Monday, January 23, 2017

NY: SE LES NUBLA AÚN MÁS EL PANORAMA A LOS NARCOSOBRINOS

Socio hondureño de narcosobrinos acuerda colaborar con gobierno de EEUU

(Foto AP)
(Foto AP)
 La Patilla
24 de enero, 2017
El socio hondureño de los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela, Roberto de Jesús Soto García, preso en una cárcel hondureña, acordó colaborar con las autoridades del gobierno de los Estados Unidos, aseguró una fuente de alto nivel ligado al caso, publica la periodista Maibort Petit en su blog.
Por Maibort Petit
@maibortpetit

foto soto

Un acuerdo de cooperación le permitirá al acusado lograr una pena menos severa a cambio de suministrar información sobre las organizaciones criminales para las que prestó servicio como recibidor de los cargamentos de droga en Honduras.
El demandado es uno de los hombres que trabajaba en conjunto con los controladores aéreos del aeropuerto internacional de la isla de Roatán y las autoridades de la isla para recibir los vuelos cargados de droga provenientes de Venezuela y otros países de América del Sur.
Soto García está acusado por la fiscalía del Distrito Sur de Nueva York de conspirar para traficar drogas a los Estados Unidos. Su nombre está ligado al caso de Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas.
El acusado fue capturado por agentes de la Policía Nacional en Flower Bay, en Roatán, el 28 de octubre de 2016, y desde esa fecha se encuentra cumpliendo los trámites para el proceso de extradición a los Estados Unidos.
De acuerdo a la acusación de la corte neoyorquina, Roberto de Jesús Soto García se asoció con Campo Flores y Flores de Freitas para recibir cientos de kilos de cocaína proveniente de Venezuela, para ser trasladadas a los Estados Unidos, vía México.
La acusación señala que Roberto de Jesús Soto acordó participar en una conspiración para transportar drogas a norteamérica a sabiendas que dicha actividad era ilegal.
Soto García se comprometió a recibir el cargamento de cocaína de los Flores en el Aeropuerto Internacional Juan Manuel Gálvez de Roatán, según se escucha en los videos y audios grabados por agentes de la DEA que participaron en la operación que llevó a la captura de los sobrinos del presidente Nicolás Maduro.
El hombre de nacionalidad hondureña usaba sus contactos en el aeropuerto de Roatán, donde sostuvo una asociación con Carlos González, un controlador aéreo que ya se encuentra encarcelado en la ciudad de Nueva York, y quien compareció como testigo de la fiscalía en el juicio de Campo Flores y Flores de Freitas realizado en noviembre de 2016.
El documento del gobierno de los EEUU dice que Soto García acordó suministrar información sobre los horarios del aeropuerto, ayudar a recibir el avión cargado de cocaína que enviarían los sobrinos presidenciales el 15 de noviembre de 2015. Asimismo, debía retirar la droga de la aeronave y colocarla con sus asociados en lanchas que la llevarían a México.
El acusado acudió a una reunión el 6 de noviembre de 2015 a donde acudió el sobrino de Nicolás Maduro, Franqui Francisco Flores de Freitas en San Pedro Sula.
El gobierno de los EEUU destaca en su acusación destaca que la influencia de Roberto de Jesús Soto le permitía evitar la detección del cargamento por parte de las autoridades policiales y de aduanas del aeropuerto de Roatán, ya que pagaba sobornos a los policías de la isla en componenda con su asociado, Carlos González.
La acusación señala que Soto García era uno de los operadores más importantes que tienen los cárteles sudamericanos para mover la droga, incluyendo a los sobrinos de Nicolás Maduro, Campo Flores y Flores de Freitas.
De acuerdo a la investigación realizada por las agencias federales, el acusado se encargaba de la logística, horarios y traslado.
Soto García es el acusado número 14 que será extraditado a los EEUU por cargos de narcotráfico. Su última asistencia a la corte hondureña, donde el juez evaluó las pruebas presentadas el gobierno de EEUU fue el 18 de noviembre de 2016, el mismo día que los sobrinos del presidente Nicolás Maduro fueron declarados culpables de conspirar para traficar, a suelo estadounidense, 800 kilos de cocaína de alta pureza proveniente del grupo terrorista colombiano Farc.
Roberto de Jesús Soto García trabajó con otros cárteles entre los cuales se encuentra el Cártel de los Soles y el Cártel del Atlántico.
Hasta el momento no se sabe cuándo se procederá con la extradición del acusado, ni los términos de dicho acuerdo.

No comments:

Post a Comment