Thursday, April 18, 2019

REPORTEROS SIN FRONTERA DENUNCIA CONTROL DE LA HABANA SOBRE PRENSA NACIONAL Y EXTRANJERA

 

La prensa independiente, constantemente a prueba


"La Constitución prohíbe que exista prensa privada. Los pocos blogueros y periodistas independientes que hay en la isla son amenazados constantemente por el gobierno, que los vigila muy de cerca; los agentes de seguridad no dudan en detenerlos y borrar la información que poseen", asegura el informe.
"Las autoridades también controlan el trabajo de los periodistas extranjeros: otorgan acreditaciones de prensa de forma selectiva y expulsan a los reporteros que consideran “demasiado negativos” frente al régimen".


Cuba sigue siendo, año tras año, el país peor calificado de Latinoamérica en materia de libertad de prensa. La muerte de Fidel Castro, en 2016, no produjo ningún cambio en esta república socialista de partido único: el régimen castrista, en el poder desde 1959, sigue monopolizando casi toda la información. La Constitución prohíbe que exista prensa privada. Los pocos blogueros y periodistas independientes que hay en la isla son amenazados constantemente por el gobierno, que los vigila muy de cerca.
Cuba sigue siendo, año tras año, el país peor calificado de Latinoamérica en materia de libertad de prensa, apunta el más reciente informe de Reporteros sin Fronteras publicado este jueves que denuncia que medios de prensa internacionales acreditados en la isla están bajo control de las autoridades.
La organización sitúa a la isla en el lugar 169 en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2019, una lista que evalúa cada año la situación del periodismo en 180 países y territorios y se ordena del mejor al peor.
"La muerte de Fidel Castro, en 2016, no produjo ningún cambio en esta república socialista de partido único: el régimen castrista, en el poder desde 1959, sigue monopolizando casi toda la información".
"La Constitución prohíbe que exista prensa privada. Los pocos blogueros y periodistas independientes que hay en la isla son amenazados constantemente por el gobierno, que los vigila muy de cerca; los agentes de seguridad no dudan en detenerlos y borrar la información que poseen", asegura el informe.
"Las autoridades también controlan el trabajo de los periodistas extranjeros: otorgan acreditaciones de prensa de forma selectiva y expulsan a los reporteros que consideran “demasiado negativos” frente al régimen".

No comments:

Post a Comment