Friday, July 29, 2016

UNO SE PREGUNTA: CÓMO ES POSIBLE QUE HAYAN PUESTO EN LIBERTAD EL HOMBRE QUE TRATÓ DE MATAR A REAGAN


John W. Hinckley: el hombre que intentó matar a Ronald Reagan para sorprender a Jodie Foster Luego de estar 35 años internado en un centro psiquiátrico, este hombre recibió la libertad de parte de la justicia.


30 de julio, 2016 
Aquí, su historia y los motivos que tuvo para cometer este crimen.  Pocos sabían quién era John W. Hinckley Jr hasta el 30 de marzo de 1981, día en que intentó asesinar al entonces Presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, en las puertas del hotel Washington Hilton para impresionar a la actriz Jodie Foster.
Treinta y cinco años después, este hombre vuelve a hacer noticia, luego de que la justicia de su país ordenara su liberación. Menor de tres hijos, John W. Hinckley Jr nació el 29 de mayo de 1955 en Ardmore Oklahoma.
En su adolescencia se convirtió en un hombre obsesionado con las figuras públicas por lo que en 1976 fue a Hollywood con la esperanza de convertirse en un compositor famoso. Viviendo En Hollywood Fue en la ciudad de la fama donde Hinckley tuvo su primer "encuentro" con la actriz Jodie Foster a través de la película "Taxi Driver" de Martin Scorsese, protagonizada por la artista y Robert de Niro.
El joven se obsesionó con el film que trataba sobre un hombre que planea matar a un presidente, viéndola alrededor de 15 veces. El sueño de convertirse en compositor reconocido en la ciudad de Los Angeles no fue posible de cumplir y volvió a vivir junto a sus padres en Colorado. Fue ahí cuando empezó a comprar armas y mostrar los primeros signos de su enfermedad mental.
 Así, tras su obsesión con "Taxi Driver", Hinckley acechaba al ex Presidente Jimmy Carter para luego centrarse únicamente en su sucesor, Reagan, después de asumir el cargo en enero de 1981. Todo para impresionar a Jodie Foster
Tras los múltiples intentos fallidos para seducir a Jodie Foster, donde le enviaba declaraciones de amor que no eran correspondidas, Hinckley, emulando a lo ocurrido en su película favorita y con la misión de sorprender a quien se convirtió en su obsesión, intentó asesinar al entonces Presidente Reagan.
Los disparos no lograron acabar con la vida del Presidente, sin embargo, dejaron herido a Reagan; al secretario de prensa, James Brady; al agente del Servicio Secreto Timothy McCarthy y a un policía de Whashington, Thomas Delahanty. Hinckley fue detenido por el hecho, pero en 1982 la justicia concluyó que el joven no podía cumplir penas de cárcel porque poseía problemas mentales, y lo recluyeron en el hospital psiquiátrico Saint Elizabeth de Washington.
Los años de Hinckley en Saint Elizabeth En 1982, el atacante fue internado en Saint Elizabeth, lugar donde, según la Fiscalía norteamericana, "ha elogiado en prisión a Adolf Hitler y al asesino Charles Manson. Mantuvo correspondencia con el asesino múltiple Ted Bundy y coleccionó fotos de Jodie Foster, de las cuales llegó a tener 57". A partir de 2003, la justicia le permitió a Hinckley salir del recinto psiquiátrico y realizar visitas de un día a sus padres, hasta que en 2006 el permiso se amplió para tres días al mes.
 Desde abril de 2015 que el abogado Barry Levine, y la psiquiatra Deborah Giorgi-Guarnieri estában apelando por la libertad del hombre asegurando que "está en condiciones de salir (...) y no supone un peligro para la sociedad". Desde entonces que Hinckley podía visitar 17 días al mes a su familia en Williamsburg, Virginia. Luego de la decisión, los familiares de Reagan reaccionaron.
 Así, la hija del ex Mandatario, Patti Reagan, expresó que "espero que tengan razón los médicos cuando dicen que Jhon Hinckley no es un peligro para terceros, pero algo me dice que están equivocados". Libertad con restricciones Finalmente, el 27 de julio de 2015, el juez Paul L. Friedman ordenó la libertad de John W. Hinckley Jr a sus 61 años de edad porque "ya no supone una amenaza para él o para otras personas".
 Cuando deje el hospital Saint Elizabeth, Hinckley deberá vivir con su madre de 90 años en Williamsburg, Virginia, y tendrá que visitar a su psiquiatra una vez al mes. Si desea conducir sin un acompañante debe notificar al Servicio Secreto. Otra de las condiciones que le dieron para otorgarle la libertad es la prohibición de acercarse a cualquier alta autoridad del gobierno de turno.
Además, tendrá que trabajar o hacer de voluntario tres días a la semana, portar un teléfono móvil que registre sus actividades y movimientos y no podrá tener contacto con medios de comunicación, la actriz Jodie Foster ni miembros de los familiares heridos del ataque que realizó en marzo de 1981.
 Si quisiera obtener un perfil en algunas de las redes sociales, debe ser autorizado por su equipo médico. De no cumplir estas restricciones, será notificado a las autoridades.
 Fuente: Emol.com

No comments:

Post a Comment