Monday, May 28, 2018

CUBA Y VENEZUELA SE CUIDAN LAS ESPALDAS


 

Angélica Mora
Apuntes de una Periodista
Nueva York
 Como esos perros, que una vez que hincan los dientes no sueltan la presa, La Habana y Caracas montan estrategias para no soltar  a Venezuela, el botín que les proporciona  riqueza para seguir existiendo.
 Con toda desfachatez y al descubierto, Nicolás Maduro informó el envío de más de un centenar de oficiales de las Fuerzas Armadas de Venezuela a Cuba.
Maduro hizo el anuncio por twitter, diciendo que la élite militar  viajaba en un vuelo especial de la línea aérea venezolana Conviasa, en apoyo al Instituto de Estudios Estratégicos Operacionales de la FANB,(Fuerza Armada Nacional Bolivariana) y "formando parte de las políticas implementadas para reforzar y afianzar los servicios que ofrece la aerolínea". (¿?)
"JuntosTodoEsPosible" agregó Maduro en su twitter y tiene razón. Junto con la ayuda de la cúpula gobernante cubana, ha agarrado fuerte la presa para que no se le escape.
Lo nuevo en la estrategia de Miraflores fue anunciar públicamente el traslado -el domingo 27 de mayo- de 101 oficiales venezolanos a La Habana, que serán adiestrados en cursos especiales por los militares cubanos, expertos en estrategias de sobrevivencia. 
Ruido de sables
La maniobra conjunta de Cuba y Venezuela es formar un grupo de comando que enfrente el descontento y una posible insurrección militar dentro de las Fuerzas Armadas venezolanas.
Recientemente ha aumentado la preocupación de La Habana y Caracas por la acelerada desmoralización de la tropa y el aumento en la cantidad de casos de insubordinación y deserción a causa del hambre de los soldados.
Pese a que el ministro venezolano de Defensa, Vladimir Padrino, negó recientemente que existan divisiones en las fuerzas armadas de su país, las diferentes ramas militares están profundamente fracturadas.
El exacto número de castrenses venezolanos detenidos es materia no revelada por Miraflores. Según la Organización de Justicia Venezolana, 92 militares han sido aprehendidos. Las deserciones de alrededor de Maduro aumentan con el paso de los días.
La captura más importante ocurrió el 13 de marzo, cuando agentes de inteligencia arrestaron al general en retiro del Ejército Miguel Rodríguez Torres, exhombre fuerte del fallecido presidente Hugo Chávez  y del mismo Maduro, según destacó el diario El Comercio.
Según el gobierno, el exministro de Interior y crítico de Maduro “participaba en conjuras y complots” para fracturar a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) .
Maduro  se mantiene en el poder gracias a un vasto control institucional en el que priman los militares que, activos o en retiro, ocupan 14 de 32 ministerios y numerosos institutos autónomos.
Aeropuertos militares
El reciente envío de oficiales venezolanos a La Habana forma parte de un largo intercambio de estrategia militar entre ambos gobiernos.
Entre los puntos principales de esta logística figuran: Preparar con antelación todo el material necesario para poner en movimiento las diferentes ramas de las fuerzas armadas. Redactar todas las órdenes del general en jefe para las diversas operaciones militares. Fortificar diversos puntos para facilitar estas operaciones castrenses. Disponer y dirigir los reconocimientos de toda clase para conocer posiciones del enemigo.
Llegada de cubanos
Desde los inicios de la administración de Hugo Chávez, el 2 de febrero de 1999, decenas de miles de tropas especializadas de Cuba y otros contingentes -médicos, maestros, instructores deportivos, ingenieros y técnicos agropecuarios- llegaron a Venezuela con la orden de dominar a la nación bolivariana.
 Los aeropuertos militares venezolanos, aislados del resto del país, han permitido el desplazamiento de los cubanos por todo el territorio nacional. Las tropas entran a Venezuela y salen hacia Cuba para sus reemplazos constantemente por pistas de aterrizaje ubicadas en distintos puntos de la nación. Hay varias en Apure, y en la Rampa (Base aérea) 2 del aeropuerto de Maracaibo, esto sin contar las pistas de aterrizaje de Fuerte Tiuna, en la capital venezolana.
Los militares cubanos han asistido a reuniones de alto nivel, han entrenado francotiradores, y colocado gente en puestos clave de las comunicaciones. Asimismo han aconsejado a los militares venezolanos en la construcción de túneles y "búnkeres" para almacenar y ocultar armas.
Avispas Negras

La alarma de los venezolanos llegó al máximo en abril de 2017, al enterarse del aumento en  el país de las llamadas Avispas Negras.
El contingente cubano es especialista en lucha urbana cuerpo a cuerpo, en sabotaje, destrucción de negocios, e infiltraciones en marchas para destrozos que perjudiquen a opositores al régimen.
Según informes de una fuente fidedigna con vínculos militares, se denunció que se había avistado en un campamento en Los Teques, (a 45 minutos de Caracas), a un grupo de cubanos,  Avispas Negras, recién llegados a Venezuela.Se agregó que las Avispas Negras cubanas habían llegado a reforzar a los colectivos al servicio del gobierno de Nicolás Maduro.
Avispas Negras es el nombre con que son conocidas las fuerzas de élite de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba, (FAR). Su entrenamiento resulta ser muy específico para afrontar una posible ofensiva a la isla. Se crearon oficialmente a finales de la década de los 80’s , pero una década anterior, ya existían unidades de misión especial que actuaron como parte del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (MINFAR).
Denominadas “Tigres” y “Leones” en Angola, se considera que fue en el año 1977, cuando el MINFAR decidió tener sus propias fuerzas especiales, tras depender de las tropas especiales del Ministerio del Interior en la Batalla de Quifangondo, Angola, a finales de 1975.
 Los 101
El nuevo envío de oficiales venezolanos a La Habana es un eslabón más en la cadena de Nicolás Maduro y su dictadura en el control de las fuerzas armadas bolivarianas, preparando a esa élite en el trabajo de inteligencia, para detener cualquier nuevo amago de rebeldía dentro de las FANB.

No comments:

Post a Comment