Tormentas eléctricas forzaron a la empresa SpaceX de Elon Musk a posponer el jueves el lanzamiento de un satélite de navegación para los militares de los Estados Unidos, que es la primera misión espacial de seguridad nacional de la empresa de lanzamientos de cohetes para el Gobierno estadounidense.
SpaceX dijo que su cohete Falcon 9 y la carga, un satélite GPS de unos 500 millones de dólares construido por Lockheed Martin Corp, estaban "en buena salud" y que anunciaría una nueva fecha para el lanzamiento.
"Bajándonos hoy debido al clima", escribió SpaceX en Twitter minutos antes del horario programado para el despegue desde Cabo Cañaveral, en Florida.

La cancelación, que tuvo lugar después de dos intentos previos de lanzamiento esta semana debido a motivos técnicos, tuvo lugar después de que se registró una tormenta eléctrica y ráfagas de viento cerca del sitio de lanzamiento.
Patrick Burke, meteorólogo del Centro de Predicción Climática del Servicio Meteorológico Nacional en College Park, Maryland, afirmó que el clima no mejoraría hasta el sábado.
Un lanzamiento exitoso sería una victoria significativa para Musk, el multimillonario empresario y presidente ejecutivo de Tesla Inc, que estuvo años tratando de entrar en el lucrativo mercado de lanzamientos espaciales militares dominado durante mucho tiempo por Lockheed y Boeing Co.
Habría sido la primera misión espacial de seguridad nacional de SpaceX, como es definida por los militares estadounidenses, según la compañía.
(Con información de Reuters)