Friday, December 22, 2017

DE PROFUNDIS


1468503642_extra_big

Apuntes de un Periodista
Nueva York
El clamor por los niños se alza desde Venezuela, sin una respuesta rápida que mitigue el enorme problema de la mortandad infantil.
El mundo sigue preparándose para celebrar la llegada del Niño Jesús… sin tomar en cuenta a los niños que mueren de hambre en la nación bolivariana, por el capricho de un individuo (no lo quiero llamar hombre) que se cree Dios y ha optado por la dictadura para someter al país al hambre y otras privaciones.
Algo tiene que ceder, ahora, YA.
Si tienes hijos, si tienes niños a tu alrededor, míralos. Tienen mejor suerte que las inocentes criaturas que desfallecen en una tierra que fue privilegiada.
Hagamos algo…
Mañana será aun demasiado tarde, con la muerte de más pequeños, sin alimentos y sin medicinas.
En otras navidades he pedido por Cuba y Venezuela, pero hoy mi oración -y mi pedido- es por los niños, lo más frágil de nuestra sociedad, que en la tierra del Libertador agonizan a diario.

No comments:

Post a Comment