Por dos días, los uruguayos no podrán recargar los tanques de combustible
Una huelga nacional de estaciones de servicio en Uruguay se inició este lunes y se extenderá por 48 horas, durante las cuales no se distrubuirá combustible a la población. Esto provocó largas filas de vehículos en las principales ciudades durante el fin de semana.
La medida fue acordada por la Unión de Vendedores de Nafta de Uruguay (Unvenu) como una señal de protesta ante una nueva política del gobierno de Tabaré Vázquez que podría afectar sus márgenes de ganancia, al mantener los precios fijos establecidos por el gobierno pero habilitando a los distribuidores mayoristas a fijar su precio de venta.
Sin embargo, la Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland (Ancap) fustigó la protesta, en un comunicado difundido por la Presidencia: "La medida patronal convocada intenta distorsionar el abastecimiento de combustible afectando a la población en su conjunto, tomándola como rehén de sus intereses". El domingo, consumidores de diversas localidades del país denunciaron el agotamiento de nafta, ante la demanda récord por prevención.
Durante las dos jornadas, únicamente podrán recargar combustible las ambulancias, vehículos policiales y de bomberos. El resto de la población deberá racionar lo que haya podido comprar con anterioridad. El gerente de la Unión Nacional de Vendedores de Nafta del Uruguay (Unvenu), Federico de Castro, anunció a El País que se espera la medida tenga una adhesión mayor al 80 por ciento.
"Estamos abiertos a recibirlos", aseguró recientemente a la prensa la ministra de Industria, Energía y Minería, Carolina Cosse. En tanto, el ministerio informó en un comunicado que realizó "gestiones" con el objetivo de "asegurar el abastecimiento de las empresas de transporte de pasajeros durante la suspensión del suministro de combustible".