Saturday, December 28, 2019

OTAOLA LO CONSIGUIÓ, ¿POR QUÉ NO INTENTARLO?


Resultado de imagen para imagen de alexander otaola
http://Imagen de https://www.google.com/
Gustavo Pardo
Considerando la triste realidad por la que desde hace más de seis décadas atraviesa el pueblo de Cuba (radicados en la Isla y en el exterior) y teniendo en cuenta el insuficiente resultado hasta el momento obtenido por los distintos grupos que, desde Cuba y el exterior, se oponen al continuismo de la tiranía narco-terrorista Castrista; considero absolutamente necesario pensar muy cuidadosamente sobre las nuevas formas y habilidades que los avances tecnológicos ponen a disposición de quienes apuestan por el cambio.
Naturalmente, bajo ninguna circunstancia esto implicaría abandonar las demás iniciativas de presión empleadas por grupos como la UMPACU, las Damas de Blanco, el Partido Republicano de Cuba, el CID y otras organizaciones y personas individuales.
Al respecto considero importante volver sobre el tema de los Influencer, ese fenómeno surgido a partir del masivo uso de las redes sociales, el cual ha dado un vuelco significativo en el modo de comunicar determinado tipo de mensaje a la sociedad, definida ésta en su más amplio significado y extensión. Efectivamente, un influencer es capaz de motivar e, incluso, cambiar o modificar, la perspectiva que conglomerado social tiene sobre algo o alguien debido a la forma simple, directa y efectiva que la misma emplea.
Conocemos de las diversas estrategias y de los disímiles métodos de acción civilistas mantenidos por años, así como del perdurable discurso político empleado por los líderes de los distintos grupos opositores cubanos; todo ello sin que se puedan apreciar resultados palpables que apunten, por lo menos,  a una mejora de las míseras condiciones de vida material y/o espiritual de los cubanos.
Teniendo en cuenta esta realidad, reitero, resulta necesario e imprescindible reformular los métodos de comunicación dirigidos al pueblo cubano (en el interior de Cuba y en el exterior), así como a la comunidad internacional, para que nuestro mensaje pro-cambio llegue de forma potable a los grandes sectores de la comunidad político-económico-social de cuyo apoyo necesitamos.
En un escrito anterior[i], citamos que, al menos había 10 connotados Influencer cubanos que se destacaban en las redes sociales, cuatro de ellos radicaban en La Habana, Cuba. Estos influencer acumulan entre 900 000 a 1,3 millones de seguidores en distintas partes del planeta. No obstante, ninguno de ellos aborda el tema político o social por el cual atraviesa el cubano “de a pie”.
¿Qué nos está diciendo esta realidad? Considero que la respuesta es obvia; debemos incursionar en este nuevo campo, el asunto es cómo hacerlo.
Es importante mencionar la actividad desarrollada por Alexander OtaOla en su red YouTube, a quien Franklyn Varela Delgado describe “no solo informa y entretiene sino que educa, guía, abre nuevos horizontes, y en especial, pone al desnudo de manera magistral y contundente a la cúpula gobernante de Cuba, a sus familiares y allegados que hoy gozan de los más exclusivos privilegios, mientras para su pueblo solo regalan miseria, hambre y necesidad”[ii].
Alexander OtaOla está marcando (una vez más) la pauta. Este versátil e innovador comunicador social, ha decidido convocar a cubanos de la isla “que tengan algo interesante que compartir con la sociedad, deseos de ser escuchados, quieran cambiar algo en su comunidad y que tengan ese factor x capaz de llamar la atención de los demás” para apoyarlos a convertirse en influencer[iii].
Al respecto, OtaOla convoca a un concurso en el cual se podrán participar en temas tan sensibles para los cubanos lo son: Cubanas poderosas; Geeks, Tech y Gaming; Sociedad Futura: Sueños para Cuba; Arte o Música: Expresarte cómo quieres; La vida en mi barrio: cómo se vive en diferentes partes y sectores de la sociedad; LGBTIQ: Nuestro derecho al amor y a nuestros cuerpos; Medio ambiente y derechos de los animales”[iv].
Ya hemos visto el éxito de sus más recientes campañas en las cuales se han visto involucrados personajes tan despreciables como Haila María Montie, Rafael Serrano y Gente de Zona, creo que lo más importante reside en su efectividad para incorporar al movimiento por el cambio a un buen sector de la generación “pan con bistec”. La pregunta que se desprende es. Si Alexander OtaOla lo ha logrado, ¿POR QUÉ NO INTENTARLO?
Pero, ¿Cómo hacerlo? A continuación ofrecemos algunos puntos a considerar:
  1. Tener acceso al servicio de Internet, lo que en Cuba puede significar un costo muy elevado para quienes no cuentes con el apoyo de alguna organización o familiar en el exterior.
  2. Participar en alguna red social, Twitter, Instagram, Facebook, etc.
  3. Lograr tener y sostener un número de seguidores(superior a los 15 000 o 20 000) enla red o redes sociales que elijas.
  4. Publicar contenidos de interés
  5. Interactuar con tus seguidores
  6. Debes establecer una característica o sello personal atractivo en tu red. Debes crear tus propios temas y exponer tus opiniones. Se original, evita copiar
  7. Usa Hashtags de calidad
  8. Enfócate en tu propósito, evita distraer a tus seguidores en temas baladíes o de poco interés.
  9. Colabora con otros influencer que estén en tu mismo propósito.
Y, lo más importante, procura ser objetivo y creíble

No comments:

Post a Comment