Tuesday, November 22, 2016

REQUIEM

Réquiem

Nelson Castellanos
19 Noviembre, 2016
Elevo una oración por el alma de miles de venezolanos, el país llora, sus calles están manchadas con sangre de los mártires de la libertad… producto de la represión y la incapacidad gubernamental. Quisiera que las iglesias de nuestros pueblos oficiaran una Misa de difuntos, por los que han desaparecido defendiendo sus derechos, los que mueren por falta de asistencia médica y de medicinas, por los bebes que fallecen por falta de higiene hospitalaria, por las pequeñas vidas que se apagan por desnutrición y por las 250.000 muertes impunes de venezolanos, en manos del hampa tolerada.
Las familias visten de luto, las Madres secan sus lágrimas mientras rezan por el alma de sus deudos. No tengo en mis manos un teclado como Mozart o Verdi, para escribir una melodía que exprese toda la dimensión del dolor.
En Venezuela Juan Bautista Plaza, Juan Carlos Núñez, Aldemaro Romero o el inolvidable amigo Carlos Duarte, compusieron réquiems. Pero es nuestra insigne pianista Gabriela Montero, quien mejor ha expresado el dolor de los venezolanos con su pieza musical ExPatria.
La compuso para darle una voz al pueblo frente al sufrimiento, la frustración, la pérdida del país, la violencia, la corrupción, la ausencia de democracia y la violación de derechos humanos.
Por no ser músico escribo, por los que se fueron luchando… también por nosotros, que formamos parte de esa humanidad que se disminuye, cuando desaparece un ser humano.
En mi “Introito” supe que tenía que volver a verlos, recorrí archivos y fotos, necesitaba ver sus rostros, recordar que eran personas a quienes le segaron su futuro… por disentir. Nombraré algunos, para que, en representación de tantos, pueda pedir… Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, perdónales sus pecados y brille para ellos la luz perpetua.
Oro también por la gente, porque sus tiempos no pueden depender de los abusos del poder, rezo porque volvamos a ser un santuario de humanidad, donde reine el respeto, la justicia y la solidaridad. La convivencia, los derechos humanos, el desarrollo de las personas, la democracia, la paz y la libertad.
Un gobierno que no fomente y preserve la Humanidad, es antinatural, por el bien de los individuos, de los pueblos y de las naciones, debe ser combatido hasta su extinción.
Franklin Brito se atrevió a desafiarlo, observo sus fotografías… un cuerpo enflaquecido de mirada penetrante, que interroga. Me pregunta porque su gesto pacifico de protesta, fue silenciado por cobardía y el olvido de la sociedad, que prefirió mirar hacia el otro lado.
Le confiscaron su fundo sin existir necesidad pública, el gobierno otorgó Cartas Agrarias a los vecinos sobre su propiedad, impidiéndole el ingreso… una manera de robarlo. Los tribunales chavistas le impidieron acceder a la justicia y al debido proceso, violaron la protección de sus derechos, lo privaron de libertad, lo recluyeron de manera forzosa, lo arrastraron a la huelga de hambre y a la muerte… pero jamás doblegaron su espíritu.
En agosto del 2010. Su hija Ángela informó que el estado de su padre era muy delicado y se agravaba cada día. Su peso era de 38 kilos… 13 días después fallece, hoy descansa en paz y sigue siendo un hombre libre… sus verdugos perdieron todo rastro de humanidad, ellos no lo saben, pero están muertos en vida.
Observo fotos de una hermosa joven Génesis Carmona, un año antes había sido coronada Miss Turismo Carabobo, la joven estudiante de Mercadeo marchaba por primera vez, ejerciendo su derecho constitucional a la protesta.
Ante la mirada inconmovible de la Guardia Nacional Bolivariana, grupos armados del gobierno, dispararon a la cabeza de los estudiantes, probablemente inspirados en las tesis de Roy Chaderton, quien asegura que la bala que atraviesa la cabeza de un escuálido, produce un chasquido distinto.
Génesis fue una de las ocho personas heridas con armas, durante la protesta estudiantil. En medio del caos producto del irracional ataque, la joven buscaba a su hermana, negándose a irse sin ella y… cayó al piso.
Observo la foto cuando la trasladan al hospital, sobre una moto en brazos de un amigo y pienso que el odio es el mayor enemigo de la Humanidad. Recordé como el gobernador del estado Carabobo, Francisco Ameliach, un día antes llamó a las Unidades de Batalla Bolívar-Chávez a enfrentar la marcha y a prepararse para el “contraataque fulminante” contra los “fascistas”, agregando que Diosdado Cabello daría la orden.
En la esquina de Tracabordo, cayó muerto de un tiro por detrás en la cabeza, el joven de 23 años Bassil Dacosta, del trágico suceso existen videos y fotografías que identifican a los culpables. Allí observamos uniformados, armados con pistolas y escopetas, disparando y recargando sus armas, a pocos metros de una patrulla de la PNB y de funcionarios en motos de la Guardia Nacional.
Por este homicidio hay 8 funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia imputados, pero solo uno está detenido, los demás son juzgados en libertad. Cuando no se comparten valores democráticos, ni principios fundamentales, ni se respetan los Derechos Humanos… no se comparte lo esencialmente humano.
Rememoro dos casos aterradores, el de Geraldine Moreno y el del niño Kluiberth Roa, la primera fue asesinada por la GNB, cuando observaba la lucha por la liberación de Venezuela. El guardia que la perseguía la alcanzó cuando se cayó, al levantarse le disparó a quemarropa a su cara, la escalofriante foto con el rostro de Geraldine destruido me sobrepasa, ejemplo del salvajismo y la calaña del régimen.
Kluiberth era solo un niño, su rostro infantil no debemos olvidarlo, ayudaba a un estudiante herido cuando la policía venezolana arremetió contra ellos. Intentó esconderse debajo de un vehículo, pero lo descubrieron, pidió que no lo mataran… y le dispararon en la sien.
El asesino tenía apenas 23 años, sentenciado por delitos de homicidio intencional calificado por motivos fútiles e innobles, uso indebido del arma y quebrantamiento de convenios internacionales, ¿Es el único responsable? o el general Padrino López, tiene su cuota por su resolución 8610, que permite el empleo de armas potencialmente mortales, en el control del orden público.
Amnistía internacional en su informe Venezuela 2015/2016, señala: Continúan las agresiones contra los derechos humanos, las personas que se oponen al gobierno afrontan juicios y encarcelamientos sin garantías. Denuncia el uso excesivo de la fuerza por parte de la policía y las fuerzas de seguridad, con un saldo de decenas de muertes, en circunstancias que podía tratarse de homicidios ilegítimos; la mayoría de los responsables no comparecieron ante la justicia, por la falta de independencia del poder judicial.
Un réquiem comienza con el estremecedor Descanso eterno otórgales, Señor. Pero termina con la secuencia del Día de cólera. Que es hoy, por la memoria de los difuntos pido silencio en nuestros corazones.
Por la gente de mi país, pido compromiso hasta que seamos libres nuevamente, compartir nuestra humanidad hasta lograrlo… “por consiguiente nunca preguntes por quién doblan las campanas: doblan por ti”. (John Donne)
Ex Cónsul de Venezuela en París
Presidente de Venezuela-Futura, Francia

No comments:

Post a Comment