Saturday, April 27, 2019

PROSIGUEN LOS CRÍMENES EN CUBA, IGNORADOS POR LA PRENSA OFICIALISTA


¿Cómo fue a parar un cadáver al tanque de agua de un hospital cubano?


¿Cómo fue a parar un cadáver al tanque de agua de un hospital cubano?. Un cadáver en descomposición fue hallado en el tanque que provee de agua corriente al hospital Iván Portuondo de San Antonio de los Baños, provincia de Artemisa, según informaron el martes a Martí Noticias testigos del suceso.
"Yo sí sé que él a veces vendía zapatos en la puerta de su casa y que le decían Vilo Mantilla y lo encontraron ahí y hacía 15 días que estaba ahí", dijo Bárbara Fernández, vecina del difunto.
"No sé de qué manera él cayó en el agua, que es el agua potable del consumo de los pacientes, de los enfermos, de los médicos", se preguntó Rolando Yuset Pérez Morera, también residente del lugar, que se mostró desconcertado por el macabro descubrimiento.
Pérez Morera aseguró además que "dentro de la cisterna encontraron basura, una silla de rueda, una asquerosidad inmensa".
De acuerdo con el reporte del medio miamense, aparentemente el cuerpo en descomposición de Vilo Mantilla, un exempleado y paciente del propio centro hospitalario, fue descubierto el pasado sábado (20 de abril) por trabajadores de la institución que decidieron revisar la cisterna, debido al mal olor que despedía el agua que consumían.
"Limpiaron con la Dirección de Salud Pública y mandaron a ponerle un candado permanente a la tapa de la cisterna. Él usaba sonda porque tenía problemas de cáncer de la próstata. Lo que no se sabe es si lo tiraron, si se tiró, si se cayó, supuestamente están investigando", añadió Pérez Morera.
Una empleada de Medicina Legal del hospital se negó a confirmar a Radio Martí qué medidas se tomaron por parte de las autoridades y si la policía continúa con la investigación. Hasta el momento la prensa oficial tampoco ha dado información sobre el hecho.
Las condiciones de insalubridad en las instalaciones médicas del sistema de Salud Pública cubano no son secreto para nadie. Las imágenes del deplorable estado higiénico sanitario, desde salones a baños dentro de las habitaciones de ingreso, corren como la pólvora en tiempos de redes sociales y un acceso menos limitado a internet.

No comments:

Post a Comment