(Reuters)
(Reuters)
La primera dama estadounidense, Melania Trump, aceptó el miércoles las disculpas y una indemnización del periódico británico Daily Mail por afirmar que trabajó de dama de compañía, en una audiencia judicial en Londres.
La esposa del mandatario no asistió a la audiencia de conciliación en la Alta Corte de Londres, y el monto de la indemnización no fue revelado, pero los abogados de Associated Newspapers, la empresa propietaria del Mail, presentaron sus disculpas y evitaron así que el caso llegara a juicio. Según una fuente de la cadena CNN con acceso al caso, el pago llega hasta los USD 2,9 millones.
"El acusado reconoce que estas alegaciones de la demandante son falsas, nos retractamos y las retiramos", dijo la abogada del tabloide, Catrin Evans, sobre el artículo publicado en agosto de 2016, cuando Donald Trump era aún candidato a la presidencia.
El polémico artículo confirmaba rumores sin ofrecer pruebas
El polémico artículo confirmaba rumores sin ofrecer pruebas
En un comunicado conjunto leído por el juez Andrew Nicol, las partes coincidieron en que el artículo contenía "difamaciones y falsedades que cuestionaban la naturaleza de su trabajo como modelo profesional, y volvió a publicar acusaciones de que brindaba servicios más allá de los de simple modelaje".
El texto conjunto señala que el diario se hizo eco de la calumnia pese a a admitir que carecía de evidencias y pese a los desmentidos, incluidos en la historia, de Melania Trump y de Paulo Zampolli, que dirigía la agencia de modelos para la que trabajó la primera dama. "Aceptamos que estas denuncias sobre Mrs. Trump no eran ciertas y nos retractamos y las retiramos. Hemos acordado pagarle a ella daños y costos", añadió.
Las acusaciones, resumió John Kelly, abogado de la primera dama, "eran un golpe a la integridad y dignidad personal de la demandante".
En septiembre de 2016, el diario explicó que lo que pretendía el artículo era señalar "que estas acusaciones podían tener un impacto en la elección presidencial aunque no fueran ciertas".
La esposa del presidente Donald Trump, de 46 años, había demandado a la editora del Daily Mail en Reino Unido y también presentó una demanda por USD 150 millones contra el mismo periódico en Nueva York, afirmando que el artículo le había costado millones de dólares en oportunidades de negocio.