Wednesday, April 12, 2017

YA NADA ES SAGRADO EN VENEZUELA

 grafitisiglesia
 Foto La Patilla
Angélica Mora
Apuntes de una Periodista
Nueva York

Recuerdo a la Venezuela creyente, a la Venezuela que seguía con fervor las fiestas y fechas religiosas y a los jóvenes que pedían "bendición" a los padres, antes de salir de casa.
Pero. los 17 años de chavismo han acabado con las tradiciones y el respeto a la iglesia;  y la religión la han reemplazado con el sacrilegio; y el horror del salvajismo  contra los creyentes.
Ya nada asombra en la tierra de Bolívar, pero el ataque a la basílica de Santa Teresa y al cardenal Jorge Urusa hizo correr un nuevo escalofrío de espanto a los venezolanos .  
La nación se enteró con consternación del nuevo golpe del chavismo, en plena Semana Santa, a lo más sagrado  del pueblo como lo es el culto a El Nazareno de San Pablo. Supo con dolor,  la nueva brutalidad de la horda chavista que irrumpió  en la Basílica de Santa Teresa golpeando al cardenal y  los feligreses que allí se encontraban
El presidente de la Asamblea Nacional, diputado Julio Borges, calificó como “una afrenta al pueblo de Dios” este nuevo hecho de violencia en el sagrado recinto.
Y el diputado por la Unidad y expresidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, a través de su cuenta en Twitter,  destacó que los chavistas son “hordas chavomaduristas que solo respetan a los paleros y babalaos”.
El padre José Palmar ya había puesto el dedo en la llaga sobre este asunto durante el mandato de Hugo Chávez, poniendo al descubierto sacrificio de animales y ceremonias santeras, oficiadas en el mismo palacio de Miraflores.
La violenta nueva animosidad de los chavistas se debe a que la Iglesia Católica de Venezuela -a diferencia de la cubana-  "no comulga" con el gobierno de Nicolás Maduro. También criticó la gestión administrativa de Hugo Chávez, quien profanó el 16 de julio del 2010, la tumba del Libertador Simón Bolívar.
Las críticas del cardenal Urosa, hechas en rueda de prensa esta semana a la sistemática violación por parte del Gobierno de los derechos humanos de los venezolanos y la represión violenta de las manifestaciones pacíficas, fueron el detonante para llevar a cabo los ataques a la basílica y al alto prelado.
También la reprobación de la Iglesia al gobierno de Maduro  ha provocado una ola de amenazas, escritas  en la forma de grafitis en las paredes de las iglesias. Los muros de los templos en San Cristóbal, en el estado Táchira, amanecieron este Miércoles Santo con grafitis en los que ofenden y amenazan a los sacerdotes.
La Diócesis de San Cristóbal emitió un comunicado en el que dice que los “escritos en la oscuridad de la noche reflejan la tenebrosa intención de quienes lo hicieron: sembrar confusión, miedo y provocar respuestas violentas”.
Agrega que “los sacerdotes de nuestra Diócesis de San Cristóbal no se amilanan ni sienten amedrentamiento ante esas inmorales amenazas”, y solicitan una seria investigación para conocer el origen cierto de dichos mensajes y la aplicación de las sanciones respectivas, de acuerdo al ordenamiento jurídico vigente.

catedralsancristobal 
 Foto La Patilla

El salvajismo oficialista ha dado un nuevo paso en Venezuela. 
El mundo está viendo consternado,  cómo actúa el gobierno de Nicolás Maduro frente al pueblo, que no se doblega ante la barbarie desatada en todos los frentes.
-

No comments:

Post a Comment