Friday, October 21, 2016

NO LLEGA AYUDA INTERNACIONAL AL ORIENTE CUBANO

Ayuda internacional no llega a manos de damnificados por Matthew en Cuba

Bahía de Mata a una semana del huracán /Fotos de Francisco Manzanet
Bahía de Mata a una semana del huracán /Fotos de Francisco Manzanet
Martínoticias
"Aquí nadie tiene electricidad, el agua para tomar debemos hervirla con leña, y para guarecerse de las inclemencias del tiempo la gente ha improvisado techos, porque la mayoria sufrió pérdida total de las casas", relata uno de los afectados por el ciclón en Maisí.
A quince días del paso del huracán Matthew por el Oriente de Cuba y luego de que países, ONGs, el Programa Mundial de Alimentos y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia comenzaran el envío de ayuda a la isla, los residentes en las zonas más golpeadas aseguran que aún no las han recibido.
Enrique Gaínza, cuentapropista residente en el barrio Jobo Dulce, a unos dos kilómetros de la localidad de Baracoa, dijo a Martí Noticias que “excepto la Iglesia Católica, que distribuyó unas galletas”, nadie más ha pasado por allí para ver las necesidades de los damnificados de ese lugar.
"Aquí nadie tiene electricidad, el agua para tomar debemos hervirla con leña, y para guarecerse de las inclemencias del tiempo la gente ha improvisado techos, porque la mayoria sufrió pérdida total de las casas", relató.
El hombre precisó que en esa comunidad el gobierno ha “vendido” algunos alimentos, pero la ayuda que la gente esperaba se entregara de forma gratuita no la han visto llegar. Tampoco las autoridades del gobierno han ido a censar las casas para evaluar las pérdidas", agregó.
"Lo que se dice es que todo lo van a vender", precisó.
Cuba recibió el 18 de octubre un cargamento de ayuda humanitaria enviado por Japón para paliar los daños sufridos en el oriente de la isla por el paso del huracán Matthew, según reportes de medios de prensa.
La ayuda consiste en tiendas de campaña, mantas, bidones portátiles, purificadores de agua y rollos de cables, que fueron recibidos de parte cubana por la delegada del Ministerio de Comercio Exterior y la Colaboración Extranjera en el territorio Santiago de Cuba-Guantánamo, señala una nota en el diario estatal Granma.
En los últimos días Cuba también informó que ha recibido ayuda humanitaria de varios países e instituciones, entre ellos Venezuela, Paquistán y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de Naciones Unidas.
El avión financiado por el Programa Mundial de Alimentos, llegó a Cuba el 13 de octubre con una carga de alimentos para repartir entre las 180 mil personas en las zonas más afectadas por el huracán Matthew en Cuba.
"Una ración de arroz y frijoles a toda la población de los 4 municipios más impactados en la provincia Guantánamo: Baracoa, Maisí, Imías y San Antonio del Sur", aseguró entonces un comunicado de la PMA.
Además transportó pastillas para la cloración del agua, donadas por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).
Pero cubanos consultados por Martí Noticias aseguran que las ayudas de las que se habla en la prensa no están llegando a la población, y lamentan que los medios de comunicación cubanos no muestren la realidad tal como es.
Bahía de Mata a una semana del huracán /Fotos de Francisco Manzanet
Bahía de Mata a una semana del huracán /Fotos de Francisco Manzanet

El abogado cubano Roberto Quiñones, residente en la ciudad de Guantánamo, dijo en el programa Cuba al Día, de Radio Martí, que aún los daños materiales en la región no han sido cuantificados y el mayor esfuerzo parece estar concentrado en Baracoa.
Hasta este 18 de octubre había personas aisladas y desprovistas de todo tipo de ayuda por diversas causas, aseguró el abogado, quien considera que el mayor esfuerzo recuperativo está en la ciudad de Baracoa, no así en los caseríos aledaños y los municipios de Maisí e Imías, señaló.
Aunque las autoridades policiales están impidiendo la entrada a los territorios afectados de activistas y reporteros independientes, el abogado se ha apoyado en amigos y personas que pidieron el anonimato para reseñar lo que hasta este 19 de octubre ha podido conocer.
“La situación de Maisí e Imías es poco conocida, hasta ahora solo se conoce lo que los medios de prensa estatales están mostrando”, destacó el abogado en un detallado artículo sobre el tema publicado en portal Cubanet.
El fondo habitacional del municipio de Maisí está formado por unas 12.000 viviendas, y el 85% de ellas resultó perjudicado por el huracán. Muchas de las personas que vivian en esas casas se refugiaron en cuevas. Otras permanecen en centros de evacuación, señalan medios oficiales.
“Fue el propio presidente del consejo municipal de Maisi quien informó que todavía hay personas durmiendo en cuevas, y que continúa la insuficiencia en el suministro de agua potable en Maisí debido a la rotura de las tuberías que funcionan por gravedad.
Una población que supera los 20.000 habitantes recibe el líquido sólo con tres pipas de agua,
Desde hace varios días, activistas de organizaciones opositoras en Cuba han intentado llegar a esas zonas afectadas para brindarle ayuda a los necesitados. Sin embargo, han sido interceptados por las autoridades, detenidos, amenazados y despojados de dinero y pertenencias, entre ellas, teléfonos y cámara fotográficas, dijo el joven biólogo Juannier Rodríguez al periodista Luis Pelipe Rojas, en el Programa Contacto Cuba de Radio Martí.
Las colas para comprar los pocos alimentos que vende el gobierno son constantes, y a eso se une la presencia policial en todas partes de la ciudad de Baracoa, aseguraron Rodríguez y Gaínza.
En Baracoa hay muchas personas de otras provincias trabajando en labores de restauración “en muy malas condiciones”. También llegaron muchos camiones con integrantes de las tropas especiales que andan con perros por las calles, con la orden de detener a quienes vean tomando fotos en las calles, detalló Rodríguez.
La otra preocupación de los activistas residentes en Baracoa es lo difícil que resulta comunicarse con personas de otras regiones.
Martí Noticias ha intentado establecer comunicación telefónica con varios disidentes en el territorio costero de Bahía de Mata, Maisí, y en el municipio de Baracoa, pero ha sido imposible. Todas las líneas telefónicas permanecen fuera de servicio.
En un mensaje enviado a través de Facebook una vez que se restauró el acceso a internet en Baracoa, el activista Francisco Luis Manzanet alertó que “la Seguridad del Estado ha tomado todos los teléfonos de los opositores”, y eso les impide reportar lo que ocurre.
Manzanet publicó fotos de Bahía de Mata días después del paso de Matthew y escribió: “La situación acá es de terror, es insoportable. Emilio Almaguer ya fue liberado. Le ocuparon teléfono, computadora y 50 CUC. A Keiber Rodríguez también le quitaron el dinero”.
La Unión Patriótica de Cuba ha denunciado las detenciones ocurridas contra integrantes de ese grupo opositor cuando intentaban ayudar a la población con las donaciones recibidas desde el exilio.
Entre los detenidos se destaca el caso de Yoanny Beltrán, al que le quitaron el dinero cuando se disponía a viajar desde Guantánamo a Maisí para llevarle ayuda a una familia con tres niños que lo perdió todo.

No comments:

Post a Comment