El presidente chino, Xi Jinping (AP)
El presidente chino, Xi Jinping (AP)
El presidente chino Xi Jinping denunció en la prensa oficial "complots" dentro del partido comunista, criticó la corrupción y el fraude electoral y pidió reforzar el control ideológico de sus miembros.
Esta firmeza llega tras una reunión la semana pasada con centenares de altos cargos comunistas que dieron a Xi un "papel central" en el liderazgo del país y pidieron reformar "las normas de la vida política".
Desde su llegada en 2012 a la cabeza del partido, Xi lucha sin tregua contra la corrupción entre las élites comunistas.
El Periódico de Pueblo, un medio oficial, publicó el jueves en su versión en papel dos documentos que dan detalles de la reunión acompañados de comentarios de Xi.

Aniversario número 95 de la fundación del Partido Comunista Chino (AFP)
Aniversario número 95 de la fundación del Partido Comunista Chino (AFP)
"Un puñado de altos dirigentes del Partido, superados por su ambición, sedientos de poder, han fingido observar la línea oficial, han formado camarillas para sus intereses personales (…) y han fomentado complots políticos", denuncia el líder.
El nepotismo y el fraude electoral no se han podido detener
Además Xi explicó que "los abusos de poder, la corrupción y la violación de la ley de la disciplina se han multiplicado".
En septiembre estalló un caso de compra de votos implicando a varios diputados de la provincia de Liaoning (noreste).
La campaña anti corrupción lanzada por Xi ha llevado a castigar a más de un millón de miembros del partido, entre ellos los que el líder chino llama "moscas" (responsables de bajo nivel) y "tigres" (altos dirigentes), como el ex jefe de seguridad Zhou Yongkang o varios generales del ejército, ahora en prisión.
Con información de AFP
INFOBAE