Tuesday, January 24, 2017

SIN PARAGUAS: OTRO CUENTO DESDE LA CRIPTA


Angélica Mora
Apuntes de una Periodista
Nueva York
Los integrantes de la Cúpula Gobernante llegaron empapados a la reunión, habían tratado de esquivar el agua, que caía a torrentes, pero pese a llegar en automóviles el líquido les había caído implacable, desde el cielo.
Algunos alegaban que las citas con El Jefe se estaban produciendo cualquier día de la semana y ésta, en particular, era en medio de un tremendo aguacero, que agitaba el mar y lo hacía parecer un Tsunami.
-Me vine esquivando el Malecón, que parece parte de la película  "Imposible", el maremoto que ocurrió en Tailandia, comentó el más Ilustrado.
El Jefe llegó sequito por fuera, porque no se había movido de La Rinconada, su hogar particular.
-Tengo asuntos importantes que tratar con ustedes, dijo el Jefe subiendose trabajosamente al púlpito fabricado de cedro del Líbano, madera enviada por el ahora vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami.
-Ud dirá Mi Presidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros, dijo el más Guataca.
- Tú sabes que eso de los títulos no va conmigo, le amonestó airado el Jefe... -Llámame solo Presidente... -Eso de los titulos lo suprimimos de raíz Yo y mi Hermano, agregó. -Tú viste la simple y alegórica tumba que le escogí al finado... que en paz descanse.
-Bueno, Presidente, ¿cuáles son los asuntos que ameritaron esta reunión?, preguntó el más Práctico, para cortar de algún modo la nostalgia que todos se veían obligados a fingir por las cenizas del Comandante I.
- (...)
Suspendieron la reunión porque el Jefe, debido al " pling-pling" de la lluvia, no pudo recordar el motivo de la convocatoria.
Pero, de pronto recordó... que tenía que irse a tomar un avión para viajar a República Dominicana y participar en la Cumbre de la CELAC. 

No comments:

Post a Comment