Monday, December 25, 2017

CANDIDATO PERDEDOR EN CHILE REFLEXIONA SOBRE LA DERROTA


Guillier: "Si los partidos de la NM hubiesen estado en buenas condiciones, habrían llevado un candidato propio" El senador aseguró que lo eligieron como abanderado porque "no lograron levantar un candidato con alguna opción de ganar" y atribuyó su derrota a que la candidatura de Sebastián Piñera "logró asustar a la gente".

Jonathan Mancilla, El Mercurio
 Santiago de Chile, 23 de Diciembre de 2017 Emol
 Alejandro Guillier dice que no está cansado. "Me recuperé rápido. Soy de los que con dos días de dormir ya me recupero", afirma el ex candidato de La Fuerza de la Mayoría en una entrevista a El Mercurio de Antofagasta, donde descansa tras su aventura presidencial.
 Desde la distancia, el senador analiza lo que fueron las últimas semanas previas a la elección. "Nadie sabía lo que iba a pasar, esa es la verdad", asegura. "Tuvimos una primera vuelta en que el país se va a la izquierda y una segunda vuelta en que se va a la derecha.
Es un país que está buscando un rumbo muy intuitivo, y los liderazgos políticos están desconcertados", agrega. A su derrota, por casi nueve puntos de diferencia con el Presidente electo, Sebastián Piñera, le atribuye varias razones.
Críticas a la unidad de la Nueva Mayoría Aunque no se considera el principal responsable, admite tener "algún grado de responsabilidad". "Pude haber sido más claro, haber trabajado quizás de una manera distinta (...) El motivar a la gente es tarea del candidato", afirma Guillier.
También afirma que existió responsabilidad por parte del bloque. "Si los partidos de la Nueva Mayoría hubiesen estado en buenas condiciones, habrían llevado un candidato propio, no me habrían llevado a mí", asegura. "A mí me llevaron porque no lograron levantar un candidato con alguna opción de ganar en algún momento", agrega el senador, señalando que "nosotros levantamos la tesis de que había que dar la pelea". "La centroderecha logró asustar a la gente"
 La elección, en un momento, se vio como una carrera muy estrecha, aunque finalmente la distancia entre ambas candidaturas fue holgada. "Yo sumé más del doble de votos que en la primera vuelta. O sea, yo cumplí mi objetivo, pero votó más gente. Nosotros suponíamos que esa gente que no votaba era gente nuestra, pero en realidad la que salió a votar es gente de derecha", asegura el senador.
 Para él, lo que motivó a esa parte de la población a concurrir a las urnas fue el hecho de que "se asustó en parte por la campaña terrorista: eso de que Chile se va a transformar en Venezuela, que yo era comunista, que estaba metido con el narcotráfico", analiza Guillier. Sin embargo, dice no habérselo tomado de manera personal. "Eso es política, es campaña. Uno tiene que asumir que esto es así: es duro", añade.
La búsqueda del Frente Amplio Guillier niega que la campaña se haya "izquierdizado" hacia el final, porque dice que "en rigor el programa, en su esencia, no se tocó", sino que se trató de una "priorización de políticas sociales", como el tema del CAE, que se leyó como una estrategia para conquistar el 20% obtenido por el Frente Amplio en primera vuelta. Sobre eso, el senador acepta que "por buscar el apoyo quizás del Frente Amplio, soltamos un poquito el centro".
A su juicio, es una situación que benefició a Piñera. "Kast asumió que iba a tener que concentrar el voto de extrema derecha, para que Piñera pudiera desplazarse hacia el centro. Nosotros en cambio, tuvimos que definir entre la izquierda y el centro, y ahí privilegiamos un poquito, quizás mucho, a la centro izquierda, y ahí están los resultados también", afirma.
Desde Antofagasta, el senador califica de "injustas" las críticas sobre su "poca presencia" en la región y afirma que no descarta continuar en política cuando su periodo en el Senado termine, en cuatro años más, aunque también señala que baraja otras opciones. "Quizás lo mejor para mí es terminar como profesor, pero trabajando en la formación de líderes para el Siglo XXI desde el progresismo", finaliza.
Fuente: Emol.com

No comments:

Post a Comment