Guerrilleros del ELN
Guerrilleros del ELN
El Ejército colombiano cree que miembros de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) colocaron el explosivo oculto bajo un balcón que causó la muerte hace dos semanas a una niña indígena en el departamento colombiano del Chocó (oeste).
El ELN indicó en un comunicado que desde el pasado 30 de marzo no opera en la zona en que estalló el explosivo. Sin embargo, las sospechas recaen sobre el grupo, acostumbrado a este tipo de actos que se recrudecieron en los últimos meses.
La niña halló el artefacto explosivo oculto, cerca al río Evarí, en la aldea de Virudó, en el Chocó, que explotó cuando la menor empezó a jugar.
Según la Armada colombiana, el explosivo "al parecer fue dejado en la zona por el Frente Resistencia Cimarrón" del ELN.
El ELN denunció que en esa zona el Ejército ha realizado operaciones militares, por lo que solicitaron "a los organismos de derechos humanos investigar para que se esclarezcan estos hechos".
El Gobierno de Colombia y el ELN, la segunda guerrilla del país después de las FARC, tenían acordado instalar el 27 de octubre en Quito una mesa de diálogos de paz.
Sin embargo, el presidente Juan Manuel Santos aplazó el viaje a Ecuador del equipo negociador a la espera de la liberación del ex congresista Odín Sánchez Montes de Oca, secuestrado hace siete meses en el Chocó.
El gobierno pide al ELN un cese del fuego en Navidad y año nuevo
El jefe negociador del gobierno colombiano con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), Juan Camilo Restrepo, pidió un cese unilateral del fuego a ese grupo insurgente como una tregua en Navidad y año nuevo para el país.
"Un cese unilateral, como el que ya decretó para plebiscito, sería un tregua de Navidad y año nuevo propicia para iniciar diálogos en 2017", afirmó Restrepo en su cuenta de Twitter, en alusión a la reunión que se espera realizar en enero para comenzar una mesa pública de conversaciones con ese grupo insurgente.
"Sería un gesto que construiría confianza para cuando comience la fase pública de negociaciones, que ojalá sea en enero de 2017", agregó Restrepo.
El representante del gobierno ante la segunda guerrilla del país, después de las FARC, dijo además: "Qué bueno sería que esta pausa hasta el 10 de enero la aprovechara el ELN para decretar un cese unilateral de fuegos y de hostilidades".
"Por el momento nos encontramos en un período de reflexión hasta el 10 de enero 2017, solicitado por el ELN para hacer consultas", dijo. Y añadió que "concluida la paz con las FARC viene ahora la paz completa, que no es otra cosa que buscar fin del conflicto por la vía negociada con el ELN".