El presidente chino, Xi Jinping (EFE)
El presidente chino, Xi Jinping (EFE)
El Ministerio de Defensa de China dijo este sábado que ha estado hablando con Estados Unidos sobre la devolución de un drone submarino incautado por una embarcación en el Mar de la China Meridional, aunque indicó que Washington no está ayudando al "exagerar" el asunto.
El drone fue descubierto el jueves -el primer hallazgo de este tipo que se recuerda- a unos 100 kilómetros al noroeste de la Bahía de Subic, en Filipinas, justo cuando el barco de investigación oceanográfico USNS Bowditch se disponía a sacarlo del mar, dijeron funcionarios estadounidenses.
El Ministerio de Defensa chino dijo que una embarcación de su país descubrió una pieza de un "equipo no identificado" y lo analizó para evitar problemas de seguridad para la navegación, antes de descubrir que se trataba de un drone estadounidense.
"China decidió devolverlo a Estados Unidos de manera apropiada y ambos países han estado todo el tiempo en comunicación al respecto", señaló el ministerio en su sitio web. "Durante este proceso, la exageración unilateral y abierta estadounidense fue inapropiada, lo que no benefició a la resolución fluida del asunto. Nos lamentamos por esto", agregó.
El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, entró el sábado en la controversia tuiteando: "China roba drone de investigación de la Marina de Estados Unidos en aguas internacionales – lo saca del agua y se lo lleva a China en un acto sin precedentes".
Sin señalar de forma directa si el drone estaba operando en aguas que China considera suyas, el ministerio dijo que barcos y aviones estadounidenses llevan mucho tiempo realizado labores de vigilancia y control "en presencia" de aguas chinas. "China se opone de forma resuelta a esto y exige a Estados Unidos que detenga este tipo de actividad", señaló.
Por su parte, Estados Unidos afirmó que el drone "estaba realizando una investigación militar de forma legal en aguas del Mar de la China Meridional", dijo un funcionario que pidió permanecer en el anonimato. "Es un aparato con inmunidad soberana, que dice en inglés claramente que no debe ser sacado del agua y es propiedad estadounidense", agregó.
Con información de Ben Blanchard (Reuters)