Thursday, June 1, 2017

LA BANCA INTERNACIONAL AYUDA A LA DICTADURA MADURISTA. GOLDMAN SACHS COMPRA BONOS DE PDVSA


Nuevamente y como ha ocurrido invariablemente a través de la historia, el supra capitalismo y la banca internacional acuden presurosos a tratar de ayudar a salvar a los regímenes socialistas, comunistas y a las dictaduras implantadas en nombre de esas “ideologías”.
1 de junio, 2017
Este fin de semana se supo que Goldman Sachs, uno de los gigantes de inversión, compró bonos de Pdvsa. Y no lo dice Nuevo Acción para inventar una mentira que avala sus denuncias, según un reporte de WSJ,  Goldman Sachs -el gigante mundial de inversiones- había adquirido 2.800 millones de dólares en bonos de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), con vencimiento en 2022. Antes que se hiciera pública la venta, los papeles habían estado en manos del Banco Central de Venezuela (BCV).
Sin embargo, la operación no se hizo directamente entre la banca de inversión norteamericana y el BCV. Los papeles fueron adquiridos por una institución financiera ubicada en el Caribe, que luego los puso a disposición del mercado a través de un intermediario. Una vez ofertados, Goldman Sachs compró entre 85 y 90% ellos, precisó la fuente.
Hemos sabido que el Presidente (opositor) de la Asamblea Nacional de Venezuela Julio Borges (foto) dirigió una carta a Goldman Sachs (VER FOTOS DEBAJO) por considerar que la compra le arrojaba “un salvavidas a un régimen autoritario” y aseguró que “toda deuda” adquirida por la nación debe ser refrendada por el Parlamento.
Según la información de WSJ (Wall Street Journal), la operación oxigena a la economía venezolana con unos 865 millones de dólares. En medio de la convulsa situación política en el país producto de las protestas violentas convocadas por la oposición, que han dejado un saldo de más de 50 víctimas fatales y más de mil heridos; y un descalabro financiero tras la prolongada caída y leve recuperación de los precios del petróleo, la inyección de recursos es una buenísima noticia para el gobierno del presidente Nicolás Maduro.


En abril de este año, el diputado opositor envió una docena de cartas a importantes bancos globales para exigirles no hacer ninguna operación con Venezuela. Ahora hizo lo mismo con Goldman Sachs y agregó una amenaza: “Tengo la intención de recomendar a cualquier futuro gobierno democrático en Venezuela a no reconocer, ni pagar estos bonos”. “Cualquier persona decente que invierta en bonos venezolanos debe sentirse al menos, ‘levemente nauseabunda’.
Pero como era de esperar, no le han hecho el menor caso; y la historia vuelve a repetirse: los capitalistas corren presurosos a salvar a sus socios socialistas.

No comments:

Post a Comment