Tuesday, March 26, 2019

CUBA: ERNESTO BORGES EN PELIGRO DE QUEDAR CIEGO EN LA PRISIÓN COMBINADO DEL ESTE


 Ernesto Borges Pérez
 Angélica Mora
Apuntes de una Periodista
Nueva York
Ernesto Borges Pérez sufre problemas de salud en la Prision Combinado del Este donde se encuentra recluido desde hace  20 años, según da a conocer su padre, Raúl Borges Alvarez luego de su última visita a la cárcel.
El Preso Político padece problemas oculares, pero no quiere ser operado en la prisión. El oficial de la Seguridad del Estado, llamado Abel, insiste que Ernesto debe ser sometido a una intervención quirúrgica, ante la posibilidad que se quede ciego, pero el recluso y los familiares no tienen confianza en que se opere dentro de la prisión, porque no existen las condiciones adecuadas para su recuperación.
 RAUL BORGES ALVAREZ
 Raúl Borges Álvarez, presidente del Partido por la Unidad Democrática Cristiana de Cuba y miembro del Comité Coordinador del Foro por los Derechos y Libertades, encabeza junto a las Damas de Blanco, la lucha por la liberación de los presos políticos.
Este padre ha sido brutalmente golpeado por la Seguridad del Estado e incluso en varias oportunidades ha sido obligado a permanecer en su hogar, sin poder salir a buscar sus medicinas.
Raúl, el padre de Ernesto, indica si hoy su hijo está en riego de quedarse ciego es una responsabilidad de la Seguridad del Estado, del alto mando del Ministerio del Interior y la Dirección política del país que aun lo mantienen preso.
Agrega que las autoridades penales deberían liberar a su hijo, ya que está pasado 13 años de haber logrado su libertad. 
Durante su encarcelamiento lo mantuvieron 10 años en celda de aislamiento en la prisión de máxima seguridad de Guanajay, a oscuras, sin ventilación. 
Ahora -explica- lo mantienen sin luz desde las 7 am hasta las 7 pm, cuando por prescripción facultativa debería permanecer con luz todo el tiempo.
El Ministerio del Interior denegó la solicitud de la carcel habanera Combinado del Este de pasar a Ernesto Borges a un régimen de mínima severidad, condición que le habría permitido salir en libertad en un plazo menor.
Raúl Borges señala:  "Esta decisión conlleva que mi hijo debe esperar un año más para ver si le aprueban ese estatus, lo cual demuestra el ensañamiento de la dictadura con su persona. Él solo permanece encarcelado porque el régimen no desea ceder".
 JUICIO Y CONDENA
Ernesto Borges, un excapitán de la contrainteligencia cubana, fue acusado de tentativa de espionaje en 1998 y condenado por un tribunal militar a 30 años de prisión.
Según la versión ofrecida por su padre  "sustrajo documentos donde estaban los nombres de 26 espías que el Gobierno cubano tenía en fase preparatoria para posteriormente introducirlos en Estados Unidos y países de la OTAN. Esa información trató de hacerla llegar a un funcionario de inteligencia norteamericano".
El exoficial cumplirá  21 años en prisión el próximo mes de julio. Según las leyes cubanas, podría haber salido de la cárcel tras cumplir un tercio de la sanción.
Ernesto Borges, de 52 años, pasó los primeros diez años de condena en una celda de aislamiento en la prisión de máxima seguridad de Guanajay. 
 En 2011 fue trasladado al Combinado del Este, donde "lo pusieron a convivir con más de 200 presos comunes de alta peligrosidad", de acuerdo con su padre.
Borges afirma que su hijo padece "12 enfermedades y nueve de ellas son crónicas debido a las infrahumanas condiciones carcelarias".
Raúl Borges termina diciendo que acusa a la dirección del país lo que le pueda suceder a su hijo.

No comments:

Post a Comment