Adama Barrow, presidente electo de Gambia, y Yahya Jammeh, presidente saliente del país africano (Reuters)
Adama Barrow, presidente electo de Gambia, y Yahya Jammeh, presidente saliente del país africano (Reuters)
El presidente de Gambia, Yahya Jammeh, dijo que dejará el poder, tras 22 años en el cargo, tras la mediación de Guinea y Mauritania, con la amenaza de una operación militar de los países de la región en ciernes.
"He decidido hoy, con la conciencia tranquila, ceder el mando de esta gran nación con una infinita gratitud hacia todos los gambianos", dijo en una declaración transmitida por la televisión estatal.
El país, pequeño Estado anglófono enclavado en Senegal, con la excepción de una pequeña franja costera, estaba sumido en una profunda crisis después de que Jammeh anunció el 9 de diciembre que no cedería el poder a Adama Barrow.
Barrow, de 51 años, que ganó las elecciones el 1 de diciembre, debió finalmente jurar el cargo el jueves por la tarde en la embajada de su país en Dakar.
La ceremonia de investidura de Adama Barrow (Reuters)
La ceremonia de investidura de Adama Barrow (Reuters)
Luego de múltiples intentos para persuadir a Jammeh, los presidentes de Guinea, Alpha Condé, y de Mauritania, Mohamed Uld Abdel Aziz, viajaron el viernes a Banjul para una última mediación.
"Mi decisión de hoy no fue dictada por nada más que el interés supremo por ustedes, el pueblo de Gambia, y por nuestro querido país", dijo Jammeh.
Varios países de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) enviaron tropas a Gambia para presionar a Jammeh tras la jura de Barrow.
La operación bautizada "restaurar la democracia" fue lanzada poco después de que Adama Barrow asumiera la presidencia.
Acusado de violar los derechos humanos por numerosas oenegés internacionales, Yahya Jammeh, que llegó al poder en 1994 con un golpe de Estado, dirige desde entonces el país con mano de 
hierro
.Yahya Jammeh durante un acto electoral en noviembre (Reuters)

Yahya Jammeh durante un acto electoral en noviembre (Reuters)
Durante las negociaciones varias fuentes de las delegaciones indicaron que uno de los puntos importantes era qué país recibirá a Jammeh.
Una fuente guineana indicó que debían "encontrar un país lo suficientemente lejos de Gambia para impedir que Yahya Jammeh interfiera en el proceso democrático".
La escalada de la tensión ha llevado a miles de gambianos, residentes extranjeros y turistas a abandonar el país.
Más de 45.000 personas huyeron del país desde principios de enero, la mayoría hacia Senegal, informó el viernes la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), que teme que los flujos migratorios vayan en aumento si la crisis persiste.
Con información de AFP