a los aliados del socialismo del siglo XXI y le da la bienvenida a los perseguidos de los regímenes que Evo Morales respaldó.
La presidente Jeanine Áñez recibió en el Palacio Quemado, sede del gobierno que recuperó la gestión actual, a Rosa María Payá, hija del fallecido líder político Oswaldo Payá, de la plataforma Cuba Decide, junto a otros activistas de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia.
Entre los miembros del gobierno presentes estuvo el delegado de Bolivia ante la comunidad internacional, Jorge «Tuto» Quiroga, quien días atrás denunció al presidente de España, Pedro Sánchez, como autor de la violación a la soberanía de Bolivia, por medio del ingreso de cuatro hombres encapuchados, identificados como fuerzas especiales, con el fin de retirar diplomáticos asilados en la embajada de México para encubrir los negocios entre Evo Morales y Podemos.
El expresidente exaltó que Bolivia no es más servil al socialismo del siglo XXI.
Además, Quiroga mostró su solidaridad con los presos políticos detenidos en Cuba, entre ellos el líder opositor cubano José Daniel Ferrer, que está en prisión hace más de 100 días.
Bolivia estrenó el nuevo gobierno expulsando comunistas
El apoyo a opositores y perseguidos políticos cubanos ha sido inversamente proporcional al rechazo a sus verdugos. Una de las primeras acciones del gobierno de Jeanine Áñez fue expulsar de Bolivia a cubanos al servicio del régimen comunista.
“He tenido una larga conversación con el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, en términos muy respetuosos, muy amistosos si se quiere, ellos están retirando a partir de mañana (viernes) a 725 ciudadanos cubanos que cumplen funciones de cooperación en diferentes áreas”, dijo la canciller Karen Longaric ante la televisión local, “ellos saldrán de Bolivia”.
Bolivia no solo cambió de presidente, también se desvinculó de sus viejos aliados. La influencia de Cuba y Venezuela no seguirá siendo dominante. Cambió los diplomáticos de Nicolás Maduro por los de Juan Guaidó y Cancillería pactó el retiro de cubanos que trabajaban en planes de cooperación bilateral, tras quedar expuesto el rol político de las misiones médicas.
Policía boliviana detiene cubanos acusados de financiar protestas
El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, informó la detención de cuatro venezolanos que utilizaban uniforme policial en Beni. Además, informó la detención de cuatro cubanos de la Brigada Médica Cubana por financiar protestas contra la presidencia de Jeanine Áñez y a favor del retorno de Evo Morales.
Pese a ser parte de la Brigada Médica Cubana, solo uno de los cuatro detenidos fue identificado como médico: Ramón Emilio. Aunque Amparo Lourdes es ingeniera en electromedicina, Idalberto Delgado, quien cargaba la mochila con el equivalente a 13 mil dólares en moneda local, es economista. Ambos fueron seleccionados como trabajadores destacados de la misión médica en La Paz en el 2018.
De acuerdo a los detenidos, ese dinero fue extraído del Banco Unión para pagar a los médicos cubanos. Pero fueron detenidos por denuncias de los vecinos de la zona, que los acusan de cargar los billetes para pagar a los manifestantes. La detención se llevó a cabo precisamente en la zona de mayor concentración de protestas, en los alrededores de la Plaza Murillo de La Paz, donde están ubicados la Catedral Metropolitana, el Palacio de Gobierno y el Congreso Nacional.
La ministra de Comunicación, Roxana Lizárraga, acusó de complicidad precisamente al exministro Juan Ramón Quintana, asilado en la embajada de México, al cual agentes al servicio del gobierno socialista de España intentaron removar de la embajada de México, donde estaba asilado, para ocultar su colaboración con Podemos. Lizárrago señaló que la presencia de agentes cubanos y venezolanos tenía el fin de movilizar a sectores de la población para provocar violencia y evitar la pacificación, con dinero de los bolivianos.
Por eso la referente de la oposición cubana, Rosa María Payá, agradeció a Jeanine Áñez por su compromiso al enfrentar a los comunistas que buscaban desestabilizar a su país.
Lo cual ha servido como aliento para quienes enfrentan a las tiranías que se han inmortalizado en el poder y se expanden hacia el resto de las naciones, negándoles su soberanía.

No comments:

Post a Comment