Wednesday, November 2, 2016

MOSCÚ: GOBIERNO RUSO CIERRA OFICINA DE AMNISTIA INTERNACIONAL




Imagen de la oficina de Amnistía Internacional en Moscú precintada. (AMNISTÍA INTERNACIONAL)
  Moscú | 2 de Noviembre de 2016 
Las autoridades rusas cerraron este miércoles la oficina de Amnistía Internacional (AI) en Moscú, sin que los representantes de dicha organización de derechos humanos conozcan el motivo, reportó EFE.
"La oficina de Amnistía Internacional en Moscú ha sido precintada", escribió Serguéi Nikitin, director de AI, en su cuenta de Twitter.
Nikitin, que colgó una foto con el sello del Gobierno moscovita en la puerta de la oficina, explicó a medios locales que arriendan el local directamente al Estado ruso y que siempre han pagado religiosamente el alquiler.
Los colaboradores de AI se toparon esta mañana con que la puerta carecía de cerradura y alguien había instalado una alarma para evitar la entrada en el local, mientras que en el teléfono que figura en el precinto no responden a las llamadas.
"Prohibido abrir el local sin la presencia de un representante del departamento", reza el precinto municipal, cuya imagen ha sido publicada por la web oficial de la institución junto a un comunicado.
"Dado el clima actual para la sociedad civil en Rusia, hay sin duda un número indefinido de explicaciones plausibles, pero es demasiado pronto para sacar conclusiones. Estamos trabajando para resolver la situación con la mayor rapidez posible y confiamos en que haya una simple explicación administrativa a este revés para nuestro trabajo", señala AI.
En la nota añade que sus representantes están "totalmente seguros de haber cumplido todas sus obligaciones como arrendatarios".
Amnistía Internacional, organización que únicamente tiene presencia en los países que la invitan formalmente, opera en dicha oficina desde hace 20 años.
El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo desconocer los motivos por los que la oficina de AI había sido precintada por el Gobierno moscovita.
Nikitin criticó en su momento la controvertida ley promulgada por el presidente ruso, Vladímir Putin, que considera "agente extranjero" a todas las organizaciones no gubernamentales que reciben financiación exterior.
Algunas de esas organizaciones tuvieron que renunciar a becas y romper los contratos con clientes de otros países, lo que limitó en gran medida sus actividades.

No comments:

Post a Comment