Thursday, April 11, 2019

CRISIS EN CUBA, PERO LA NIETA DE RAUL CASTRO RENTA MANSIÓN DE LUJO EN LA HABANA


El jacuzzi, 'uno de los pocos de la zona', asegura. (AIRBNB)
Exterior de Casa Vida. (AIRBNB)
Vilma Rodríguez Castro, nieta de Raúl Castro, renta una lujosa mansión en el exclusivo reparto Miramar, en La Habana, y lo hace públicamente a través de la plataforma Airbnb.
Casa Vida Luxury Holidays, que es el nombre que recibe la propiedad de cara a sus potenciales clientes, tiene un precio por noche de 650 dólares, según la publicación CiberCuba.
La publicidad del sitio aclara que la vivienda permite el alojamiento de hasta diez personas, pues cuenta con cuatro dormitorios, cuatro camas, cinco y medio baños, incluyendo jacuzzi, y según se puntualiza, "es uno de los pocos lugares de la zona que cuenta con este servicio."
"En Casa Vida, la elegancia, el diseño, y la tradición se aúnan para crear espacios alegres, amplios, y luminosos. Cuatro habitaciones y un servicio permanente para proporcionar el máximo confort y convertir tu estancia en una experiencia inolvidable", promete la nota promocional del inmueble en Airbnb.
La propietaria asegura además que ofrece servicios 24 horas, incluye desayuno, minibar surtido, servicio de té, sábanas y toallas de algodón de alta calidad, entre otras comodidades.
Ubicada en 7ma avenida y calle 20, la mansión pertenece a Vilma Rodríguez Castro, hija del teniente coronel Luis Alberto Rodríguez López Callejas, jefe del conglomerado empresarial de los militares GAESA, y de Deborah Castro, una de las hijas de Raúl y Vilma Espín.
Según asegura CiberCuba, Rodríguez Castro tiene, entre otras normas que exige a sus huéspedes, la disposición de que ningún invitado puede entrar a la propiedad si antes no muestra su identificación. También aclara que se prohíbe acceder a la cocina. Vilma Rodríguez Castro se registró como anfitriona en Airbnb en junio de 2014, y su perfil indica que reside en Panamá, con lo cual recibe los pagos que sus clientes hacen a través de la plataforma Airbnb en un banco de ese país.
La propietaria de Casa Vida es pareja del artista plástico Arles del Río, de quien DIARIO DE CUBA denunció en 2014 que el Gobierno le había entregado un enorme almacén en la calle 12 entre 1era y 3ra, en el Vedado, para que construyera su galería estudio.
No es esta la primera prueba pública que se ofrece en torno a cómo la familia de los líderes del régimen cubano viven por encima de sus posibilidades, a pesar de que exigen privaciones a su pueblo a nombre del estoicismo revolucionario.
En enero de este año, las redes sociales estallaron contra el nieto de Fidel Castro, Tony Castro, sin otra profesión conocida que la de "modelo", por la revelación de fotos que prueban una vida de viajes y lujos, mientras el salario medio mensual no supera en la Isla los 30 dólares.
Las fotos, publicadas por el nieto del dictador solo para sus seguidores en Instagram, fueron filtradas y difundidas por varios medios de prensa. Tony Castro es hijo de Antonio Castro, quien en 2015 también recibió duras críticas por unas vacaciones de lujo en Turquía.
En el perfil en Airbnb de Vilma Rodríguez Castro aparecen además comentarios que aluden a otras propiedades que Rodríguez alquilaba, igual de lujosas, incluyendo una en el Vedado habanero y otra en la villa turística de Trinidad.
Como cliente de Airbnb, también Rodríguez Castro ha visitado en los últimos tiempos ciudades como Ginebra, París y Nueva York.
La casa que rentó en el Distrito Federal de México, por ejemplo, cuesta 544 euros la noche, mientras que la que visitó en Nassau, Bahamas, ronda los 731 euros diarios.

No comments:

Post a Comment