Monday, April 17, 2017

TURQUÍA: REFERENDO LE DA MAS PODER A ERDOGAN


Erdogan gana ajustadamente el referéndum para aumentar sus poderes

DDC | Ankara | 17 de Abril de 2017
Seguidores de Erdogan celebran la victoria en el referéndum. (EFE)
Agencias, 17 de abril, 2017
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, recuperará de forma inminente su condición como miembro del gobernante Partido Justicia y Desarrollo (AKP), al aprobarse por ajustado margen este domingo, en un referéndum, una reforma constitucional que aumenta sus poderes.
La mayoría de las 18 reformas aprobadas en el plebiscito, que resultó con un 51,4% de los votos a favor, según los resultados preliminares, solo entrarán en vigor en 2019, avanzaron tanto Erdogan como el primer ministro, Binali Yildirim.
Pero hay tres materias que se aplicarán de inmediato, y una de ellas es la abolición del artículo constitucional que obliga al presidente a ser neutral y apartidista.
También se reformará dentro de los próximos 30 días el Alto Consejo del Poder Judicial (HSYK), reduciéndose el número de miembros de 23 a 13.
El presidente nombrará a cuatro representantes del HSYK, el Parlamento siete, y serán también miembros el ministro de Justicia y su viceministro.
Es una de las reformas más criticadas por la oposición, dado que a partir de 2019 será el presidente quien elegirá el gabinete de ministros, por lo que seis de los 13 miembros del HSYK dependerán del jefe de Estado.
La última de las tres enmiendas que entrarán en vigor de forma inmediata pondrá fin a la presencia de dos representantes militares en el Tribunal Constitucional, reduciéndose este órgano de 17 a 15 miembros.
Es uno de los últimos pasos en la paulatina reducción de la influencia militar en la vida civil y judicial, iniciada tras el golpe de Estado de 1980.
El regreso de Erdogan a la cúpula del partido AKP, que fundó junto a otros políticos islamistas en 2001 y que tuvo que abandonar al asumir el cargo presidencial en 2014, es un paso simbólico, porque en la práctica nunca ha dejado de ser la máxima autoridad de la formación.
El Gobierno turco ya da por definitiva la victoria en el referéndum, aunque la oposición ha prometido impugnar al menos 2,5 millones de votos que considera sospechosos, algo que, de aceptarse, podría dar un vuelco al resultado, en el que el sí ganó con una diferencia de 1,25 millones de papeletas.
El presidente de la Junta Suprema Electoral, Sadi Güven, rechazó que esos votos, que carecen del preceptivo sello de la mesa electoral, puedan ser falsos. Pero el socialdemócrata Partido Republicano del Pueblo (CHP), la principal formación opositora de Turquía, anunció este lunes que pedirá la anulación del referéndum.
Según el vicepresidente del CHP, Bulent Tezcan, se registraron "amplias" irregularidades.
En "muchos lugares", especialmente en las regiones del este y sureste del país, donde se concentra la población kurda y los colegios electorales cerraron más temprano, se llevó a cabo un "escrutinio secreto", es decir, sin la presencia de observadores o representantes de la oposición, dijo.
"Este referendo de 2017 pasará a la historia como uno en el que los votos se escrutaron de forma secreta", subrayó el dirigente político, y prometió que su partido llevará el caso ante el Tribunal Constitucional si la Junta Suprema Electoral no reacciona.
Incluso, aseguró que en última instancia está dispuesto a recurrir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos.
Europa evita felicitar a Erdogan
Europa evitó felicitar a Erdogan por la victoria y le advirtió que está en juego la errática candidatura de Turquía a integrar la Unión Europea.
A la inquietud por el poder que la reforma electoral garantiza a Erdogan, el bloque comunitario añadió preocupación por las denuncias de la oposición y el creciente autoritarismo del presidente turco, informa el diario español El País.
Los cambios constitucionales "serán evaluados en el marco de las obligaciones de Turquía como país candidato a la UE y como miembro del Consejo de Europa [institución ajena a la UE]", indicó un comunicado del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, la jefa de la diplomacia, Federica Mogherini, y el comisario de Ampliación, Johannes Hahn. Es decir, los Estados miembros evaluarán si, con los cambios introducidos en la Constitución, el vecino del sur sigue cumpliendo los criterios para aspirar a ingresar en la UE.
Los ministros europeos de Exteriores debatirán sobre el futuro de la relación con Turquía en un encuentro que celebrarán los próximos 28 y 29 de abril en Malta.
Pese a que las voces europeas que instan a romper con Turquía son cada vez más sonoras resulta poco probable una respuesta diplomática brusca. Alemania, Francia y Grecia marcan el tono comunitario ante los excesos de Ankara. Y ninguno de los tres parece respaldar la idea de dar un portazo a Erdogan.
No obstante, la canciller alemana, Angela Merkel, señaló que "el ajustado resultado demuestra cuán dividida está la sociedad turca" e instó a Ankara a mantener "un diálogo respetuoso con toda la sociedad".
Por otra parte, hay líneas rojas que obligarían a los dirigentes comunitarios a actuar. Si Erdogan concretara su amago de reimponer la pena de muerte en Turquía, Bruselas estaría obligada a rechazar al país.
El presidente francés, François Hollande, advirtió este lunes a Erdogan que un eventual referéndum para restaurar la pena de muerte supondría "una ruptura con los valores y los compromisos" de su Gobierno con Europa.
Añadió que "seguirá con la mayor atención las evaluaciones del escrutinio efectuadas por el Consejo de Europa y la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE)".

No comments:

Post a Comment