Sunday, April 2, 2017

CUBA ENTRE BAMBALINAS

Primero con Chávez y Fidel y ahora con Nicolás y Raúl, Cuba siempre ha estado dirigiendo los destinos de Venezuela.
Angélica Mora
Apuntes de un Periodista
Nueva York

La prensa oficialista no ha publicado ni una palabra sobre los graves acontecimientos políticos, ocurridos durante la semana en Venezuela.
El silencio no es por falta de material, es por esconder la mano.
La prensa mundial ha destacado, en grandes titulares, noticias y análisis, el golpe de estado de Nicolás Maduro al poder legislativo.
También ha destacado que el peso de esa misma prensa, añadido a la repulsa de gobiernos e institucionales internacionalesal golpe, obligaron al gobierno venezolano a dar marcha atrás en lo ya dispuesto.
Sin embargo, el golpe al parlamento venezolano sigue en pie y las aclaratorias no han restituido el orden constitucional.
Cuba ha llamado a Maduro para darle nuevas instrucciones.
El presidente venezolano acudirá a La Habana bajo el pretexto de una nueva reunion de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, (ALBA), institucion inventada por Hugo Chávez, que agoniza desde la muerte de su  creador.
Los dirigentes venezolanos han advertido al pueblo que no se deje engañar con las disculpas y que esté atento a nuevas señales del régimen, convertido en dictadura.
El presidente de la Asamblea Nacional, diputado Julio Borges, pidió al mundo y al pueblo venezolano no dejarse confundir por el Tribunal Supremo de Justicia ni por Miraflores:
“La sentencia es la culminación de un golpe de Estado que han venido dando durante años en Venezuela y eso no se corrige tachando un párrafo. No han hecho nada. El Tribunal pretende maquillar un muerto y ya dio un golpe de Estado que no puede corregir tachando una palabra en la sentencia”.
Borges pidió asimismo al pueblo venezolano salir a la calle para responder a la comunidad internacional y llamó a iniciar un movimiento de libertad en todo el país para lograr el cambio. “La única manera de hacerlo es manifestando en las calles de Venezuela”.
Ante ese peligro del venezolano volcado a las calles, es que La Habana se está moviendo rápido y ha citado a Maduro para girarle instrucciones de sobrevivencia.
Los dirigentes castristas siempre le han temido al movimiento de masas, como lo fue el Maleconazo del 5 de agosto de 1994.
Por eso es el llamado al mandatario venezolano, quien en sus frecuentes viajes ha demostrado su completa sumisión  a los dictámenes de La Habana.
Primero con Hugo Chávez y Fidel Castro y ahora con Nicolás Maduro y Raúl Castro, Cuba siempre ha estado dirigiendo los destinos de Venezuela. 
 

No comments:

Post a Comment