Wednesday, March 27, 2019

DESESPERACIÓN Y RABIA A MEDIDA QUE SE PROLONGA EL APAGÓN ROJO EN VENEZUELA


Caracas, Venezuela March 27, 2019. REUTERS/Ivan Alvarado
LA PATILLA
La desesperación y la rabia se extiende entre los venezolanos a medida que pasan las horas y el masivo apagón que golpea al país desde el lunes no se soluciona.
“La mercancía se daña, no hay agua, el transporte casi no funciona, no hay comunicación, yo no sé lo que pasa con mi familia, la inseguridad se agrava”, fustigó Néstor Carreño, encargado de una pizzería que debió cerrar, en un acomodado barrio de Caracas.
Cacerolazos y bocinazos reventaron en protesta apenas inició la noche de martes a miércoles, que dejó a la ciudad en oscuridad total. En muchos barrios la luz iba y venía, pero sin una clara perspectiva de restablecimiento eléctrico completo.
El país petrolero de 30 millones de habitantes volvió a quedar a oscuras muy pocos días después de la peor falla eléctrica de su historia, que se inició el 7 de marzo y duró casi una semana.
Además de la capital, el corte afecta a 21 de los 23 estados, según reportes de usuarios en redes sociales. El gobierno socialista no suele dar informes del impacto de este tipo de emergencias.
La falla comenzó el lunes a las 13H22 (17H22 GMT) y colapsó el suministro de agua, las redes de telefonía e internet y la banca electrónica, vital ante la falta de efectivo que genera la voraz hiperinflación.
El masivo apagón de una semana de hace 20 días afectó con dureza a los hospitales, ya castigados por la falta de insumos y medicinas. Según ONGs, una decena de pacientes murieron a raíz de los cortes.
– “Ataques terroristas” –
Los apagones son frecuentes en el país petrolero, y sistemáticamente el gobierno los atribuye a sabotajes de la oposición y Estados Unidos.
El presidente Nicolás Maduro responsabilizó por el nuevo apagón a “terroristas” amparados por Estados Unidos, y extendió hasta este miércoles el feriado nacional.
Según un comunicado que el mandatario socialista difundió en Twitter, “el sistema eléctrico nacional sufrió dos arteros ataques terroristas de manos de violentos”.
Uno de ellos, sostuvo, ocurrió el lunes en el área de generación y transmisión de la hidroeléctrica de Guri, en el estado Bolívar (sur), que provee de energía a 80% de Venezuela.
En un discurso en el Parlamento de mayoría opositora, el jefe legislativo Juan Guaidó desestimó la versión del gobierno.
“No hay ninguna explicación sensata, creíble (…), ya no es un ciberataque o un pulso electromagnético, ahora es un sabotaje, cuando ellos tienen militarizadas cada una de las instalaciones eléctricas”, expresó el opositor, reconocido como presidente encargado de Venezuela por más de 50 países.
– Disturbios-
El ambiente era tenso en la capital venezolana.
Diputados y periodistas fueron agredidos por partidarios del chavismo en las afueras del Parlamento venezolano, tras una sesión presidida por Guaidó, según congresistas y organizaciones de prensa.
“De manera sorpresiva, nuevamente, los colectivos violentos han rodeado el Palacio Legislativo, agrediendo a periodistas y diputados en presencia de la (militar) Guardia Nacional”, dijo a la prensa el diputado Simón Calzadilla, refiriéndose a grupos civiles que la oposición denuncia que han sido armados por el gobierno.
Los incidentes se produjeron luego de una sesión en la que Guaidó rechazara la llegada de militares de Rusia al país el pasado fin de semana.
– Sanciones el 28 de abril –
Guaidó prepara una movilización nacional hacia el palacio presidencial de Miraflores en Caracas para asumir su control, en fecha por definir, y no descarta pedir al Legislativo que autorice una intervención militar extranjera.
Washington, su más ferviente aliado, tampoco excluye una acción militar para sacar a Maduro, a quien se ha propuesto estrangular económicamente con sanciones como un embargo petrolero que se hará efectivo el próximo 28 de abril.
En medio de la presión internacional para que Maduro abandone el poder, Rusia y China, principales acreedores de la deuda externa de Venezuela (estimada en 150.000 millones de dólares), se han convertido en los grandes aliados del presidente socialista.
El pasado sábado dos aviones de las Fuerzas Armadas rusas aterrizaron en el aeropuerto que sirve a Caracas transportando personal militar y equipos, confirmó la agencia estatal rusa Sputnik, desatando un cruce de acusaciones entre Washington y Moscú sobre injerencia en la crisis venezolana.
– “Pérdidas” –
Los cortes agudizan la crisis de la colapsada economía venezolana. Según estimaciones del parlamento opositor y organizaciones gremiales, el corte que del 7 al 14 de marzo había paralizado al país y sus puertos de exportación de crudo, provocó pérdidas de mil millones de dólares.
“Por donde lo mires son pérdidas”, señaló Diderot Buendía, dueño de un restaurante en Caracas.
Tras el apagón de comienzos de marzo, Maduro anunció una reestructuración de su gabinete y prometió una “transformación profunda” de las empresas del sector, además de blindar la infraestructura con la Fuerza Armada. Más de una semana después, nada ha cambiado.
AFP
Venezuela enfrentaba el miércoles el segundo día de un nuevo apagón eléctrico después de que el servicio fue interrumpido en la madrugada en varias zonas de Caracas y en el interior del país, según testigos Reuters y usuarios en redes sociales.
Desde la tarde del lunes, cuando se fue la luz tras un “ataque terrorista”, de acuerdo al Gobierno, las autoridades han tratado de reponer el servicio, aunque sin éxito debido a un incendio provocado en el mayor complejo hidroeléctrico del país.
Desde entonces, en al menos la mitad de los 24 estados del país petrolero, el suministro eléctrico ha regresado intermitentemente por horas. Las clases y la jornada laboral fueron suspendidas hasta el jueves a la espera de que se restablezca el servicio.

“Tengo amigos fuera de Caracas que tienen más de 30 horas sin luz. Creo que esta vez será peor que el primer apagón”, dijo Julio Barrios, un contador de 60 años en Caracas, en referencia al masivo corte de luz de principios de marzo que dejó en tinieblas gran parte del país por casi una semana.
“Hay mucha gente que quiere trabajar pero no hay transporte y si no hay trabajo el país se paraliza”, agregó en una zona comercial de la capital que lucía desierta. Barrios dijo que cree que la falta de mantención es la causa principal de los apagones y no los “ataques terroristas” como dice el Gobierno.
En Caracas y las principales ciudades del país los locales comerciales, bancos e instituciones permanecían cerrados por segundo día consecutivo. El metro y los ferrocarriles no brindaban servicios por lo que el transporte público terrestre era fuertemente requerido aunque no contaba con unidades suficientes por la falta de repuestos.
El apagón también afectaba las operaciones en el principal terminal de exportación de petróleo, Jose. El resto de la industria petrolera, vital para la economía del país, no reportaba fallas porque cuenta con suministro propio.
Hospitales a oscuras
Especialistas sostienen que los cortes de luz son producto del deterioro en el servicio tras años de falta de inversión en el sector, nacionalizado en 2007 por el fallecido presidente Hugo Chávez. Tras los últimos cortes, según expertos, el sistema eléctrico está aún más vulnerable.
La falta de luz también afectaba el servicio de agua potable, dejaba hospitales sin energía y generaba el colapso de la banca electrónica, vital por la escasez de efectivo en un país con hiperinflación.
El médico Julio Castro, de la ONG “Médicos por la Salud”, aseguró en Twitter que hasta la noche del martes más de la mitad de los 21 principales hospitales públicos del país no tenían luz y operaban con plantas eléctricas, aunque, en al menos dos casos, no funcionaban.
En el estado Aragua, al centro-norte del país, una paciente de 81 años que requería asistencia mecánica para respirar, falleció el martes al no poder ser trasladada porque los elevadores del hospital en el que se encontraba no funcionaban por el apagón, dijo el médico Castro.
Durante el masivo corte de luz que afectó a Venezuela tres semanas atrás, “Médicos por la Salud” reportó que 24 personas fallecieron en hospitales por causas relacionadas al apagón.
Por Mayela Armas y Corina Pons/Reuters

No comments:

Post a Comment