La canciller alemana, Angela Merkel (Reuters)
La canciller alemana, Angela Merkel (Reuters)
La canciller alemana, Angela Merkel, repetirá como candidata de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) en las elecciones legislativas de 2017 para tratar de lograr un cuarto mandato, según indicó la agencia de prensa alemana DPA, citando a fuentes cercanas al partido.
La canciller, de 62 años, comunicó a la dirección de la CDU, reunida este domingo en Berlín, su intención de seguir al frente de la formación, y de presentarse como candidata para la cancillería durante las legislativas.
El anuncio se filtró poco después de que comenzara el encuentro de la ejecutiva del partido conservador, que convocó una rueda de prensa para las 18.00 horas GMT.
Merkel, presidenta de la CDU desde 2000, asumió las riendas de la primera potencia europea en 2005, al vencer al socialdemócrata Gerhard Schröder en las urnas. Tras once años en el cargo, Merkel es ya la mandataria de la Unión Europea con más experiencia de gobierno.
Esta semana, Barack Obama le brindó su respaldo en Berlín durante su última gira internacional como presidente de Estados Unidos. "Si fuera alemán, le podría dar mi apoyo", dijo.
Frente al auge de las tendencias autoritarias en el mundo, el diario The New York Times la calificó de "último baluarte de los valores humanistas de Occidente".
En una encuesta realizada por el instituto Emnid y divulgada por el diario Bild, el 55 por ciento de los alemanes manifestó su apoyo a una cuarta legislatura, mientras que el 39 por ciento se mostró en contra, 11 puntos menos que el pasado mes de agosto.
Arrasa entre los simpatizantes de la CDU (92 por ciento) y entre las mujeres (66 por ciento). Además, el 54 por ciento de los votantes del Partido Socialdemócrata (SPD) quiere que continúe Merkel.
Si las elecciones legislativas se celebraran ahora, la CDU y sus socios bávaros de la CSU lograrían el 33 por ciento de los votos, 9 puntos por delante de los socialdemócratas.
Junto a ellos en el Parlamento estarían como ahora Los Verdes (12 por ciento) y La Izquierda (9 por ciento), mientras que los populistas de Alternativa para Alemania (Afd) irrumpirían en la cámara con el 13 por ciento de los votos y regresarían también los liberales del FDP al lograr el mínimo del 5 por ciento.