Juan Pablo Pernalete tenía 20 años y llegó sin vida al hospital luego de que una bomba lacrimógena lanzada por la Guardia Nacional Bolivariana le impactara en la cara. El joven es la víctima número 28 de la brutal represión del régimen militar de Nicolás Maduro.
El alcalde de Chacao, el opositor Ramón Muchacho, confirmó la muerte del joven de 20 años y detalló que "el personal médico y paramédico realizó maniobras de resucitación cardiovascular por más de 40 minutos sin obtener resultados".
El coordinador nacional de Voluntad Popular, el diputado Juan Andrés Mejía, ya había denunciado que las armas que utilizan los policías militares para reprimir estaban siendo apuntadas a quema ropa contra los manifestantes: "Hoy están lanzándonos las bombas de manera horizontal y no hacia arriba, como debería hacerse, buscan herir a los manifestantes".
El asesinato de Pernalete se suma al de Christian Humberto Ochoa Soriano, que había resultado herido en Valencia el lunes, y finalmente murió anoche.
Christian Humberto Ochoa Soriano
Christian Humberto Ochoa Soriano