Monday, May 21, 2018

TRUMP LIMITA LA CAPACIDAD DE VENEZUELA PARA VENDER DEUDA Y ACTIVOS EN EEUU

Donald Trump. (EFE)

El presidente de EEUU, Donald Trump, impuso el lunes nuevas sanciones contra el Gobierno venezolano, al firmar una orden ejecutiva por la que limita al Ejecutivo de Nicolás Maduro la venta de deuda y activos públicos en territorio estadounidense, reportó EFE.
El Gobierno estadounidense tomó esta decisión tras las elecciones presidenciales de este domingo, que Washington califica de "farsa" y en las que Maduro fue reelegido para un nuevo mandato con una de las participaciones más bajas en décadas.
En una conferencia telefónica con periodistas, altos funcionarios del Gobierno de Trump explicaron que estas acciones pretenden impedir que Maduro venda activos públicos venezolanos a cambio de sobornos.
"La orden ejecutiva de hoy cierra otra vía de corrupción que hemos observado que se usa: niega a los funcionarios venezolanos corruptos la capacidad de valorar indebidamente y vender activos públicos a cambio de sobornos", indicaron esas fuentes.
De esta forma, la orden ejecutiva prohíbe a cualquier ciudadano, institución o empresa estadounidense adquirir deuda venezolana o activos y propiedades pertenecientes al Gobierno de Venezuela en EEUU, incluidas aquellas inversiones derivadas de Petróleos de Venezuela SA (PDVSA).
El objetivo es aumentar así la presión sobre el régimen de Maduro, al que también se le limita su capacidad de obtener liquidez, incluidas las cuentas por cobrar, del Gobierno venezolano como de la petrolera estatal PDVSA y el Banco Central Venezolano.
No obstante, las sanciones no atacan directamente las transacciones petroleras de Venezuela, por lo que EEUU no pone impedimento a que el crudo venezolano siga comercializándose en el país. Aun así, según indicaron los altos funcionarios, EEUU "continúa manteniendo todas las opciones de respuesta" ante la situación de Venezuela, "incluida la opción militar", y está coordinando activamente una acción conjunta con los 14 países miembros del Grupo de Lima.
Minutos antes de las nuevas sanciones, el vicepresidente Mike Pence adelantó que el Gobierno Trump tomaría medidas sobre el asunto y calificó los comicios venezolanos como una "farsa".
"La elección de Venezuela fue una farsa. EEUU está en CONTRA de la dictadura y CON el pueblo de Venezuela pidiendo elecciones libres y justas", apuntó Pence desde su cuenta de la red social Twitter.
"EEUU no se quedarán de brazos cruzados mientras Venezuela se derrumba", agregó.
En un comunicado paralelo, Pence insistió en que el resultado electoral, del que salió ganador el actual presidente Nicolás Maduro, es "ilegítimo" y "un golpe más a la orgullosa tradición democrática de Venezuela".
"Todos los días, miles de venezolanos huyen de la opresión brutal y la pobreza extrema. (...) El régimen de Maduro debe permitir la ayuda humanitaria en Venezuela y debe permitir que su gente sea escuchada", reiteró el vicepresidente estadounidense.
La semana pasada el Gobierno estadounidense también sancionó al "número dos" del Gobierno venezolano, Diosdado Cabello, así como a su hermano y a su esposa.
El Poder Electoral eleva la cifra de votos obtenidos por Maduro
El Consejo Nacional Electoral (CNE) elevó a más de seis millones los votos del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en los cuestionados comicios del domingo, con los que consiguió la reelección en medio de un alto índice de abstencionismo y denuncias de irregularidades, reportó EFE.
La vicepresidenta del ente electoral, Sandra Oblitas, informó este lunes de que el líder chavista obtuvo 6.190.612 votos, mientras que su más cercano contendiente, el exgobernador Henri Falcón, consiguió 1.917.036 de respaldos.
Este reporte ubica el índice de participación en 9.132.655, ligeramente superior a los 8.603.936 sufragios anunciados el domingo, sobre un censo de más de 20.500.000 ciudadanos con derecho de voto.
Asimismo, deja al expastor evangélico Javier Bertucci con 988.761 votos y al ingeniero Reinaldo Quijada con 36.246, manteniendo cada uno la tercera y cuarta posición en esta contienda, señalada de fraudulenta por la principal coalición opositora y por buena parte de la comunidad internacional.
El primer boletín adjudicaba 5.823.728 apoyos a Maduro, 1.820.552 a Falcón, 925.042 a Bertucci, 34.614 a Quijada y ubicaba el porcentaje de participación en 46,01 que este lunes subió a 46,02%.
Con este último anuncio, el índice de abstención en las elecciones quedó en 53,98%, lo que significa una de las participaciones más bajas de la historia venezolana.
Falcón dijo el domingo que no reconocería los resultados de las presidenciales por las reiteradas violaciones a los acuerdos preelectorales por parte de Maduro y exigió que el proceso se repita este mismo año.
"El proceso tiene serios cuestionamientos de nuestra parte (...) y sin duda alguna el proceso carece de legitimidad y nosotros desconocemos este proceso electoral categóricamente", dijo en una rueda de prensa ofrecida antes de que se conocieran los resultados.
En la misma línea se pronunció el rector electoral Luis Emilio Rondón, el único de las cinco autoridades del CNE que es crítico con el chavismo, al denunciar que el proceso "fue ventajista desde su inicio" y que el domingo "quedó suficientemente claro para los venezolanos el desequilibrio".
Por ello, Rondón expresó su "no reconocimiento" a los resultados anunciados pues, remarcó, "están viciados desde el punto de vista de la libertad que debieron tener" los electores.

No comments:

Post a Comment