Friday, January 25, 2019

CUBA: EL HACINAMIENTO CONLLEVA A LA RUPTURA DE LA FAMILIA CUBANA


ICLEP-CIMARRON DE MAYABEQUE: Convivencia o Hacinamiento.

Manuel Velásquez, periodista ciudadano
Mayabeque, 26 de enero, 2019
 En el mundo muchas personas en algún momento de su vida han tenido que enfrentarse a la convivencia en colectivo, ya sea con amigos o con familiares la cual no es siempre una opción entre varias sino la única. Y otros se han encontrado en condiciones de hacinamiento por lo que eligen la difícil decisión de tomar caminos diferentes.
En el caso de la familia cubana, la convivencia en condiciones de hacinamiento supera el promedio por encima de la media. Cuando en una vivienda hay más de 2 hijos la convivencia se torna pésima; y más cuando los hijos ya superan los 20 años de edad, en esta etapa ya piensan en tener familia y querer ser independientes entonces es cuando en la mayoría de las familias cubanas llega un miembro nuevo y ahí se comienzan a tornar las cosas mucho más apretadas, las relaciones entre los miembros de la familia comienza a declinar, esto es producto al problema que enfrentamos en nuestro país con la situación de la vivienda.
Donde para solicitar un terreno hay que enfrentarse a una larga lista de nombres y un procedimiento demorado, lo cual lleva a muchos a rentar o en el peor de los casos a la ruptura familiar, en donde los más perjudicados siempre son los menores. Pero también está el otro extremo de la balanza que es en donde ya existe el terreno, pero los precios de los materiales de construcción para nada tienen que ver con el salario básico del padre o la madre, y es entonces cuando las cosas se demoran aún más y pasan más de 5 años para poder tener una vivienda.
Es triste ver como muchas familias tienen que pasar por la dolorosa vivencia de las rupturas familiares por las apremiantes necesidades de un hogar y convertirse en enemigos por el termino de (esta casa es mía).
Un hogar familiar se tarda muchos años en construir con bases sólidas y con pocos segundos se pude destruir por cuestiones de convivencia o necesidades primarias de las personas y los matrimonios. Como seres racionales que somos debemos darle más el lugar a la comprensión en la convivencia que a las faltas de respeto y la violencia. Seamos seres humanitarios no animales irracionales.

No comments:

Post a Comment