Monday, October 22, 2018

OSO RUSO NUNCA INVERNA (CON ACTUALIZACIONES)

A pedido de mi Hermano, René Montes de Oca, repito esta crónica con los cambios que ha tenido en el curso de la historia

El Kremlin nunca se resignó a perder su antiguo puesto de supremacía y con el transcurso de los años ha desarrollado un fino doble juego político, con Estados Unidos y sus aliados y con las naciones rebeldes que miran a Washington como El Enemigo
Oso ruso 
NUEVA YORK, Estados Unidos. — Recuerdo que este título, OSO RUSO NUNCA INVERNA, se me ocurrió a fines de 1985 con la desintegración de la Unión Soviética. Fue la época en que Rusia se vio transformada, de potencia dominante en el ámbito político internacional, al triste papel de nación mendigante de la ayuda de Occidente.
Sin embargo, el Kremlin nunca se resignó a perder su antiguo  puesto de supremacía y con el transcurso de los años ha desarrollado un fino doble juego político, con Estados Unidos y sus aliados y con las naciones rebeldes que miran a Washington como El Enemigo.
Vladimir Putin apoyó a Hugo Chávez, cuando éste gobernaba Venezuela como su propio latifundio  y ha seguido el juego con Nicolás Maduro subscribiendo acuerdos industriales y culturales que se enfatizaron en la producción conjunta del renglón petrolero. Pero, lo vital ahora para Putin es seguir apoyando la carrera armamentista de Venezuela, país que cuenta con una posición única de plataforma que mira directamente hacia Estados Unidos. En el pasado el jerarca ruso vendió enormes cantidades de  armas al gobierno de Hugo Chávez y según me cuentan fuentes de Caracas, lo sigue haciendo con el actual régimen de Nicolás Maduro.
El presidente ruso así, “Mata dos pájaros de un tiro”:  fortalece militarmente a la nación caribeña y se deshace al mismo tiempo de armas obsoletas para el Kremlin, pero que el gobierno de Venezuela ha aceptado, sin verles la fecha de fabricación.
Putin está satisfecho con un hombre como Maduro en el poder. El odio e ignorancia del mandatario venezolano le sirve perfectamente al astuto oso ruso en su lucha contra Estados Unidos.
En intercambios con el gobierno de Caracas, Putin  ha obtenido recientemente la renovada promesa de poder usar la isla La Orchila, ya ofrecida por Hugo Chávez, y que ahora está a su disposición. La isla, ubicada estratégicamente mirando hacia Estados Unidos, la hace la plataforma perfecta, en caso que se de la ocasión propicia. En el ajedrez mundial, la ex super potencia nunca se ha levantado de la mesa. El Oso Ruso nunca ha Invernado y menos en estos días, de intensos conflictos mundiales y lucha por imponerse frente a Estados Unidos.
El oso ruso se ha mantenido con los ojos bien abiertos, esperando el momento justo para dar el zarpazo.

Thursday, April 1, 2010

OSO RUSO NUNCA INVERNA

144c9eeadea271b6

Angélica Mora

Florida

Apuntes de una Periodista.

Este título se me ocurrió a fines de 1985 con la desintegración de la Unión Soviética.
Fue la época en que Rusia se vio transformada, de potencia dominante en el ámbito político internacional, al triste papel de nación mendigante de la ayuda de Occidente.

El Kremlin nunca se resignó a perder ese puesto de supremacía y con el transcurso de los años ha desarrollado un fino doble juego político. Con Estados Unidos y sus aliados, y con las naciones rebeldes que miran a Washington como El Enemigo.

Hoy el Primer Ministro ruso, Vladimir Putin, se encuentra de visita en Venezuela, con el principal propósito de venderle más armas a Hugo Chávez.

Por supuesto, se suscribirán otros acuerdos industriales y culturales y se enfatizará el de producción conjunta en el renglón petrolero.

Sin embargo, lo vital de esta visita es apoyar a Chávez en su carrera armamentista.

"Matando dos pájaros de un tiro" Putin, que no tiene un pelo de leso ( ? ) se deshace al mismo tiempo de armas obsoletas que el presidente venezolano acepta alegremente, sin verles el año.

Putin necesita a un hombre como Chávez en el poder de Venezuela.
El odio del mandatario venezolano le sirve perfectamente al astuto oso ruso en su lucha contra Estados Unidos.
Con la renovada promesa del mandatario venezolano de poder usar la isla La Orchila, que le fue ofrecida el 14 de marzo del año pasado y ubicada estratégicamente mirando hacia Estados Unidos, Rusia tiene la perfecta plataforma, en caso que se de la ocasión propicia.

En el ajedrez mundial, la ex super potencia nunca se ha levantado de la mesa. Se ha mantenido con los ojos bien abiertos, esperando el momento justo para dar el zarpazo.

Saturday, January 31, 2009

OSO RUSO NUNCA INVERNA

Angélica Mora
Nueva York

¿Han pensado las urdimbres políticas mundiales que se entrelazan a cada momento sin que nosotros, simples mortales, las conozcamos?
Un atisbo al fino frente de complicidad que se está tejiendo en estos momentos entre los países que se autodenominan “enemigos de Estados Unidos”, pero que aún mantienen una tensa relación con la Casa Blanca, muestra una rueca girando a todo vapor.
El vértice central es Rusia, que como decía en análisis anteriores, nunca se ha perdonado por errores pasados. Entre estos la venta de Alaska a Estados Unidos -que le habría permitido estar como vecino tras la tapia con el coloso del Norte- y mucho más tarde la disolución de la Unión Soviética, que desgranó el Imperio y destronó al Kremlin de su puesto como potencia mundial.

La situación estos días se ha vuelto muy interesante.
Comenzó hace varios meses, con la más alta jerarquía del gobierno ruso visitando los países considerados “rebeldes” por parte de Washington y envalentonando a sus gobernantes a borrar sonrisas diplomáticas y prender la mecha del desafío.
Ha estado a plena vista.
Se han llevado a cabo visitas del presidente de Rusia Dmitri Medvedev y otros importantes jerarcas a Venezuela y Cuba.
Se han ordenado maniobras de barcos y submarinos rusos frente a las costas de estos dos países, que se encuentran en situaciones privilegiadas por su cercanía con Estados Unidos.
Se han vendido y enviado enormes cantidades de material bélico a Venezuela.
Y hoy se estrechan aún más los lazos del plano que conforma Cuba en el Eje, con la visita de Raúl Castro a Rusia.

Algun apretón de mano bajo cuerda y renovadas promesas de alianza inyectaron nueva fuerza al régimen de La Habana que movió a su títere momificado Fidel Castro, para decir que el aletargado Primer Convaleciente de la República de Cuba escribió otra de sus impactantes "Reflexiones".

Se supone que el enfermito, quien dijo en una anterior entrega que cree que no durará hasta ver el final de la administración de Barack Obama, hoy emplaza al nuevo presidente de los Estados Unidos a que devuelva SIN CONDICIONES, la Base Naval de Guantánamo.
Por otra parte, en la nueva "Reflexión", el supuesto Fidel Castro acusa al nuevo mandatario estadounidense y su vice presidente Joe Biden, de apoyar lo que llama "el genocidio" de Israel contra Palestina y critica que estos están siguiendo los lineamientos trazados por la administración anterior de apoyo al gobierno de Tel Aviv.
El artículo acusa a Estados Unidos de haber convertido a Israel en un “importante poder nuclear”.

El giro de 180 grados de las zalameras declaraciones del Coma Andante, quien calificó en otra entrega a Obama como “honesto” y “noble, hace cambiar los epítetos de nuevo. "Fidel Castro" señala que "mantener una base militar en Cuba, contra la voluntad del pueblo cubano, viola los más elementales principios de la ley internacional".

La nueva “Reflexión", que aparece en Granma y Juventud Rebelde y en el sitio Web www.cubadebate.cu, se titula "Descifrando el Pensamiento del nuevo Presidente de los Estados Unidos”. En ella se exige la devolución de la Base Naval, sin concesiones de ninguna clase.

El que escribió este nuevo artículo, fustiga con duros adjetivos al nuevo presidente de los Estados Unidos y subraya que si Barack Obama no respeta los planteamienros de Cuba sería “un acto arrogante y un inmenso abuso de poder contra un pequeño país".

Esta "Reflexión" reafirma la declaración hecha el jueves pasado por el canciller cubano Felipe Pérez Roque donde éste demanda, no sólo el cierre del penal, sino que también que se devuelva esta parte del territorio de Guantánamo a Cuba.
(Cuba arrendó el lugar donde está ubicada la Base Naval estadounidense en forma indefinida a partir de 1903, renovable cada cien años, luego que Estados Unidos ocupó el país antillano durante la guerra con España).

Dentro del juego, otro peón, Hugo Chávez, aportará su pensamiento en sus "Líneas de Opinión" también lleno de confianza por los últimos acontecimientos y las declaraciones de amistad entre La Habana y Moscú .
De nuevo Chávez dará marcha atrás -al igual que La Habana- en su apreciación de Obama, volverá a parecerle mal el nuevo presidente de los Estados Unidos e insistirá y volverá a apoyar los reclamos de la entrega de la base Naval de Guantánamo.

Como se puede apreciar, con todas las piezas ya colocadas en el tablero de ajedrez, (sin contar Iran y otras mantenidas al lado) la próxima movida del Oso Ruso será importante y sumamente peligrosa cuando se ejecute.

Las decisiones que tome Obama sobre la materia pueden ser aún más interesantes. El mandatario estadounidense ha dicho que desea normalizar las relaciones diplomáticas entre ambos países, pero aclaró que no eliminará el embargo económico contra la Isla sin que el gobierno cubano haga primero reformas políticas.
Como en un match de boxeo, el régimen de La Habana devolvió este golpe a través de esta nueva Reflexión en un “tira-tira y nadie afloja” que no ha puesto nada en claro salvo la intransigencia de la cúpula gobernante cubana.

El refrán de "una mano lava la otra y ambas lavan la cara" se presta de maravillas a la situación política actual de los aliados enemigos de Estados Unidos.
Saben que tienen que coooperar entre ellos para lograr resultados y por eso refuerzan alianzas y renuevan, sin rencores aparentes, promesas que quedaron rotas en el pasado.
Moscú ha perdonado la enorme deuda que tiene Cuba de más de treinta años de créditos y subvenciones. E incluso abre de nuevo la peluda cartera para otorgar los primeros créditos con un inicial de 20 millones de dólares.
Por su parte, el régimen de La Habana deja atrás los resentimientos surgidos luego del abrupto cese de las subvenciones soviéticas y el desmantelamiemto de la base militar rusa de "Lourdes" que le servía de maravillas para espiar a Estados Unidos.
De nuevo Cuba y Rusia se cogen de las manos e inician una dulce luna de miel, que de verla produce caries.

Ambas partes acordaron que continuarán con la colaboración militar, lo cual beneficia enormemente a las dos naciones.
Moscú tiene ahora seguro a un país estratégico a pocas millas de Estados Unidos. Y el régimen de La Habana se siente protegido y envalentonado, como en el pasado, cuando desde detrás de la saya de la Unión Soviética le hacía "trompetillas" al odiado imperio.

Ambos socios se soban hoy las manos, y con ellos sus pandillas amigas, felices de haber llegado a este escalón, que les dará nuevos impulsos para concretar sus propias ambiciones.

No comments:

Post a Comment