Estambul, 31 de dic, 2016
Tres terroristas vestidos de Papá Noel entraron este sábado por la noche en una famosa discoteca de Estambul y dispararon a quemarropa, causando al menos 35 muertos y 40 heridos. El ataque tuvo lugar en el club Reina, situado en la orilla del Bósforo.
"Al menos 35 de nuestros compatriotas perdieron la vida, incluido un policía", anunció Vasip Sahin, gobernador de Estambul, poco después del ataque. Según la cadena de televisión NTV, varias personas se lanzaron al Bósforo para escapar de los disparos.
Por su parte, un periodista de CNN Turk advirtió que un atacante aún estaba dentro del local y que las fuerzas especiales de la Policía estaban preparando una operación para entrar en el edificio.
Las imágenes de la televisión mostraron vehículos blindados de la policía que rodeaban la discoteca mientras decenas de ambulancias acudían a la escena.
Infobae