Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas fueron arrestados en Haití en 2015
Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas fueron arrestados en Haití en 2015
 
En las últimas horas se presentaron importantes pruebas en el caso de los narcosobrinos de Cilia Flores y Nicolás Maduro. Aunque la defensa dio un duro golpe a la Fiscalía al demostrar que un testigo mintió bajo juramento, la situación sigue siendo compleja para Efraín Campo y Francisco Flores. Más aún después de revelarse un audio en el que Campo reconoce que el régimen chavista controla el narcotráfico en Venezuela.
En una conversación sostenida el 26 de octubre de 2015 en Caracas con agentes encubiertos de la DEA, el sobrino de la primera dama venezolana reconoce que en el país opera el Cártel de los Soles, organización a la que es vinculado el ex presidente de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello.
"En Venezuela operan el Cártel de los Soles [controlado por altos oficiales de las Fuerzas Armadas] y por otro lado la gente del Gobierno, que eran unos ejecutivos del Gobierno que habían estado trabajando [traficando droga] y entre todas las personas se encargaron de fumigar [eliminar] todo aquel que intentaba entrar a trabajar al país", declaró Campo al informante de la agencia antidroga norteamericana, consigna El Nuevo Herald.
Revelaciones a agentes encubiertos de la DEA complican la situación de los narcosobrinos
Revelaciones a agentes encubiertos de la DEA complican la situación de los narcosobrinos
El joven acusado por narcotráfico agregó que esos dos grupos se apoderaron del control del negocio en Venezuela. "Acabaron con el tema del narcotráfico acá, solamente eran ellos los que trabajaban".
Luego de una serie de cambios en la metodología de las operaciones, sostuvo que finalmente el control lo tomaron los líderes de los dos bandos del chavismo, militar y civil.
"Eso [las operaciones de cooperativas] acá se acabó. Acá se acabó, porque estas dos grandes personas acabaron con todo aquel que estuviese trabajando con el narcotráfico", aseguró.
En esa grabación Campo no identificó a los dos líderes a los que hacía referencia, pero previamente había mencionado brevemente a Diosdado Cabello, investigado por la Justicia norteamericana por narcotráfico.
"Es un funcionario de mucho poder de acá… de mucho poder. (…) Está metido en supuesto peo con los gringos porque supuestamente [está metido] en el traquete [narcotráfico] y vaina", le comentó el sobrino de Maduro al agente de la DEA.
Campo calificó a Cabello como un hombre "bravo"; sin embargo, atribuyó los comentarios que lo vinculan al narcotráfico a "rumores".
Las grabaciones de los acusados tomadas antes de las detenciones en Haití y las confesiones de los propios sobrinos de Maduro complican su situación de cara al veredicto final.
La defensa del caso busca demostrar que Campo y Flores en realidad eran "demasiado estúpidos" para estar involucrados en el tráfico de drogas y que la operación de enviar droga a Estados Unidos fue orquestada por la DEA por motivos políticos.