Los franceses volvieron a las calles a manifestar contra la reforma laboral impulsada por el presidente François Hollande. La movilización que tuvo lugar en París y se repitió en numerosas ciudades galas, fue anunciada por los sindicatos como la última antes de llevar el reclamo a la Justicia.



Al menos 8 policías y 4 manifestantes resultaron heridos en el marco de la protesta de este jueves (AFP)
Al menos 8 policías y 4 manifestantes resultaron heridos en el marco de la protesta de este jueves (AFP)

Otras 15 personas fueron detenidas antes y durante la movilización en París (AFP)
Aunque la mayoría de los participantes desfilaron pacíficamente, algunos episodios violentos estallaron entre miembros de las fuerzas del orden y jóvenes, al igual que en las concentraciones precedentes.
En la capital francesa, al menos cuatro manifestantes y ocho policías resultaron heridos, uno de ellos con quemaduras en una pierna. Además, quince personas fueron detenidas antes y durante la protesta.

En total, se registraron unas 110 marchas en todo el país
Unas 110 marchas tuvieron lugar en todo el país, acompañadas de paros en sectores como el transporte y la televisión. Solo en París, la protesta reunió a unas 13.000 personas (según la Policía) y unas 40.000 (según fuentes sindicales).
"Desde el primer día he oído decir que la unidad no iba a durar, pero todavía estamos aquí. Seguimos determinados", dijo este jueves antes de la marcha el líder de la CGT, Philippe Martinez.

"Hace falta que el Estado desempeñe su rol y lo ejerza con autoridad para que el mercado pueda ser más eficaz", dijo Hollande este jueves en una entrevista a la revista Le Débat, pese al rechazo sindical y ciudadano que provocó la reforma.
La ministra de Trabajo, Myriam El Khomri, que dio nombre a la ley, no se mostró preocupada ante la anunciada batalla jurídica, y desde su gabinete se alega que el trabajo previo se hizo con todo el cuidado necesario para evitar dificultades posteriores.
Para los sindicatos, la reforma aprobada este verano -que permite, entre otras medidas, ampliar la semana laboral y facilitar los despidos-, atenta contra los derechos de los trabajadores.
INFOBAE