Raúl Castro (EFE)
Raúl Castro (EFE)
La Habana culpó el domingo a Washington por la oleada de cubanos que intentan llegar a Estados Unidos por tierra y mar, acusando al Gobierno de Barack Obama de alentar la inmigración ilegal.
En los últimos dos años, miles de cubanos han llegado a la frontera de México con Estados Unidos o se han lanzado al mar con la esperanza de llegar al estado de Florida, en medio del temor a que la creciente distensión de las relaciones entre los enemigos de la Guerra Fría genere un cambio en la política migratoria estadounidense.
Bajo una ley de 1960, la "Ley de Ajuste Cubano", los ciudadanos de la nación de gobierno comunista son tratados como inmigrantes legales si ponen los pies en suelo estadounidense, una diferencia con los inmigrantes de cualquier otros país que son considerados ilegales.
En un comunicado del Gobierno dado a conocer por medios locales anunciando la llegada de 14 cubanos deportados por Colombia, Cuba dijo que estos ciudadanos son "víctimas de la politización del tema migratorio por parte del Gobierno de los Estados Unidos, el cual estimula una emigración ilegal e insegura".
Cuba dijo que sus ciudadanos reciben de parte de Estados Unidos "un tratamiento diferenciado y único en el mundo, al admitirlos de forma inmediata y automática, sin importar las vías y medios que utilizan, incluso si llegan de manera ilegal a su territorio".


Imagen de balseros cubanos que llegaron a Florida el pasado 12 de julio
Imagen de balseros cubanos que llegaron a Florida el pasado 12 de julio
Colombia anunció esta semana la pronta deportación de más de 1.000 cubanos que están varados en el país desde mayo en un pueblo cercano a la frontera con Panamá, en su intento por llegar a Estados Unidos.
Un informe del Pew Research Center publicado el domingo aseguró que durante los primeros 10 meses del año fiscal 2016 más de 46.500 cubanos habían llegado y sido admitidos en Estados Unidos sin visa, en comparación con los más de 43.000 en 2015 y poco más de 24.000 en 2014.
A medida que el largo viaje por tierra se hace más difícil y costoso, más cubanos buscan lanzarse al mar.
"Mis hijos dicen que van a salir en barco tan pronto como sea posible", dijo una afligida madre, que pidió anonimato, en la occidental provincia de Pinar del Río. "Yo les sigo diciendo que es demasiado peligroso. Pero no escuchan, están decididos a irse ahora", agregó.
La Guardia Costera de Estados Unidos dijo el sábado que repatrió a 97 inmigrantes cubanos encontrados en el mar y que desde el 1 de octubre al menos 5.786 cubanos han tratado de emigrar a Estados Unidos por vía marítima, en comparación con los 4.473 del año fiscal federal 2015.
Con información de Marc Frank (Reuters)
INFOBAE 

Gobierno cubano recibe a los 14 deportados por Colombia y culpa a EEUU

Según el MINREX, están siendo llevados a sus provincias de residencia

Catorce migrantes cubanos fueron deportados en avión de la Fuerza Aérea colombiana hacia Cuba (foto noticiascolombianas.com)
Catorce migrantes cubanos fueron deportados en avión de la Fuerza Aérea colombiana hacia Cuba (foto noticiascolombianas.com)
LA HABANA, Cuba.- Cuba confirmó hoy la llegada del primer grupo de 14 ciudadanos de la isla que fueron deportados el sábado por el Gobierno de Colombia, donde se encontraban de manera ilegal, y culpó a Estados Unidos de “politizar” el tema migratorio y estimular una emigración “ilegal e insegura”.
Un nota de la Dirección de Asuntos Consulares y de Cubanos Residentes en el Exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex) de la isla informó que a los cubanos deportados “se les realizó el control sanitario internacional establecido y están siendo trasladados a sus provincias de residencia”.
“Esas personas salieron de Cuba legalmente hacia diferentes países de América Latina y el Caribe, cumpliendo los requisitos establecidos por las regulaciones migratorias cubanas”, señaló el comunicado divulgado por medios oficiales este domingo.
Por ello, los ciudadanos cubanos que hayan salido legalmente del país y cumplan con la legislación migratoria vigente tienen derecho a retornar a Cuba.
Los cubanos deportados son parte de un grupo que en su mayoría permanece hacinado en una bodega en la localidad colombiana de Turbo, en la región caribeña del Urabá, fronteriza con Panamá, donde un número indeterminado de migrantes de la isla se ha amontonado con el propósito de transitar hacia Estados Unidos.
Las autoridades colombianas han advertido a los migrantes irregulares que permanecen en el municipio de Turbo, que aquellos que no salgan voluntariamente del territorio nacional serán deportados a su país de origen o a la nación por la que ingresaron a Colombia.
La cancillería de la isla apunta que en el intento de llegar a territorio norteamericano los cubanos “se han convertido en víctimas de traficantes y de bandas delincuenciales que operan en la región”.
Sostiene que estos ciudadanos son “víctimas de la politización” del tema migratorio por parte de EE.UU., que “estimula una emigración ilegal e insegura”, a través de la Ley de Ajuste Cubano, vigente desde 1966, la política de “pies secos-pies mojados”, y del “Programa de Parole para profesionales médicos cubanos”.
“Esa política constituye una violación de la letra y el espíritu de los acuerdos migratorios entre Cuba y los EE.UU., mediante los cuales ambos gobiernos asumieron la obligación de garantizar una emigración legal, segura y ordenada”, afirmó el comunicado.
Y la considera “incongruente” con el actual contexto bilateral, tras el deshielo diplomático entre La Habana y Washington, porque está “obstaculizando” la normalización de las relaciones migratorias entre Cuba y los Estados Unidos y creando problemas a otros países.
Una oleada de migrantes cubanos provocó a principios de este año una crisis en Centroamérica cuando se juntaron miles de personas en Costa Rica, situación que concluyó tras un acuerdo diplomático con su traslado vía aérea y terrestre a México, para que continuaran viaje a EE.UU..
(EFE)