Sunday, January 28, 2018

PARIS EN ALERTA ANTE CRECIDA DEL SENA


... lleva al cierre de túneles, parques y un piso del Louvre



LA NACION

PARÍS.- El río Sena, desbordado luego de varios días de incesantes lluvias en París, alcanzará este fin de semana su nivel máximo en varios años, con una crecida que ya obligó a las autoridades a cerrar varios túneles y parques, e incluso la planta inferior del Museo del Louvre.
Entre hoy y mañana el Sena podría superar entre 5,8 y 6 metros su nivel de referencia, acercándose a la excepcional crecida de junio de 2016 (6,1 metros), que fue la peor en los últimos 30 años, dijo François Duquesne, director del Centro Nacional de Prevención de Inundaciones.
Lluvias desbordan el Río Sena en París
De todas maneras, el especialista afirmó que el desborde no será tan espectacular como se esperaba en un principio. "Nos sentimos tranquilizados. Las lluvias van a mantener el nivel de agua, pero no a incrementarlo", explicó Duquesne.
De todas maneras, en París, cerca de 400 personas ya tuvieron que ser evacuadas, sobre todo en los suburbios del sudeste, y 1000 hogares permanecían ayer sin servicio eléctrico. Para tristeza de los turistas, los barcos que cruzan el Sena y los canales del nordeste de París estaban ayer paralizados, a la espera de que las aguas bajen y puedan pasar por debajo de los puentes.
"Es una locura. ¡Hay tanta agua!", exclamó el turista Chris Lennard. "Soy de Ciudad de Cabo, en donde tenemos muy poca agua. Cuatro millones de personas se quedarán sin agua en abril. Me da mucha envidia, quiero llevarme un poco de esta agua a casa", bromeó.
Según Météo France, la "excepcional" cantidad de lluvia registrada en París fue el doble de lo normal entre el 1° de diciembre y el 21 de enero.
Las inundaciones provocaron además una insólita invasión de ratas por toda la ciudad, luego de que sus madrigueras en los bordes del Sena se llenaron de agua.
"No quiere decir que haya más ratas, solo que las estamos viendo más", dijo Pierre Falgayrac, experto en agresores biourbanos.
A pesar de la tormenta, los museos parisinos que bordean el Sena, como el Louvre o el Orsay, seguían ayer abiertos. Sin embargo, ambos establecimientos están listos para evacuar las obras ubicadas en las zonas inundables en caso de que sea necesario, como lo hicieron en 2016.


Como medida preventiva, el nivel inferior del departamento de Artes del Islam del Louvre cerró sus puertas, pero la dirección del museo más frecuentado del mundo (que recibió 8,1 millones de visitantes en 2017) indicó que, por el momento, no prevé un cierre mayor.
En el Puente del Alma, la estatua de un guerrero zuavo que sirve tradicionalmente de referencia a los parisinos para medir las crecidas del río tenía el agua hasta la cintura. Cerca del puente de Austerlitz, el agua alcanzó ayer los 5,59 metros.
Hay varios tramos de los muelles que bordean el Sena bajo el agua desde hace unos días. Partes de la céntrica Isla de la Cité, una de las zonas más turísticas de París con la catedral de Notre Dame y la Sainte Chapelle, estaban inundadas.

No comments:

Post a Comment