Wednesday, July 6, 2016

VENEZUELA: SEREMOS LIBRES. JAMÁS NOS RENDIREMOS


Seremos Libres. Jamás Nos Rendiremos
Caracas, 6 de julio, 2016
A 205 años de la firma del acta de independencia la Colonia “Cubazuela” “creada en Revolución” nada tiene que ver con lo que fue la República de Venezuela.
Si en 1998 se hubiese dicho que presenciaríamos sucesos tan horrendos como los documentados durante la segunda guerra mundial, que movieron la conciencia del mundo, donde el pueblo Judío fue filmado en los campos de la muerte Nazis, desnudos, raquíticos, enfermos, o el horror vivido en los GULAG Socialistas, la gente hubiese dicho: “No vale, yo no creo”.
En ese entonces era impensable que en nuestra patria unos jóvenes seminaristas, por el sólo hecho de serlos, pudiesen ser salvajemente golpeados, aterrorizados mediante la amenaza de ser quemados vivos y humillados al ser desnudados completamente en plena calle y quemadas sus ropas por colectivos afectos al Estado-partido rojo rojote. O que nuestros jóvenes por defender su derecho a ser personas pudieran ser asesinados, desfigurados con perdigones a quemarropa o apresados y sometidos a tratos crueles, inhumanos y degradantes tales como: comer comida podrida, con gusanos, o beber agua de la poceta, porque es lo único que pueden comer o beber; serles arrancado el cuero cabelludo, en fin, torturados y violados tal como han denunciado reiteradamente los defensores de derechos humanos; cito a Tamara Suju, en su artículo “Psicópatas”: “Cuando pienso en como definir la actitud de aquellos que con maldad son capaces de poner la cabeza de un joven de 18 años bajo sus botas, ponerle electricidad en su cabeza, golpearlo una y otra vez en todo el cuerpo y tirarlo al piso en interiores y puyarlo con un palo en sus genitales, trato quizás erróneamente de encasillar como llamarlos,… tienen algo de psicópatas, sádicos y morbosos.”. Así mismo que hubiesen presos políticos, cuyas condiciones de presidio pudiesen ser tan terribles, como para enfermar y envejecer en pocos años a un hombre joven en prefecto estado de salud, como ocurrió con Iván Simonovis; o que murieran “los bebés de las patria” en los hospitales por falta de medicinas o “los niños de la patria” por desnutrición.
Son demasiados los crímenes perpetrados por el régimen, imposible mencionarlos todos. Así las cosas, la nación venezolana lleva 17 años librando una guerra de independencia contra el Estado-partido rojo, cuya nomenclatura cubana y venezolana han provocado un éxodo y destruido la República: las instituciones democráticas, la cultura solidaria y bonachona, la educación, la economía, la infraestructura, el medio ambiente, entre otros, y con ello ha pretendido mantenerse en el poder sometiendo a la gente mediante el control total, hambruna y miedo. No obstante, la necesidad de libertad, de independencia y de justicia resurge con mayor fuerza en la medida en que la situación se agrava. A mayores obstáculos la gente se crece y los supera.
No hay manera de que una camarilla de sociópatas, psicópatas y sádicos, desprovistos totalmente de piedad, conciencia, principios, en fin, de humanidad, sometan a una nación que ha decido ser libre, que no se rendirá, que luchará hasta el final y que fundamentada en su fe, hará lo necesario por reconquistar su libertad.
La nación venezolana será de nuevo una República democrática y soberana.
Elinor Montes.   

No comments:

Post a Comment