Sunday, April 29, 2018

NICARAGÜENSES EN GIGANTE PROTESTA

Los nicaragüenses inundan Managua para exigir paz, justicia y la salida de Ortega


Multitudinaria marcha en Managua contra el Gobierno de Daniel Ortega. 29 de abril de 2018. (EFE)
Cientos de miles de personas llenaron este sábado las calles de Managua en una marcha "por amor a Nicaragua" y para pedir justicia por los más de 40 muertos en las protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega, cuya salida reclamaron.
La manifestación multitudinaria fue convocada por la Iglesia Católica y finalizó con una gran homilía al aire libre en la que los obispos dieron un plazo de un mes para que se llegue a acuerdos en el diálogo nacional convocado por el Gobierno de Ortega y del que serán mediadores, reportó EFE.
La marcha abarrotó diversas calles y avenidas en su paso hacia la Catedral de Managua pese al calor sofocante que se registraba la capital nicaragüense.
Entre la multitud hubo representantes de la Conferencia Episcopal, la empresa privada y los estudiantes, muchos de los cuales estarán presentes en las negociaciones con el Gobierno.
El cardenal Leopoldo Brenes, en su discurso ante los participantes, lanzó una seria advertencia a los posibles interlocutores.
"Al mes de instaurado este diálogo, haríamos un alto para valorar la voluntad, la implementación, y el cumplimiento serio y real de los acuerdos a los que hayan llegado las partes (...) si no se están dando esos pasos, informaríamos al pueblo, y les diríamos que así no podemos seguir, que no se pudo", dijo.
A siete días de anunciado el diálogo por Ortega, no se ha definido una agenda, ni una fecha, ni quiénes participarán, mientras el país continúa conmocionado por el aumento diario en el balance de muertos en las protestas.
El mismo sábado, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) incrementó la cifra de muertos hasta 42. Otros cálculos han arrojado más de 60 fallecidos. Mientras, el Gobierno solo ha informado de diez, reportó la AFP.
Los participantes en la marcha portaron numerosas fotografías de nicaragüenses que perdieron la vida en los últimos días.
"No eran delincuentes, eran estudiantes!", coreaban los manifestantes, al tiempo que clamaban la renuncia de Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo. "¡Que se vayan!".
"Estamos de duelo por los estudiantes caídos, por la democracia, por la justicia y por la libertad y aquí estaremos hasta que se vayan y podamos en paz establecer finalmente un país democrático", dijo Rita Delia Casco, una participante en la marcha citada por EFE.
"Lo que queremos es que el presidente se vaya. No queremos más dictadura, más robos, más gente muerta, más violencia", apuntó Sergio Álvarez.
Después de Brenes, el obispo Báez recordó a los "jóvenes reprimidos y torturados" y las "lágrimas de padres y madres que lloran en estos días la muerte de sus hijos a causa de la violencia irracional". También se refirió a las "mujeres violentadas", en un país donde Amnistía Internacional ha denunciado que los feminicidios son cada vez más brutales.
La peregrinación fue reforzada por campesinos que se trasladaron a la capital en camiones, autobuses y furgonetas.
La larga caravana, encabezada por la líder campesina "anticanal" interoceánico, Francisca Ramírez, ingresó en Managua al grito de "justicia" y con bocinazos, pitos y consignas contra Ortega.
"Aquí venimos a decir presente, a unirnos al dolor de esas madres que han perdido a sus hijos y a exigir justicia, porque eso es lo que queremos en este país, que haya justicia", señaló Ramírez.
Más temprano, estudiantes pidieron en una declaración pública crear una comisión internacional para investigar las muertes en las protestas, así como destituir a los altos mandos de policiales involucrados.
"Esta comisión deberá investigar, condenar y sancionar a todos los responsables intelectuales y materiales de los crímenes de lesa humanidad cometidos en el marco de la represión", señalaron los estudiantes, que también pidieron que esa instancia sea "independiente y creíble".
Las protestas que han arrebatado a Ortega el monopolio de las calles cumplieron 11 días, se iniciaron con reclamos contra una reforma a la seguridad social y continuaron a pesar de que el mandatario revocó esa medida.
Para la abogada de derechos humanos y directora ejecutiva del Instituto Casla, la venezolana Tamara Suju, en Nicaragua ha aflorado un descontento "opacado" por la alianza del presidente con el sector empresarial.
"Ortega ha sido más inteligente que los gobiernos de Venezuela, no ha reprimido al sector económico que lo apoya y los ha dejado seguir con la economía y hacer sus negocios", declaró Suju al diario ABC.
De hecho, el Banco Mundial augura para Nicaragua registrará uno de los mayores crecimientos de América Latina, un 4,4%, pero sin que haya "mejoras para el sector más empobrecido", advirtió la abogada, que recaba datos para denunciar a Ortega ante la Corte Penal Internacional por la "brutal represión" de las manifestaciones.

No comments:

Post a Comment