El presidente de EEUU, Donald Trump, anuló este miércoles una norma proclamada por su antecesor, Barack Obama, para que las escuelas públicas del país permitieran a los alumnos transexuales usar los baños y los vestuarios que prefieran en función del género con el que se identifiquen.
El fiscal general, Jeff Sessions, anunció en un comunicado que se decidió suspender la medida porque producía demasiada confusión a nivel local y no incluía "un análisis legal suficiente" sobre cómo esa iniciativa era coherente con los poderes que la Constitución otorga al Ejecutivo.
De esta forma, Trump se puso del lado de los estados gobernados por republicanos que aseguraban que Obama se excedió en su poder en mayo del año pasado al proclamar una norma que, aunque no tenía rango de ley, amenazaba con arrebatar fondos federales a las escuelas que no permitieran a los alumnos usar los baños de su elección.
En su comunicado, Sessions indicó que ahora el Congreso, los Parlamentos estatales y los gobiernos locales "están en condiciones de adoptar políticas o leyes apropiadas que aborden esta cuestión".