Nicolás Maduro, presidente de Venezuela (AFP)
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela (AFP)
 
Nicolás Maduro, convocó a las máximas autoridades de Defensa y de los poderes públicos para evaluar "el golpe parlamentario" de la oposición, que aprobó este martes un juicio político en su contra.
"En uso de mis atribuciones, he convocado para este miércoles a las 11 de la mañana (15:00 GMT) al Consejo de Defensa de la Nación, a todos los poderes públicos para evaluar el golpe parlamentario de la Asamblea Nacional y el plan de diálogo para la paz", aseguró Maduro durante un acto en Caracas con sus partidarios.
"No vamos a permitir golpe parlamentario de ningún tipo. Si se comen la luz, actuaremos con la Constitución y la mano de hierro de la unión cívico-militar. Nadie nos quitará el derecho a la libertad", enfatizó ante una multitud que respondía con cánticos como "¡Venezuela no es Brasil!"


(AFP)
(AFP)
Maduro también aseguró este martes que personalmente irá el domingo a isla de Margarita a la instalación de un diálogo con sus adversarios anunciado por el Vaticano, pese al rechazo de varios líderes opositores. "Voy a seguir insistiendo en el diálogo y yo mismo voy a ir a la mesa a conversar con todos los actores que estén ahí", afirmó
El presidente de Venezuela indicó que está preparado para ir a las comisiones de trabajo; sin embargo, destacó que la oposición no quiere dialogar "porque desde Norteamérica el gobierno de Barack Obama ha ordenado incendiar Venezuela".


El Parlamento de Venezuela, de mayoría opositora, acordó este martes iniciar un juicio "político y penal" contra Maduro para determinar su responsabilidad en la "ruptura del hilo constitucional" por la suspensión del referendo revocatorio.
Calificándolo de "juicio político" aunque no está estipulado en la Carta Magna, los diputados también acordaron citar a Maduro a la sesión del próximo martes para que "se someta al escrutinio del pueblo" y responda a las acusaciones.