Sunday, December 23, 2018

ACTUALIZADO: CIENTOS DE MUERTOS TRAS TSUNAMI EN INDONESIA

 El hijo del legendario volcán Krakatoa provoca una nueva tragedia en Indonesia



Una vista aérea del volcán Anak Krakatau durante una erupción en el estrecho de Sunda en Lampung, Indonesia, el 23 de diciembre de 2018 en esta foto tomada por Antara Foto. Entre Foto / Bisnis Indonesia / Nurul Hidayat / via REUTERS

La erupción del Anak Krakatau, “hijo” del legendario volcán indonesio Krakatoa, provocó anoche un tsunami en el estrecho que separa a las isla de Sumatra y de Java con una cifra provisional de 222 muertos, 28 desaparecidos y 843 heridos.
El Anak Krakatau, con poco más de 300 metros de altura y con un cráter lateral, se encuentra en una isla de forma cónica deshabitada y que sirve de atracción turística en el estrecho de Sonda.
El volcán, uno de los 127 en activo en Indonesia -nación asentada sobre el “Anillo de Fuego del Pacífico”-, expulsó ayer una columna de humo hasta medio kilómetro de su cumbre, junto a roca y ríos de magma.
La erupción pudo crear un corrimiento de tierra submarino que a su vez ocasionó un maremoto -con olas de hasta 2 metros de altura, según los expertos indonesios- que arrasó las costas del país.
A la actividad volcánica no le acompañó un fuerte movimiento sísmico, por lo cual el sistema de alarmas de emergencia y el tsunami cogió desprevenidos a centenares de personas en las playas.
Según expertos vulcanólogos, el Anak Krakatau -cuya traducción al español es “hijo del Krakatoa”- se había mostrado particularmente activo desde junio con frecuentes columnas de humo y ceniza y en octubre un barco turístico estuvo cerca de ser golpeado por rocas volcánicas.
Descubierto en 1927, el Anak Krakatau emergió de las aguas más de medio siglo después de la gran erupción del legendario Krakatoa, cuya caldera quedó derruida en 1883 tras una serie de masivas explosiones que costó la vida de más de 36.000 personas y cuyos efectos se sintieron alrededor del mundo durante semanas.
El 26 de agosto de 1883, tras meses de frenética actividad volcánica, el Krakatoa sufrió cuatro enormes explosiones -acompañadas cada una por enormes tsunamis- que provocaron el desplome de la mitad de la isla.
Según los registros históricos, la explosiones fueron tan violentas que se escucharon a 5.000 kilómetros de distancia y la ceniza llegó a los 80 kilómetros de altura.
Otros datos aseguran que las erupciones fueron similares a una bomba de 200 megatones, lo que equivale a 13.000 veces la bomba nuclear lanzada contra la ciudad japonesa de Hiroshima durante la Segunda Guerra Mundial.
Un año después del estallido del Krakatoa las temperaturas mundiales bajaron algo más que un grado.
Se estima también que las olas gigantes de 1883 destruyeron casi 300 poblaciones y causaron la muerte de 36.417 personas.
Tras décadas de erupciones volcánicas submarinas surgió en el mismo lugar en 1927 el Anak Krakatau, que continúa su crecimiento a razón de unos 5 metros por año.
Las autoridades han pedido a la población local que se mantenga alejada de la costa ante la posibilidad de que la continua actividad del Anak Krakatau derive en un segundo maremoto.
“En el caso de terremotos, la posibilidad de un segundo tsunami es muy pequeña. Pero como este ha sido causado por una erupción, el escenario es diferente”, dijo a los medios Rahmat Riyono, director de la Agencia Meteorológica, Climatológica y Geofísica de Indonesia.
Indonesia se asienta sobre el “Anillo de Fuego del Pacífico”, una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida cada año por unos 7.000 temblores, la mayoría moderados, reseñó EFE.

Más de 300 muertos y centenares de heridos tras un tsunami en Indonesia


Las autoridades contabilizaron en las primeras horas del domingo 556 viviendas y 9 hoteles con daños severos, 10 embarcaciones destruidas y decenas más dañadas

Último balance de víctimas del tsunami de Indonesia: 373 muertos, más de 1.400 heridos y 128 desaparecidos
 dejó un tsunami que golpeó las costas de Indonesia la noche del sábado, informaron autoridades del país del sureste asiático.
 dejó un tsunami que golpeó las costas de Indonesia la noche del sábado, informaron autoridades del país del sureste asiático.
Las olas llegaron a las costas cercanas al Estrecho de la Sonda, en el noroeste de la capital del país, Yakarta, a las 21:30 hora local (14:30 GMT).
Los equipos de emergencia reportaron que además hay 28 desaparecidos, según el último recuento oficial.
Las autoridades creen que el tsunami fue provocado por una erupción en el volcán Anak Krakatoa, pues no hubo ningún terremoto que lo desencadenara.
Oystein Lund Andersen, un testigo, le dijo a la BBC que hubo dos olas. La segunda fue la que causó los mayores destrozos en la costa noroeste de la isla de Java donde se encontraban él y su familia.
Las autoridades contabilizaron en las primeras horas del domingo 556 viviendas y 9 hoteles con daños severos, 10 embarcaciones destruidas y decenas más dañadas.
En la provincia de Lampung, al otro lado del estrecho, Lutfi al Rasyid, de 23 años, contó a la AFP cómo huyó de la playa de Kalianda para evitar morir. “No lograba arrancar mi moto, así que salí corriendo. Recé y corrí todo lo rápido que pude”.
Según las autoridades, el tsunami podría haberlo provocado un aumento repentino de la marea debido a la Luna nueva combinada con una avalancha submarina tras la erupción del Anak Krakatoa (el ‘hijo de Krakatoa’), que forma una pequeña isla en el estrecho de la Sonda.
“La combinación provocó un tsunami repentino que golpeó la costa”, indicó Nugroho, aunque señaló que la agencia geológica de Indonesia trabajaba para intentar dilucidar cómo se produjo exactamente.
Las autoridades indonesias aseguraron en un primer momento que no había un tsunami, sino un aumento de la marea, y pidieron a la población que no entrara en pánico.
“Si hubo un error al principio, lo sentimos”, escribió Nugroho más tarde en Twitter.
Las erupciones volcánicas submarinas, que son poco frecuentes, pueden provocar tsunamis debido al desplazamiento repentino de agua o quiebres de pendientes, según el Centro Internacional de Información sobre Tsunamis.
Según el Centro Indonesio de Vulcanología y de Gestión de Riesgos Geológicos, el Anak Krakatoa mostraba signos de actividad reforzada desde hacía una semana. Un poco antes de las 16H00 se produjo una erupción que duró unos 13 minutos, disparando una columna de cenizas de cientos de metros.
Anak Krakatoa es una pequeña isla volcánica que surgió en el océano medio siglo después de la mortífera erupción del volcán Krakatoa de 1883. Es uno de los 127 volcanes activos de Indonesia.
En aquella ocasión, una columna de cenizas, piedras y humo salió expulsada a más de 20 km de altura, sumiendo a la región en la oscuridad y provocando un enorme tsunami que tuvo repercusiones en todo el mundo. La catástrofe dejó más de 36.000 muertos.
Indonesia, una de las zonas más proclives a sufrir catástrofes de la Tierra, se encuentra en el llamado Cinturón de Fuego del Pacífico, donde coinciden placas tectónicas y se producen una gran parte de las erupciones volcánicas y sismos del planeta.
El país sufre regularmente mortíferos sismos, el último de ellos en la ciudad de Palu, en la isla de Célebes, donde murieron miles de personas por el terremoto y posterior tsunami.
En 2004, un tsunami desencadenado por un sismo submarino de magnitud 9,3 frente a las costas de Sumatra, en Indonesia, causó la muerte de 220.000 personas de varios países del océano Índico, 168.000 de ellas en Indonesia.

No comments:

Post a Comment