El robo a Kim Kardashian en París tiene todas las características de haber sido orquestado por la "Pink Panther Gang", una pandilla de super-criminales que han robado decenas de millones de dólares en joyas desde 1984.
La banda consiguió su apodo después de un robo en Londres en el 2003, cuando un ladrón escondió un diamante en un pote de crema de belleza, algo similar a la trama de una de las películas de la Pantera Rosa sobre un inepto detective francés interpretado por el actor Peter Sellers.
Los miembros en su mayoría provienen de Serbia y Montenegro y son una red flexible de alrededor de 200 personas, cuyos trabajos son conocidos por su precisión y un mínimo de violencia. Suelen disfrazarse como golfistas o policías, y se estima que en total han recolectado un botín de más de $375 millones de dólares. Cannes, Tokio, Singapur y Dubai son algunas de las ciudades que fueron víctimas de sus ataques más importantes.
El atraco más lucrativo de la pandilla fue en Cannes, donde robaron $115 millones de dólares, incluyendo esta gargantilla equipada con cientos de diamantes blancos (AP)
El atraco más lucrativo de la pandilla fue en Cannes, donde robaron $115 millones de dólares, incluyendo esta gargantilla equipada con cientos de diamantes blancos (AP)
Si la "Pink Panthers Gang" estuvo involucrada en el robo a Kim Kardashian, en su apartamento del exclusivo hotel Pourtalès, debieron haber hecho una investigación previa. La pandilla probablemente inspeccionó las redes sociales de Kim, donde pudieron haber visto las joyas que llevaba puestas en París luego de que ella suba una foto con ellas a su Snapchat.
El collar que llevaba puesto Kim Kardashian podría ser uno de los objetos robados (Kim Kardashian Snapchat)
El collar que llevaba puesto Kim Kardashian podría ser uno de los objetos robados (Kim Kardashian Snapchat)
El Pourtalès no es un hotel propiamente dicho, sino un edificio de nueve pisos que contiene apartamentos diseñados para multimillonarios. Los Kardashians se hospedaban regularmente allí cuando llegaron a París, al igual que Madonna, Leonardo DiCaprio, Zlatan Ibrahimovic y el difunto Prince.
Los detectives que investigan el ataque a Kardashian habrán estado en contacto con sus colegas en Madrid, Belgrado y en la sede de Interpol en Lyon, pero puede ser que ya estén llegando a la conclusión de que este es otro crimen en el que la pandilla de los "Pink Panther" se habrían salido con la suya.
INFOBAE