Los recientes incendios en Chile fueron los más destructivos de la historia del país
Los recientes incendios en Chile fueron los más destructivos de la historia del país
El megaincendio forestal que afectó a tres regiones del sur de Chile entre el 18 de enero y el 5 de febrero tuvo un costo de USD 26,5 millones y consumió en total una superficie de 467.000 hectáreas, según un balance oficial entregado este viernes.
El incendio, que se extendió por las regiones de O'Higgins, El Maule y Biobío, en el sur del país, avanzó a un ritmo de 8,2 hectáreas por hora, y se generó principalmente como consecuencia del cambio climático, que elevó las temperaturas a niveles récord en esa zona de Chile, de acuerdo con la Corporación Nacional Forestal (Conaf).Bachelet junto a un comité de crisis por los incendios (EFE)
Bachelet junto a un comité de crisis por los incendios (EFE)
El siniestro, considerado el más destructivo de la historia del país, dejó más de 6.000 damnificados y la destrucción total de localidades como Santa Olga, donde fueron consumidas completamente unas 1.000 casas.
El incendio es considerado el segundo más grande de los últimos años. El mayor fue el registrado el año pasado en Alberta, Canadá, donde se quemaron 700.000 hectáreas.
Incendios en Chile
Incendios en Chile
De acuerdo con la Conaf, los días más críticos fueron el 26 y el 27 de enero, con temperaturas que llegaron en la zona a entre 37,1° y 42,5° Celsius.
Durante la emergencia en el total del país se desataron 717 incendios que estallaron a veces de manera simultánea.
La Corporación Nacional Forestal había cifrado antes en 586.185 las hectáreas afectadas por incendios forestales desatados desde el 1 de julio de 2016 a inicios de febrero, con un saldo total de 
 11 muertos
.
En tanto, el gobierno afirmó que destinaría unos 333 millones de dólares para enfrentar la emergencia y los daños causados por los incendios forestales más graves de su historia, incluyendo los recursos asignados para pagar el combate de las llamas, bonos entregados a sectores productivos de las zonas arrasadas y la reconstrucción de viviendas y centros públicos arrasados por el fuego.
La catástrofe fue enfrentada con un inédito operativo de emergencias que desplegó unas 20.000 personas y 49 aeronaves, entre ellas varias dotaciones internacionales y potentes aviones tanqueros llegados de Estados Unidos, Rusia y Brasil.
infobae