Thursday, October 20, 2016

PROVECHOS Y DESPECHOS

 'The Washington Post': El mensaje de Obama a Raúl Castro es 'haz lo que quieras'



Obama, junto a Raúl Castro en La Habana. Marzo de 2016, EFE
20 de otbre, 2016.
El presidente estadounidense, Barack Obama, está enviando al régimen de Raúl Castro el siguiente mensaje: "Ningún nivel de represión podrá descarrilar" la política de acercamiento a La Habana, lo cual es "extraño y desafortunado", critica el diario The Washington Post en un editorial.
La publicación recordó que el pasado viernes Obama anunció una directiva presidencial y nuevas medidas de flexibilización del embargo diseñadas para intentar hacer "irreversible" su cambio político hacia Cuba. "Esto sería 'independientemente de los resultados', que hasta ahora han sido insignificantes, al menos en términos de libertad y prosperidad para el sufrido pueblo de Cuba", señala el diario.
Menciona que el régimen ha arrestado este año al menos a 8.505 opositores pacíficos y destaca el caso del abogado independiente Julio Alfredo Ferrer Tamayo, detenido el 23 de septiembre durante el violento allanamiento de la sede del Centro de Información Legal Cubalex.
Por otra parte, recuerda, el Gobierno cubano ha decidido bloquear la entrega de nuevas licencias para restaurantes privados en La Habana y ha advertido a los existentes que endurecerá la aplicación de las regulaciones, en un indicio de que se resiste a permitir un mayor desarrollo del sector no estatal.
La respuesta a las más recientes medidas de la Administración norteamericana, entretanto, ha sido acusar a Washington de continuar con "su propósito de promover cambios en el orden político, económico y social" cubano y convocar manifestaciones contra el embargo, "parte de una amplia campaña antiestadounidense concebida en coincidencia con el anuncio de Obama", apunta The Washington Post.
"Una interpretación optimista de estos desarrollos —dice— podría ser que la estrategia de la Administración está funcionando: Temerosos de la posibilidad de una actividad comercial más libre e ideológicamente desafiante en ausencia del enemigo yanqui", los líderes cubanos necesitan intentar recuperar el control y acorralar a los disidentes, "sospechosos habituales", señala.
"Esto podría ser cierto, pero los acontecimientos recientes también muestran la tensión entre los objetivos del presidente (estadounidense) de hacer negocios con el Gobierno cubano como un igual legítimo y liberar al pueblo cubano de la miseria que es causada por ese mismo Gobierno", advierte The Washington Post. "Incluso a la defensiva ideológica, el régimen conserva la capacidad de resistir al cambio y castigar a los ciudadanos que tratan de llevarlo a cabo", añade.
El periódico asegura que no se opone al deshielo con La Habana, pero sí "a la decisión de Obama —contraria a sus promesas iniciales— de excluir del proceso a los cubanos que han luchado valientemente por una mayor libertad".
"Ahora, Obama está dando al régimen luz vede: Ningún nivel de represión podrá descarrilar su política. Este es un extraño y desafortunado mensaje", concluye.

¿Qué más quiere Castro de Obama?

Raúl Castro (c) recibe al presidente de Estados Unidos Barack Obama (d) hoy, lunes 21 de marzo de 2016, en la ceremonia oficial de recibimiento en el Palacio de la Revolución en La Habana (Cuba).
Raúl Castro (c) recibe al presidente de Estados Unidos Barack Obama (d) hoy, lunes 21 de marzo de 2016, en la ceremonia oficial de recibimiento en el Palacio de la Revolución en La Habana (Cuba).
 MartíNoticias
 Cuando se agota el tiempo del presidente Barack Obama en la Casa Blanca, y pese a su histórico legado en el acercamiento hacia Cuba, el Gobierno cubano quiere más mientras considera que lo alcanzado es positivo pero "insuficiente" e "injerencista".
En los últimos días el Gobierno cubano se ha mostrado cada vez más inconforme con lo alcanzado durante la presidencia de Barack Obama, generando confusión y asombro entre amigos y enemigos del histórico deshielo.
La serie de nuevas oportunidades de intercambios posible tras más de medio siglo de diferendo político, son vistas por La Habana como positivas pero “insuficientes”, incluso la más reciente prerrogativa presidencial fue catalagada por funcionarios y medios como “injerencista”.
Una reciente campaña ha apuntado con vehemencia a que Obama se va de la presidencia sin haber podido eliminar el embargo comercial que aplica Washington desde hace décadas, minimizando el alcance del actual acercamiento de su enemigo histórico.
"El presidente Obama se va, pero el bloqueo se queda", titula Granma la reproducción del texto íntegro de la reciente aparición en la Universidad de La Habana de la cara visible del deshielo: la funcionaria Josefina Vidal, directora de Estados Unidos en la Cancillería cubana.
El periódico oficial de los comunistas en Cuba publica este jueves una lista de 18 puntos con las principales demandas que hace La Habana a un Obama que ya está a punto de salir de la Casa Blanca.
A continuación la lista de demandas del Gobierno de Raúl Castro:
* Permitir a Cuba la apertura en EE.UU. de oficinas de información sobre viajes.

* Autorizar las exportaciones a Cuba de productos estadounidenses para ramas claves de la economía cubana, por ejemplo para la minería, el turismo, la biotecnología, la producción petrolera, entre otras.

* Autorizar importaciones de productos cubanos a EE.UU., más allá de los elaborados por el sector no estatal.

* Autorizar la importación en EE.UU. de cual­quier mercancía fabricada o derivada de productos cultivados, producidos o manufacturados en Cuba por empresas estatales (níquel, azúcar, tabaco, ron u otros). Solo ha permitido los productos biofarmacéuticos.

* Permitir la exportación a Cuba de insumos y equipos médicos que puedan utilizarse en la producción de productos biotecnológicos cubanos.

* Permitir formas más amplias de colaboración en el desarrollo, comercialización y suministro de medicamentos y productos biomédicos de origen cubano, por ejemplo, inversiones directas de compañías de EE.UU. y empresas mixtas.
* Permitir las ventas de materias primas que Cuba necesita para producir medicamentos para la población cubana y la de otros países en desarrollo.

* Autorizar a compañías estadounidenses comercializar tratamientos médicos cubanos en EE.UU.

* Autorizar a ciudadanos de EE.UU. recibir tratamientos médicos en Cuba y pagar por ellos.

* Permitir a entidades cubanas (bancos, empresas, etc.) abrir cuentas en bancos de EE.UU.

* Instruir a los representantes de EE.UU. en las instituciones financieras internacionales para que no bloqueen el otorgamiento de créditos u otras facilidades financieras a Cuba.

* Autorizar a individuos y compañías estadounidenses realizar inversiones en Cuba, más allá de las aprobadas para el sector de las telecomunicaciones.

* Autorizar a las subsidiarias estadounidenses a realizar negocios con Cuba, que no estén relacionados con la importación y exportación de bienes a Cuba (esto último está prohibido por la Ley Torricelli), por ejemplo, prestar servicios.

* Autorizar a compa­ñías estadounidenses realizar todas las transacciones y exportaciones relacionadas con la exploración y extracción de recursos de hidrocarburos localizados en la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de Cuba.

* Autorizar a compañías estadounidenses realizar transacciones y exportaciones para la prevención de derrames de petróleo en la ZEE de Cuba o en aguas territoriales cubanas.

* Autorizar a compañías extranjeras a que utilicen plataformas de petróleo de aguas profundas para la exploración y extracción, que tengan más de un 25 % de componentes estadounidenses.
* Autorizar a las plataformas de exploración extranjeras a que participen en la búsqueda de petróleo en la ZEE de Cuba y a utilizar productos de tecnología estadounidense.

* Eliminar la lista de Nacionales Espe­cialmente Designados, clasificación que se aplica a empresas cubanas o a empresas extranjeras con in­te­reses en Cuba, que una vez que reciben este calificativo, se les aplican todas las regulaciones del bloqueo y se ven imposibilitadas de realizar transacciones comerciales y financieras con EE.UU. o con entidades extranjeras en terceros países que estén
Los escollos, según Obama
Uno de los capítulos de la más reciente directiva presidencial de Obama, bajo el subtítulo de "Panorama estratégico", alude a los principales escollos para más avances en los vínculos bilaterales.
Entre ellos están:
-Gradualidad en los cambios para lograr estabilidad.
-Persiste la dualidad cambiaria y monetaria.
-Escasean las divisas para importar.
-Serie de leyes limitan la participación estadounidense en la economía cubana.
-Regulaciones del gobierno cubano y las prácticas de contratación opacas obstaculizan las transacciones que se permitirían en virtud de las leyes de los Estados Unidos con compañías estadounidenses.
-Cuba no es miembro de las instituciones financieras internacionales, tales como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, y el Banco Interamericano de Desarrollo, que podría ofrecer experiencia y posibles reformas económicas y financieras y proyectos viables para la inversión.
-La participación de los Estados Unidos con el gobierno cubano también se verá limitada por la continua represión de las libertades civiles y políticas en Cuba, expresó la directiva presidencial publicada la pasada semana.

No comments:

Post a Comment