Saturday, September 2, 2017

LA FÓRMULA DE LA TRAGEDIA VENEZOLANA:


¿Dónde está Venezuela y hacia dónde se dirige?   Es posible listar los hechos, analizar las actitudes prevalecientes y, en base a los hechos y a las actitudes, plantear posibles escenarios futuros.  

                                                HECHOS DOCUMENTADOS

1.    El poder en Venezuela está en manos de una pandilla de ladrones, asesinos, abusadores y mentirosos tutelada por el régimen cubano de Raúl Castro. Este es un hecho que ya casi nadie discute en el país o en el exterior. El rechazo interno al régimen está en el orden del 85%.  Los únicos que continúan defendiendo al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela son sus cómplices militares y civiles y el 15% de la población que continúa recibiendo sus dádivas. En el exterior sus aliados son los países del ALBA y de PETROCARIBE, los cuales reciben dinero y petróleo del régimen venezolano y dos grandes potencias, China y Rusia, por razones ideológicas y/o de estrategia geopolítica;

2.    Este régimen está en una situación financiera de extrema debilidad y se encuentra significativamente aislado en el plano político internacional. La protesta popular que se llevó a cabo entre Abril y Julio de este acentuó la debilidad del régimen, al exponerlo como una dictadura abierta. Hoy en día es evidente que el régimen mantiene el poder pero no gobierna. El país es un caos. La llamada Asamblea Nacional Constituyente es el producto de un fraude ya denunciado, integrada por gente mediocre que sirve de comparsa, dejando que un pequeño grupo de delincuentes a lo Escarrá o Delcy Rodríguez  les comuniquen  las decisiones que llegan de La Habana.   

3.    Las sanciones de los Estados Unidos, tanto individuales como de corte financiero, han debilitado aún más al régimen. En efecto, desde Maduro y su familia, pasando por el Vicepresidente El Aissami y varios  miembros del Poder Judicial, del Poder Ciudadano, del Gabinete Ejecutivo, del Consejo Nacional Electoral, de la misma Asamblea Constituyente y de las Fuerzas Armadas, han sido designados por el gobierno de los Estados Unidos como violadores de derechos humanos, lavadores de dinero y/o narcotraficantes, algo que no tiene precedentes en la historia de la región.  Los Estados Unidos ha hecho pública su decisión de seguir sancionando al régimen venezolano.

4.    En la región el rechazo al régimen de Maduro es significativo pero no se ha traducido aún en acciones colectivas lo suficientemente vigorosas. Unos 20 países importantes de la región definen el régimen de Maduro como dictatorial y desconocen la Asamblea Nacional Constituyente pero no han hecho ningún intento, ya sea en el seno de la OEA o fuera de esa organización de tomar medidas fuertes para aislar totalmente al régimen de Maduro. Esta relativa inacción tiene su raíz en el sesgo anti-estadounidense que existe entre los gobiernos de la región;

5.    Actores importantes como el Secretario General de la ONU y el Papa Francisco se abstienen de condenar abiertamente al régimen de Maduro, limitándose a pedir reiteradamente un diálogo entre las partes, lo cual – en el contexto de la tragedia venezolana – equivale a apoyar al régimen venezolano. Muchos analistas y medios de USA y de Europa siguen hablando de amenazas a la democracia venezolana, de intentos de establecer una dictadura, cuando es evidente que la democracia dejó de existir hace tiempo y que existe una dictadura desde hace años. Este tibio  clima de opinión  tampoco ayuda a acelerar la salida del régimen de Maduro;

6.    El liderazgo de la oposición venezolana está manejado por la Mesa de Unidad Democrática, MUD, la cual no representa a todo el país sino a los partidos políticos que la integran. La organización siempre se ha mostrado renuente o incapaz de expandir su representación para incluir a la Sociedad Civil en su conjunto, no solamente a los partidos políticos. Al anuncio hecho por el régimen de elecciones regionales para gobernadores y alcaldes, la MUD ha tomado la decisión de acudir a estas elecciones, descuidando las protestas populares, las cuales han prácticamente desaparecido. Hay intentos de sectores de la Sociedad Civil de integrar una organización paralela que las represente pero estos intentos aún están en estado incipiente.

                                ACTITUDES PREDOMINANTES

1.   Los hechos enumerados arriba están llevando al país a una situación en la cual el régimen de Maduro está logrando su propósito de permanecer en el poder. Esta permanencia de un régimen forajido en el poder tiene tres resultados igualmente desastrosos para el país: mantiene intacto el estado de corrupción que ha llevado al país a la ruina; lleva a la prisión y a la muerte por represión, por hambre y carencia de atención médica a miles de venezolanos y embrutece y prostituye el espíritu de la Nación, ya que ninguna sociedad puede llamarse digna teniendo que inclinar la cabeza ante un  lumpen totalitario como el que está en el poder; 

2.    Las actitudes predominantes en el seno del régimen lo llevan a decir: “debemos mantenernos en el poder, no solo hasta 2019 sino más allá. No podemos permitir que nos enjuicien. Para lograr este objetivo fundamental debemos mantener una posición agresiva, de poder frente a la oposición. Ello significa desconocerla, así como negar abiertamente la realidad, basándonos en la fuerza de la propaganda. Para ello, afortunadamente, contamos con las directrices que nos llegan de La Habana”; 

3.    Las estrategias del régimen están esencialmente basadas en la explotación de las debilidades de la oposición organizada en la MUD y en la Asamblea Nacional. El régimen dice: Los conocemos bien, hemos interactuado con ellos por muchos años. Hagámosles algunas concesiones, a fin de lograr que nos dejen seguir actuando.  A la Asamblea Nacional simplemente la mantendremos al borde de la indigencia financiera y política. Asestamos golpes hoy y damos algunas zanahorias mañana, así los vamos llevando poco a poco al matadero. El cierre de medios, la represión, todo debe continuar, ya que la oposición lo acepta en silencio.

4.   Mientras tanto, en las filas de la oposición se han experimentado significativas fracturas.  Algunos de los líderes de la MUD como Manuel Rosales y Henri Falcón, acompañados de figuras menores como Timoteo Zambrano, abanderan una estrategia de cooperación con el régimen a través de lo que ellos llaman un dilema: “O dialogamos o nos matamos”. Estos dos pseudos líderes tienen aliados como José Luis Zapatero, quien se ha convertido en un promotor del régimen. 

Manuel Rosales, por ejemplo, acaba de declarar que dentro de  la MUD ya existían negociaciones para aceptar la Asamblea Nacional Constituyente de Maduro. Ello solo significa una de dos cosas, o que Rosales es un embustero o que Rosales dice la verdad y la MUD ya estaba traicionando los mandatos del país  antes de que la Constituyente fraudulenta fuera instalada. Las dos posibilidades son desastrosas y, hasta ahora, nadie ha desmentido a Rosales;

5.    En Venezuela hay gente como Enrique Ochoa Antich o Eduardo Fernández, por nombrar a dos de los más notorios, quienes favorecen una actitud de apaciguamiento y abogan por una transacción con el régimen. Hay filósofos como Fernando Mires y pequeños grupos de venezolanos en esa onda de negociación con el régimen y ha llegado a ser muy difícil diferenciar la buena fe de las apetencias personales en entre  quienes promueven esta “solución”. Afortunadamente, por cada Mires promotor de la transacción  tenemos un Antonio Sánchez García apegado a los principios;

6.    En contraste con estas actitudes complacientes hay líderes de la resistencia quienes no aceptan barrer la basura debajo de la alfombra y negociar con la pandilla criminal de Maduro. La posición de María Corina Machado y de Antonio Ledezma ha sido irreductible. La posición de los jóvenes estudiantes y de sus líderes encarcelados ha ido igualmente ejemplar. Yo estoy con ellos.

7.    La posición de Leopoldo López se ha debilitado significativamente.  Lo que él ha representado en el país, para los venezolanos que han tomado el camino de la rebelión en contra del régimen, merece nuestro respeto, pero su silencio actual y su reunión con el granuja de Zapatero abren una interrogante que solo él podrá responder.

8.    En líneas generales parece evidente que la inmensa mayoría de los venezolanos rechaza negociar/transarse con el régimen y prefiere ver a los miembros de la pandilla fuera del poder y debidamente enjuiciados por sus crímenes. Sin embargo, la actitud de cooperación con el régimen por parte del liderazgo de oposición contrasta con la actitud de más severidad adoptada por países. Ello está contribuyendo a que la ecuación de poder se incline a favor del régimen o, en todo caso, a favor de la impunidad para los criminales quienes han destruido a la Nación.

                                ESCENARIOS PROBABLES

1.    El escenario más probable en este momento es el de la supervivencia del régimen al menos hasta 2019. El régimen tratará de alargar su período después de esa fecha, mediante fraudes similares al de la creación de la Asamblea Constituyente. Dada la actitud de colaboración predominante en el liderazgo actual de la oposición ello podría suceder, a menos que la protesta popular y/o la presión internacional los barra. En este escenario podría existir una larga transición en la cual el gobierno sea compartido por el chavismo y por algunos miembros de la oposición a lo Petain y Laval. El grueso de los venezolanos sería marginado de este arreglo; 

2.   El segundo escenario estaría representado por  un nuevo episodio de protesta popular debido a otro abuso del régimen, posiblemente su desconocimiento de los gobernadores y alcaldes de la oposición que resultarían elegidos en las elecciones regionales. Esta nueva protesta podría combinarse con mayores presiones externas y con la desesperada situación financiera del régimen para dar al traste con la pandilla chavista que ha arruinado al país, bien durante este mismo año o durante 2018.

3.   Un tercer escenario que también conduciría a la salida del régimen está relacionado con una implosión financiera, económica y política generada por sanciones petroleras impuestas por los Estados Unidos. Este escenario es improbable para 2017, dada la situación existente en la Costa del Golfo de México debida a los desastres naturales allí ocurridos, pero es más probable que ocurra en 2018. 

4.  Un cuarto escenario tendría que ver con una intervención política/policial de la región en Venezuela, impulsada por la tragedia humanitaria que se acentúa cada día en Venezuela.

5.    Un quinto escenario, muy improbable, es el de una confrontación entre facciones de la Fuerza Armada, la que es cómplice del régimen y otra que deseara restablecer el estado de derecho en el país. 

La permanencia del régimen de Maduro en el poder hasta 2019 o hasta más allá de 2019 producirá más ruina, más muertes, más desolación y humillación para el pueblo venezolano.  El sacrificio de los venezolanos quienes han optado por resistir parecería haber sido en vano. Millones de venezolanos están decepcionados y avergonzados tanto de la ignorancia y crueldad chavista como de la mediocridad de buena parte del liderazgo de la oposición, un grupo que está escribiendo un bochornoso capítulo en nuestra historia política. La codicia  de los países mercenarios del ALBA y de PetroCaribe ha contribuido a la tragedia venezolana y ello nunca deberá olvidarse. La relativa indiferencia de líderes de organizaciones mundiales, como la ONU y de líderes espirituales mundiales los ha convertido en cómplices de la tragedia. La manoseada frase “Este problema es nuestro y solo nosotros podremos resolverlo” ha probado ser un cliché patriotero más. Sin la presión externa Venezuela se hundirá en el foso de la tiranía y la ruina.  

La fórmula de la tragedia venezolana, Tv, puede escribirse así. Tv = C1 + C2 + I, donde C1 es Corrupción, C2 es Cobardía e I es Indiferencia.  Las promesas de abundancia y prosperidad sin esfuerzo que hicieron los demagogos al comienzo de este siglo fueron irresistibles para un pueblo ignorante. El pueblo pidió cambio y tuvo cambio. Ahora sabe que hay cambios para empeorar. Pasamos de ser una democracia mediocre al totalitarismo criminal.  

No comments:

Post a Comment