La pareja contrajo matrimonio en 2009 (AFP)
La pareja contrajo matrimonio en 2009 (AFP)
El 28 de marzo de 2016, Ri Sol-ju acompañó al dictador norcoreano Kim Jong-un a inaugurar un nuevo complejo comercial y de centros de salud en la capital del país, Pyongyang.
Aquella tarde fue la última en la que la esposa del jefe de Estado se mostró ante las cámaras y la última en la que fue nombrada por algún medio de comunicación oficial.
Desde marzo que no hay información sobre la esposa del dictador
Desde marzo que no hay información sobre la esposa del dictador
Tras siete meses de aquel día, la prensa internacional ha comenzado a preguntarse sobre su paradero y el periódico británico The Independent plantea la teoría de un posible embarazo.
Según el periódico, ese sería el motivo por el que la esposa del dictador no participó de eventos importantes a lo largo del año, como el Congreso del Partido de los Trabajadores de Corea, celebrado en mayo, y en el que el dictador fue coronado como líder del país.
En caso de que finalmente se confirme la noticia, el bebé sería el único heredero de una fortuna que, según las estimaciones (no hay cifra oficial debido al hermetismo informativo del gobierno del dictador), supera los 4.000 millones de dólares.
Sin embargo, otros rumores de una posible inestabilidad en la pareja, que contrajo matrimonio en 2009, también han circulado. Por su parte, Toshimitsu Shigemura, experto en Corea del Norte de la universidad japonesa de Waseda, dialogó con el periódico británico The Telegraph y aseguró que la desaparición de la escena pública de Ri Sol-ju corresponde a una medida de protección, debido a las amenazas que recibe el líder norcoreano.